dijous, 28 de febrer de 2013

Silence, please

El silencio está infravalorado, lo digo yo que me paso el día oyendo gritos y golpes, así que lo aprecio infinitamente. En casa, ya he llegado a la conclusión de que es un imposible, entre la escuela de danza y la discoteca, tengo suerte si me gusta la canción que está sonando en el ambiente.



Este fin de semana, los discotequeros de mi barrio han bailado y cantado al son de la nieve y de las gotas de lluvia, a pesar del mal tiempo. Que no de la climatología, y puntualizo, porque estoy un poco harta de que se culpe a la ciencia que estudia el clima y no al tiempo -ramalazo purista, que dice el roncador que tengo que soltarme la melena en esto de la lingüística, pero es más fuerte que yo.



Lo más curioso de todo es que, con tapones en cada oreja, dormía feliz soñando en animales mitológicos, concretamente en unicornios (que en mi imaginario debe de ser como soñar en esperanzas, por lo del silencio, digo). Cuando de repente, sentí que se movía la almohada bajo mi cabeza. Un terremoto, pensé. Entonces me di cuenta de que no se movía nada más en la habitación y me pareció extraño. Me quité los tapones y descubrí que lo que hace vibrar la tierra bajo mi cabeza son los ronquidos del que ya conocéis por referencias múltiples. 

dimecres, 27 de febrer de 2013

De bajón sexual...

Yendo en contra de todo pronóstico y porque soy una devoradora de todo lo que esté escrito, sea libro, revista o etiqueta del champú, he vuelto a las andadas. Nuevo artículo sinsentido, en una revista de cuyo nombre no quiero acordarme. Esta vez me he sentido atraída por el título, que he cogido prestado para usarlo en la entrada de hoy: "De bajón sexual..."


Voy a hablar abiertamente de este tema. Con la edad, se ha reducido mi apetito sexual y es algo de lo que me alegro enormemente, es más, no me preocupa en lo más mínimo. Pero parece ser que es un tema que está a la orden del día y de interés nacional, porque es recurrente en varias portadas.


El artículo advierte, como algo bueno, que se puede recuperar el deseo. ¿Para qué? Con lo tranquila que vivo, si tengo más tiempo para cosas realmente importantes, que no todo es sexo. Igual en la pubertad, con todas las hormonas revolucionadas...


No debemos preocuparnos por tener la libido baja, será a causa del estrés o de una época de mucho trabajo (eso dicen). Claro, y de que me hago mayor y ya no estoy para tantos trotes. Todo tiene su momento. No digo que el sexo no sea importante, pero no es el centro de mi existencia.

dimarts, 26 de febrer de 2013

MS-DOS

Esto de la informática, muy a mi pesar, me parecen actos de magia. Ya sé que soy como una vieja, no es que no lo comprenda, es más bien que cuando yo empecé a usar un ordenador era el MS-DOS, y mira tú si ha llovido desde entonces.



¿Cómo puede ser que tengas un montón de documentos en algo que se llama nube? a ver, ¿en la nada?¿nos sobrevuela la información? En realidad, sí, porque si pensamos en todos los datos que hay por este mundo... 



El roncador, a menudo, me habla sobre el lenguaje HTML, que si me suelta un montón de iniciales tales como SGML, SQL o XML, y no hago más que pensar en grupos musicales como OBK o NKOTB (New Kids on the Block) que no son especialmente interesantes y ni mucho menos buenos. Creo que está programando, porque habla de sintaxis y usa palabras imposibles de recordar; pero ¿se creerá que me entero de algo?

dilluns, 25 de febrer de 2013

Divagaciones lingüísticas

A estas alturas alguien se habrá dado cuenta de mi amor por las palabras, sobre todo por su historia. Hay evoluciones, cambios de pronunciación o dobles sentidos que me fascinan. El mar o la mar, no son dos cosas distintas, no es que estén mancas de género, que lo tienen, pero doble; es algo así como la bisexualidad... porque se queda con ambos géneros. Lo que pasó es que lo tenía neutro y en la lengua vulgar no se decidió ni por uno ni por otro.



Si es que la lengua es muy sabia. Hay muchos ejemplos similares y confusiones varias. La palabra "demás", por ejemplo, que se refiere a los otros o las otras. Y, separado, "de más", que significa que algo sobra. En realidad, no varían tanto las acepciones, si lo miramos fríamente, el caso es que la otra u el otro, en toda relación de dos, en el fondo, siempre sobran.



Me contaron una anécdota, cuando llegué a Italia, que siempre me hace sonreír. Existen los falsi amici, es decir, palabras o expresiones que se parecen en ambas lenguas; pero que difieren mucho en significado. Una chica entró en una cafetería y pidió: "voglio un cazzo così grande pieno di latte", la dependienta le contestó "anch'io". Para nosotros parece natural pensar que el error es nimio, pero claro, no solo no le pidió un cazo, le pidió un miembro viril muy grande lleno de leche. Y la otra, ni corta ni perezosa, le respondió que ella también lo quería. Me imagino la cara de la muchacha cuando le explicaron su error, se estaría riendo, avergonzada, durante horas. 

diumenge, 24 de febrer de 2013

¿Te han dejado?

Tengo que dejar de leer revistas de moda, sobre todo porque los artículos cada vez son peores. Con el titular ya tendría que haber sospechado: ¿Te han dejado? cómo ser una buena ex. A ver, que no tiene mucho secreto, quemándole el coche y aireando los trapos sucios, está muy claro.



Pues no, según el escrito, es más feliz el que odia que el odiado. Yaaaaa, pero a mí nadie me quita el desahogo y el odio llevado en silencio es como las almorranas, que siguen doliendo. La segunda consigna es para partirse de risa: activa el modo olvidar. Porque todos tenemos ese botón, está en la ceja derecha.  ¡Venga ya!¿Qué me estás contando?



Predica una ruptura amistosa y sin calumnias. A ver, que si te ha puesto los cuernos habrá que llevarse bien con la otra, debe de ser eso. En ningún momento intentaré matarla o ponerle la zancadilla, para nada, ni se me había ocurrido. 


El último consejo es lo peor: pasa del dinero. Que no te pelees, que si compraste el piso a medias, pues dáselo, no vale la pena. No voy a citar la revista en cuestión para que no os dé por vengaros, porque la persona que ha escrito el artículo se merece un buen tirón de orejas y una ruptura en toda regla. Será de los que dejan.

dissabte, 23 de febrer de 2013

Mi chute matutino

¿Hay alguien que pueda resistirse al azúcar? cada mañana necesito mi chute de Nutella y cruasán. Mirad bien el orden, porque el primero tiene mucha más importancia que el segundo, en cantidad y valor personal. Lo que realmente me hace funcionar es ese maravilloso polvo blanco, puro o edulcorado, que es el azúcar (¡eehhhh!).



No puedo remediarlo. Ya os hablé de las Pantera Rosa (ssshhht, que no se entere mi médico, que luego me cuenta no sé qué del colesterol y no tengo excusas). Pero lo que realmente me gusta son los Donuts: a mí me van los negros (cuidado con los pensamientos oscuros), los clásicos son algo sosillos.


Y ya, para rematar, un cafelito con leche, pero acompañado de una buena dosis de miel. Y, si desayuno fuera (es sumativo, no disyuntivo), suelo tomar también un zumo de naranja natural, con otro tanto de azúcar. A mí los catarros me dan risa, que se me acerquen, tengo la C y la B12 a tope. Ya otra cosa es el dentista, de momento lo llevamos bien. Aunque voy a decir algo, si alguna vez me prohíben la Nutella o el azúcar, se va a desatar la tan temida Guerra Mundial (que vale ya con el temita, a vivir un poco). Pues, con esto y un bizcocho, hasta mañana, antes de las ocho.

divendres, 22 de febrer de 2013

Enseñanza superior

Al final, aunque no os he dicho nada más, sigo pensando en hacer psicología. El único problema es que el sistema de enseñanza universitario español se rige por un calendario muy curioso de matriculación. No me sorprende que los estudiantes cada vez estén más enfadados.




A pesar de ser un sistema deficitario, en el que sostienen que las tasas suben a causa de los pocos ingresos, han decidido que únicamente hay dos periodos de matrícula. El resto de grados educativos soportan lo que se llama matrícula viva, es decir, en cualquier momento puede haber un alumno nuevo; pero ellos no, porque seguramente tendrían que trabajar. Así pues, habrá que esperar a junio.



Mientras, haré uso de mis recursos como buscadora de cursos gratuitos, que entre la futura hipoteca y lo que me van a clavar en cuanto me matricule, más me vale dedicarme a leer el futuro en mi bola de cristal.

dijous, 21 de febrer de 2013

autobombo

Esto de ser blogger tiene su punto de exhibicionismo. Está claro que en mayor o menor medida, porque no es lo mismo que cada día salga nuestra foto en el blog, como ocurre con los egobloggers, que es muy lícito, pero a mí no me gustaría nada que me señalaran por la calle o que alguien me relacionara con las cosas que digo en el blog. Si tengo que ser sincera, no suelo tener filtro y suelto todo lo que pienso.



Así que un poco de anonimato ya me gusta, por si las moscas. Como iba diciendo, el deseo de todo blogger, a mi parecer, es que lo miren, sobre todo, que lo lean y, si encima me sigues, toma ya qué subidón.



A mí, personalmente, me sobrecoge esa sensación tan poderosa que me ofrecen los comentarios; además de leerme, tienen algo que decir sobre mis inquietudes, así que me siento afortunada por esta comunicación inmediata y dinámica que me ofrece el blog.

dimecres, 20 de febrer de 2013

Un día irrepetible

Ayer fue un día de esos en los que se agolparon un conjunto de coincidencias desafortunadas que me provocaron un malestar y mala leche general. Tenía un amigo que solía decir que soy algo gafe, supongo que por ello perdí el contacto, soy de las que piensan que el azar juega un papel muy pequeño en mi vida, que son el esfuerzo y la constancia los responsables de mi hado. ¡Pero vaya día!



La verdad es que ayer llegué a dudarlo. Os cuento: fueron pequeñas cosas que hicieron mella en mi buen carácter a lo largo del día. Mi tarjeta de bus se empecinó en no funcionar, el aparato decía que estaba cancelada, el conductor que no lo entendía, que la había pasado dos veces (sí, y veo muertos), pero que no me la cambiaba. Así que, en contra de toda mi ideología, le dije que yo entraba igual, porque no me admitía pagar con un billete de 10, puesto que no tenía cambio. A la vuelta me ocurrió lo mismo, es lo que tiene trabajar en mitad de una montaña, que no hay servicios a la vista. Incluso llamé a transportes públicos pidiendo información y me remitieron al centro de Barcelona. Cabreo asegurado. ¡Como si yo tuviera tiempo de desplazarme hasta allí!¿Con qué billete?



En el medio, tuve problemas con la conexión telefónica. Los pintores no se dieron cuenta de la existencia de mi chaqueta y la decoraron con un tono crema bien feo. Me accidenté de una manera bien tonta. Confundí dos reuniones y no hubo manera de arreglarlo. Así durante toda la jornada. En estos casos solo queda respirar hondo y pensar en positivo.


Por fin en casa, tenían que mandarme un paquete de una empresa. Tal como iba de estresada, pensé que era mejor asegurarme, pues dicho y hecho, se les había traspapelado la entrega y vuelta a empezar. Lo mejor fue ir a la farmacia y que me dijeran que no me podían servir los medicamentos porque se me había caducado la receta electrónica. Si lo sé me cojo el día de reposo y meditación. Por fortuna, hoy va a ser un día inmejorable, lo presiento.

dimarts, 19 de febrer de 2013

Despertar de madre

El domingo, mi madre me despertó con todo su cariño a una hora que no quiero recordar. Me encontraba yo entre los brazos de Morfeo (literalmente, que a veces sueño con cosas muy mitológicas) y sonó el timbre. Mi madre tiene una forma de llamar muy característica, que despertaría incluso a los muertos.


En un primer momento me planteé hacerme la loca y llamarla más tarde, con alguna excusa como que a las 7 había decidido ir a darme una vuelta por la playa. Pero recapacité, no cuela.


Llegó furiosa. Lo cierto es que no la escuché hasta una media hora más tarde. Necesitaba ir al baño, desayunar... esto de despertarse tiene todo un proceso. Más tarde comprendí que estaba enfadada porque no le contestaba al teléfono. El caso es que no tenía ninguna llamada. Nos dimos cuenta de que tiene mal mi teléfono y probablemente había estado torturando a alguna alma en pena desde hacía horas. Mi fuero interno se alegró (¿Es eso ser malvada?).

dilluns, 18 de febrer de 2013

Hipermercado

¿Alguien ha ido alguna vez al hipermercado un sábado a primera hora de la mañana? Nosotros lo hicimos este fin de semana, y os aseguro que nunca más. Hay cosas que me parecen incomprensibles, ¡estaba llenísimo!


Lo más grave era que la mediana de edad rondaba los 70 años, así que era como ver ralentizado todo el espectáculo que rodea a la compra. Normalmente, me pone bastante nerviosa ir al hiper, sobre todo si lo cambian todo de lugar cada semana, con lo que si, además, le añadimos que había colas en todas las cajas, fue una experiencia irrepetible.


Tenía un sábado muy ajetreado, así que, sin desayunar ni nada, fuimos a comprar. Nunca habría pensado que alguien pudiera tardar tanto en pagar en caja, creo que el señor que teníamos delante entregó la totalidad de la compra en monedas pequeñas. Me jacto de ser una persona paciente, pero noté que me faltaba mi dosis matutina de azúcar cuando me autodescubrí mirándolo con odio.

diumenge, 17 de febrer de 2013

Culpabilidad

Suelo tener un sentimiento de culpabilidad exacerbado (en todos los sentidos de la palabra). Eso me lleva a soportar largas noches de insomnio y de desesperanza. Por fortuna, el antihistamínico se ha convertido en mi objeto de culto y me permite descansar en completa y máxima paz espiritual.


A veces me gustaría ser una persona religiosa, poder achacar cualquiera de mis preocupaciones o malestar a una fuerza superior que se dedica a mover los hilos de mi vida. No es el caso, soy muy terrenal.


A menudo me siento mal por algo que he hecho, pequeñas cosas sin importancia, y no puedo dejar de darle vueltas en la cabeza. Desearía creer y desahogarme.Siempre me quedará el psicólogo, por incrédula.

dissabte, 16 de febrer de 2013

Desahogo idiomático

Tengo cierta facilidad para aprender idiomas, no me gusta admitirlo, porque es como si me quitara algo de mérito; pero hay gente que tiene una memoria fotográfica o una voz prodigiosa, así que cada uno tenemos nuestro punto fuerte que explotar.


Bueno, eso es lo malo, que en mi caso hay que trabajarlo y soy algo perezosa. Además, soy de esas personas que lo quieren todo al momento, así que busco desesperadamente cursos intensivos que me ahorren tener que estar meses aprendiendo algo que en menos tiempo sé que incorporaré en mi memoria idiomática. 


Con los años, hay algo que me repatea. Si alguien hace el esfuerzo por aprender tu lengua, no la critiques ni te metas con su acento. Es algo que no soporto de los franceses, especialmente. Si es que no lo puedo remediar, me gusta todo lo francófono, menos ellos (salvo contadas excepciones, claro). ¿Cómo no me van a entender si yo les entiendo perfectamente?

divendres, 15 de febrer de 2013

Resaca de amor

Suelo estar bastante contenta con mi status de solterona, lo cierto es que me gusta estar sola y ser totalmente independiente. Ya viví con alguien, lo intenté y no me convenció. 



A pesar de ello, anhelo sentir esa sensación de bienestar, sonreír cuando alguien te dice algo bonito, el cortejo y el apoyo de otra persona, que está ahí, incondicional. Las miradas, el tonteo y la belleza de un roce o de un gesto. Supongo que es la resaca de San Valentín. Así que, a veces, me pongo a soñar despierta.


Hay un chico en el bus, probablemente demasiado joven para mí (sin exagerar, que tampoco soy una enferma, hablo de unos 12 años de diferencia, no hay para tanto). Es tan mono, y lee a Schopenhauer, es una alma desdichada (calla, que igual sí que es muy joven y le falta algo de sentido del humor).

dijous, 14 de febrer de 2013

Feliz día, enamorados

Día de los enamorados, en el que se adora lo hortera y de color de rosa, ¡cómo no celebrarlo!. Nunca he creído mucho en el amor sensiblero y romántico, no puedo evitarlo, he salido pragmática y demasiado sincera o directa; pero me gustan las festividades, así que no puedo hacer otra cosa que adorar este día.


Cupido solo me ha atravesado con su flecha una vez y no salió demasiado bien. Bueno, dicen que desafortunada en amores, afortunada en el juego, así que solo me queda hacerme binguera y forrarme (mejor en Las Vegas y que sea en la ruleta, por lo del glamour).


El día de hoy tenemos mucho que celebrar con el roncador (dice que tendría que ponerlo en mayúsculas, pero sería darle demasiada importancia), nada bueno, en realidad; supongo que fue el inicio de una gran amistad. De todos modos, invito a todos a enamorarse, a sentir ese cosquilleo en el estómago y a poner cara de bobalicones. Afortunadamente, eso no dura eternamente.

dimecres, 13 de febrer de 2013

Sin coche

No sé conducir ni quiero aprender. Es una especie de declaración de intenciones familiar. Cuando te has criado en una casa en la que no hay coche, aprendes que no es necesario. Muchas veces me lo he planteado, aunque tengo la sensación de no poder convivir con tanta mala educación: cuando no se pone el intermitente o alguien se salta un stop, es una falta de respeto para el otro conductor.

Qué bruta, parezco de la DGT

Sí, ya sé que el coche da mucha libertad, pero hay que pagar parquímetro (tiene guasa, la RAE acepta esta palabra, pero con Parking no hay manera), gasolina, seguro... Así que, para mí tener coche es como tener un hijo malcriado que solo quiere dinero y gasta sin parar. Vivo con la tranquilidad de no tener ese dispendio mensual. 


Además, los que vamos en bus no sufrimos atascos, todo lo contrario, gozamos de la belleza de ver a los coches parados mientras nuestro carril fluye con rapidez. No puedo evitarlo, eso me da cierta satisfacción.

dimarts, 12 de febrer de 2013

Benedicto

Ya no me queda nada más por ver, ¿que el pontífice dimite?. Ahora que el hombre había conseguido mandar su primer Twitter. Esto no puede ser, cómo va a renunciar si es el enviado de Dios y sigue sus órdenes, otro jefe que tiene descontento a sus trabajadores, ¿será mal pagador o demasiado exigente?


A ver si le han obligado los compañeros... porque antes tenían una fecha de caducidad temprana o bien se los cargaban, solo hay que ver la historia pasada. A estos les apetecía una fumata blanca y no sabían cómo hacerlo, está claro.


Fuera bromas, que es muy serio. Benedicto XVI dejará el puesto tras meditarlo mucho y por falta de fuerzas. Esto es una decisión histórica y sin precedentes. A ver si toma nota alguno de los nuestros (ha sonado muy mafioso, quería decir políticos). A mí me parece que cuando todo va bien, todos contentos, pero en época en la que justamente se necesita mucho más apoyo y una fe ciega... Eso les pasa por no tener jubilación ni un acuerdo laboral justo. Bienvenidos al mundo real, Vaticano.

dilluns, 11 de febrer de 2013

Reposo

No falla, llega el fin de semana y me pongo enferma, es como si todo mi cuerpo estuviera esperando a que tuviera un momento de descanso para pillar todos los virus que puede. Probablemente, tendría que agradecerle que espere hasta que no tenga nada que hacer, pero ¡no me da la gana, tampoco pasa nada por coger la baja!


Últimamente, me quedo más horas, voy más cansada, sigo trabajando cuando llego a casa... ¡ni que fuera la hija del jefe! 


En eso estoy, me duele todo el cuerpo, la cabeza me va a estallar, estoy todo el día mareada y, lo peor, es que sé que en cuanto se termine el fin de semana estaré otra vez estupendamente bien. Además, soy terrible, no sé estar enferma, no hay manera de quedarme en la cama y estoy aburridísima. ¿A alguien más le ocurre esto?

diumenge, 10 de febrer de 2013

Feliz año nuevo

Cada año intento celebrar el año chino. Me maravilla todo el ritual de la cena de bienvenida al nuevo año. Es la celebración más importante de las fiestas tradicionales chinas.


Lo más divertido, es que cada año se simboliza con un animal. El mío fue el dragón, y no lo digo en coña, que lo mío es muy serio. Esta vez es el año de la serpiente, que parece ser que es considerada como una entidad protectora y de buen rollo (a ver si es verdad). Es curioso, porque no hace falta ir muy lejos para ver esta gran diferencia entre culturas, porque en China, si le sueltas a alguien que es una víbora, se ve que le estás diciendo que es muy dulce y encantadora.



Pues bien, ayer lo celebré a lo grande, con una buena comilona, en la que cada plato simboliza algo bueno para el año; fuegos artificiales, para alejar la mala suerte y, sobre todo, lo que más me gusta, es que hay que dejar todas las deudas saldadas, o el año irá bastante mal. 

dissabte, 9 de febrer de 2013

Carnaval

Siempre me han gustado estas fechas, es como una especie de desmadre general en el que todo vale y se puede decir lo que una piensa. Recuerdo que, de pequeña, hacíamos un largo pregón, previo a la quema del muñeco de carnaval, y en él le decíamos todo lo que no nos gustaba. Además, es genial disfrazarse.


Pues bien, ahí va: estoy harta de sentir que vivo en una España de charanga y pandereta; de no estar de acuerdo con las políticas actuales; de que unos pocos tengan mucho y encima no repartan, incluidos futbolistas (¿es que no les da vergüenza ganar tanto dinero? tendría que estar prohibido); de pedir perdón por tener trabajo y encima no poder quejarme, cuando estoy en mi derecho. Me fastidia sobremanera que el periodismo se haya convertido en un método de manipulación; que la gente calle y que encima nos hagan creer que, si no eres mangante y mentiroso, eres tonto, cuando en realidad, es como debería ser.

Un gran ejemplo de cómo triunfar en este país. Ni siquiera sirve para payasa, aunque lo parezca.

Este día es fantástico, casi catártico. Ha sido un desahogo en toda regla, aunque reconozco que me he dejado muchas cosas en el tintero (¡o en el teclado!).

divendres, 8 de febrer de 2013

!A celebrar mi santo!

Hoy es mi santo. Sí, ya sé que nadie lo celebra, ¡¡¡pero yo sí!!! Cuando era pequeña, mi madre me dijo que mi nombre no tenía santo, que no existía. Eso me dejó muy marcada. Siempre he sido muy descreída, pero esto de que solamente mi nombre no saliera en el santoral me llegó al alma.


Lo que peor llevaba es que mi hermana sí lo tuviera y que encima me lo refregara por la cara. Deseaba celebrarlo con todas mis fuerzas y, apesadumbrada, le contaba a todo el mundo mi calvario.


Tiempo después descubrí que las cosas no iban muy bien por casa y tanta celebración estaba acabando con la economía familiar. No os preocupéis, cada año, por esta fecha, me vengo y lo celebro con un enorme pastel, es mejor incluso que el cumple, la culpa es mucho más generosa.

dijous, 7 de febrer de 2013

Mi peor fobia

Tengo algunas fobias muy bien arraigadas y suelo pensar que no son importantes, que eso le pasa a cualquiera; pero hay una en particular, que me preocupa por encima de las otras. Lo mío con los ojos es algo terrible.


Normalmente, la gente odia ir al dentista, algo que nunca entenderé, porque es un señor encantador que siempre ha sido muy amable y, cuando lo cree oportuno, me inyecta alguna droga y salgo sonriendo, mejor que ir de copas. 


Me centro. No puedo ni acercarme al oculista, para mí supone un par de lloros sinceros y alguna que otra pataleta, y tengo que ir acompañada de la manita o salgo corriendo. Encima, me siento como si me examinara cada vez que miro esas malditas letras, cada vez más difusas y poco claras. La última vez tuvo que presionarme la cabeza contra la máquina y sé que no me va a doler, que solo es observación. Ponerme gotas significa que alguien me persiga con varios botes y tal vez el cansancio me pueda y lo consigan. Sé que es una fobia, pero una imagen muy de Buñuel está incrustada en mi mente: un ojo sesgado y sangrando. A ver quién va luego al oculista.

dimecres, 6 de febrer de 2013

veganos, ovos o lo que sea

En mi casa eran vegetarianos acérrimos, de esos que siguen a raja tabla las convenciones nutritivas. Así que había cosas que no se mezclaban o que no entraban en la dieta, como el vinagre (que solo se usa en mi casa para abrillantar suelos o limpiar la lavadora).


Con ello, había que ser una niña resignada que no comía Bollycao (para quien sea demasiado joven... ¡¡¡que lo busque!!!) ni Pantera Rosa, porque contenían grasas animales; de ahí a que ahora me gusten tanto estas porquerías. Sé muy bien qué significa ser vegetariano.


Por ello, me molesta soberanamente que la gente que ha decidido no comer carne (opción muy respetable), se pase el día censurando y loando los beneficios de dicha dieta. ¿Dónde queda la libertad de elección? a mí me van los filetes de ternera, el pollo al pil pil y el pato a la pekinesa. ¿Me meto yo con que se coman las lechugas? ¡a ver si no son seres vivos!?

dimarts, 5 de febrer de 2013

Ni de coña

Odio el deporte con todas mis fuerzas, no puede tener nada de bueno. Solo hay que ir un viernes por la tarde a Urgencias y observar durante unos minutos, traumatología está llena de personas con lesiones varias, como consecuencia del ejercicio.



Kant concebía la gimnasia como un deber, bueno para el cuerpo e incluso que alejaba de la malicie. A mí no me engañan. ¿Bueno para la salud? ¿Cuántas adicciones o enfermedades hay alrededor del deporte? Es como eso de que el hombre es bueno por naturaleza: ¡Anda ya!



A menudo peco de radical, así que seguro que a alguien le funciona y el deporte le parece fenomenal, añadiría que les hace sentir genial, puesto que he visto que activa las endorfinas. Además, en pleno crecimiento estimula los músculos y ayuda al correcto desarrollo. Pero a partir de los 20 debería estar prohibido, sobre todo para los que andamos durante todo el día, porque tendría que ser una nueva modalidad deportiva: solo andar, que correr cansa.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...