diumenge, 31 de març de 2013

Justice!

Esta mañana, mientras leía el periódico, me ha horrorizado una nueva noticia de violencia: una profesora paquistaní ha sido asesinada por dar clase a niñas. Dar clases en una escuela femenina es peligroso en la frontera con Afganistán.



Son mujeres valientes, que lo arriesgan todo por la educación. Como el caso de la joven bloguera Malala, de origen pakistaní, que fue tiroteada por defender la educación de las mujeres.


En los últimos meses, han muerto varias mujeres violentamente por defender sus derechos. En España obtuvimos el derecho al voto gracias a mujeres como Clara Campoamor, y en fechas no tan lejanas en el tiempo. Se me ponen los pelos de punta solo de pensar que hay mujeres a las que se les niega el derecho a respirar o se las lapida por haber sido violadas.


dissabte, 30 de març de 2013

Made in China

En mi casa, cuando se rompe algo, la solución más habitual es dejarlo, a ver si viene un duende por la noche y lo arregla, y así puede estar durante meses (o años). Hasta que me harto y me lío a golpes o lo desmonto (que no siempre vuelven a encajar las piezas, pero yo lo intento).


Esta semana he tenido la buena fortuna de arreglar dos electrodomésticos, todavía no sé cómo, pero eso de que lo importante es intentarlo servirá para algo, digo yo. O tirando de refranero, querer es poder.



El caso es que el cargador del móvil se ha suicidado totalmente y el roncador, en un intento por solucionarlo (hay algo del pundonor masculino), ha comprado un aparato rarísimo en los chinos, con mil millones de cables y ha anunciado triunfal que es un cargador universal. En resumen, ha resultado que funciona cuando quiere y, lo más raro, cuando se enchufa al móvil, empiezan a abrirse aplicaciones y a hacer cosas raras, sin tocarlo. Ahora tengo al roncador con la mosca tras la oreja y con toda la intención de abrirlo. Creo que espera encontrar un mini chino saboteador que intenta robarnos las fotos y los contactos del móvil. 

divendres, 29 de març de 2013

Modo ahorro

Esta mañana he ido al banco: ya era hora de poner las cosas en orden, porque si quiero comprarme el piso, primero tendré que hacerme una cartilla de ahorros y que cada mes se queden con una parte de mi sueldo. He llorado al hacerlo, eso significa que estos meses van a ser mucho más duros de lo que pensaba, me va a quedar una miseria para vivir, pero es la única manera. De momento, estoy practicando con este juego tan chulo, que me ayuda a ahorrar energía (link en la imagen).



Tengo una relación curiosa con los bancos, en cuanto entro, me apetece hacer un plan de pensiones, contratar algún seguro o poner dinero a plazo fijo. Creo que me pongo en modo ahorrador y mi conciencia (la buena) se apodera de mi juicio.



Por fortuna, mis ahorros no me lo permiten, porque no me hace falta ninguna de estas cosas. Recuerdo que en clase de sociología hablamos de las personas ahorradoras y llegamos a la conclusión de que, en la actualidad, es algo imposible; no solo por los sueldos, también porque con los años, eso que nos parece un dineral, acaba por perder valor. No son lo mismo 1000 euros hoy que hace 5 años. A pesar de ello, en el fondo, soy muy catalana y no puedo evitarlo.

dijous, 28 de març de 2013

Colours

Ayer, con energía renovada, me había planteado pintar la casa con colores alegres. Mi plan matutino era levantarme temprano, comprar la pintura que más me gustara y todo el equipo para dedicar el resto de semana a redecorar mi casa.


Lo cierto es que le hace falta, me fijé bastante los días en los que estuve mala (puro aburrimiento). Incluso tenía pensado qué color usar para cada habitación. Y esta mañana ha pasado lo inevitable, no ha habido manera de levantarme.


Es lo que tienen las vacaciones, la pereza se apodera de tu cuerpo y los días pasan tranquilos, con esa sensación de que no hace falta correr.

dimecres, 27 de març de 2013

Hard work

A todos nos ha pasado alguna vez. No siempre somos felices en nuestro trabajo. Estoy cumpliendo mi sueño, me dedico a lo que había deseado, tengo un cargo que me entusiasma y por el que me desvivo. Entonces, ¿cuál es el problema?



A lo largo de mi vida laboral me he encontrado con gente a la que parece gustarle poner trabas a los demás, ya sea por envidia, incompetencia o diversión. Ahora estoy en uno de esos momentos. Para ilustrarlo, nada mejor que algo que ocurrió este fin de semana en la carrera de F1. En plena competición, los pilotos de Red Bull hicieron algunas maniobras peligrosas y Vettel dijo por radio: "He sentido miedo. Mark ha sido un estúpido". Webber no respondió por radio, porque es todo un señor (y tan guapo).


 

Eso sí, luego se desquitó con un dedito bien alto en la pista y unas palabras claras, concisas y taimadas, en la entrevista posterior a la carrera. A veces, aunque no soy partidaria de ser grosera, no queda otra, porque estás harta de que te pisoteen y de que abusen de ti, somos adultos y el único perjudicado es el equipo (ahí queda mi metáfora deportiva). Está claro, a menudo hay que poner los puntos sobre las íes y dejar cuatro cosillas bien claras.

dimarts, 26 de març de 2013

Comer y callar

Acabo de enterarme, Ferran Adrià abre nuevo restaurante en Barcelona, se llama Kru: es un restaurante para crudívoros. En cuanto he visto esta palabra he ido directa al diccionario, ¿y eso qué es? Pues no existe, es un nuevo concepto creado especialmente. Toda la comida de la carta está cruda, pero eso no la desmerece en absoluto: carpaccios, tartar, ensaladas...


Me ha parecido curioso, porque hoy en día tenemos muchos tipos de comedores (y me refiero a las personas): vegetarianos, entre los que hay tantas variables que me pierdo; frugívoros, ¿puede alguien alimentarse solo de fruta?; luego está el carnívoro, contrariamente a lo que cree la gente, no son los que no son vegetarianos, son los que ¡solo comen carne!

Ya sé que es algo macabra, pero el guiño me ha parecido perfecto.

A mí, los extremos nunca me han gustado, aunque tomo tanta Nutella que igual tendría que acuñar el término nutellívora (o ten cuidado con el colesterol). Bueno, he leído que hay una dieta según tu tipo de grupo sanguíneo, así que no sería tan descabellado.

dilluns, 25 de març de 2013

I hate mondays

Los lunes suelen aplastarme, como si la fuerza me fallara, a pesar de estar más o menos descansada, gracias al fin de semana. Pero hoy es diferente, he empezado mis vacaciones y voy a disfrutarlas haciendo lo que mejor se me da: vaguear.


De todos modos, tengo como un sabor amargo en la boca. Siempre he odiado este día, aunque, si lo pienso detenidamente, siempre he tenido la fortuna de poder hacer media jornada. No sé que tienen los lunes, que me exasperan. Y solo quiero esconderme y olvidarme de todo, que pase muy rápido.


Es como si fuera a pasar algo malo y no tenemos ninguna frase en el refranero que nos advierta de ello, así que no entiendo por qué ese odio, cuando en realidad es el inicio de la semana y tendríamos que estar contentos. En realidad, al pobre le han dedicado pintadas, canciones y chistes malos, igual no se lo merece. ¡Reivindiquemos el lunes, disfrutemos del día!

diumenge, 24 de març de 2013

Págame el doble

Acabo de leer un artículo (esta vez serio) que me ha parecido revelador y sorprendente. The Atlantic acaba de publicar un análisis sobre los sueldos en 3 empresas, que son de las mejores en Norteamérica.


El truco para ser los mejores: pagar mejor a los trabajadores. Ahí le han dado, eso sí que es un buen análisis de mercado, ideado por mentes privilegiadas (que ya se lo habría dicho yo, y sin cobrar).


Por fin se han dado cuenta de que invertir en formación o la posibilidad de ascender, llevan a que el trabajador esté más contento, sea resolutivo y, además, ofrezca ideas a la empresa. Está claro, despidos y bajar el sueldo no era la solución. A ver si alguno de estos lumbreras economistas mira la iniciativa de estas grandes empresas.

dissabte, 23 de març de 2013

Elegir un amor

Me educaron para ser una mujer independiente y autónoma -que no significa que tenga un negocio propio, está claro, aunque no lo descarto-. Y definitivamente, el mensaje más claro que tuve desde pequeña fue: no te cases, no vivas en pareja, disfruta de la vida y no dependas nunca de nadie.


Mis padres son una pareja feliz, a su manera. Aparentemente, son autosuficientes y tienen vidas y actividades muy separadas, ya que cada uno tiene sus gustos y amistades. Pero a la que rascas un poco esa superficie, te das cuenta de que se necesitan más de lo que parece. Han creado una especie de simbiosis en la que cada uno tiene su función dentro de la pareja. Creo que se referían a eso.


Así que, con esta filosofía por bandera, lo que siempre he buscado en mi pareja es a un compañero de piso. Que lo que nos han vendido en el cine es algo muy distinto, ni siquiera la pobre Caperucita Roja pudo hacerse valer, necesitó al leñador (por fortuna, en las últimas versiones eso ha cambiado). Mis modelos a seguir han sido grandes mujeres y no me importa a quién tengan al lado, porque eso no es lo que las define. 

divendres, 22 de març de 2013

¡Ok, mom!

Dicen que de madre no hay más que una: yo con la mía me basto y me sobro y me tiene constantemente agotada. He llegado a la conclusión de que siempre necesita tener la razón, así que se la doy y respiro hondo, no vale la pena discutir.


En un momento de debilidad, mi madre me acompañó al médico. No suele ser tan dadivosa, lo que me lleva a pensar que se siente culpable por algo, ahora falta descubrir qué es lo que ha hecho. Cuando salimos de la consulta me preguntó: ¿Y para qué hemos venido? 


Bueno, está claro que no me escucha, aunque empieza a ser mutuo. Culpa mía por dejarme acompañar, me pilló en un momento de bajón y de fiebre, no volverá a ocurrir. Cada una tenemos nuestro papel, ¡a ver si se empieza a aprender el suyo!

dijous, 21 de març de 2013

Luz, al final del túnel

Esto es muy complicado, aunque tal vez solamente lo sea para mí: resulta que es muy probable que la factura de la luz baje en abril. Pero, si las cosas nunca bajan de precio, eso no puede ser, estoy confundida. En la subasta eléctrica del pasado miércoles, ha caído en un 15%, y eso puede significar una bajada del 6,7%. ¿Que no os cuadran los números? Ni a vosotros ni a nadie, resulta que el 50% del importe es por el coste de energía y el otro 50% es por los peajes -y ya lo anunció el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, que su departamento mantendría los peajes y de ese burro nadie lo bajaba.



Ayer el ministro de Hacienda anunció que se retirarán las subvenciones anuales a Catalunya (y a todas las comunidades que no cumplan con el déficit) destinadas a las actividades de la donación y trasplantes de órganos, y hoy me levanto con esta gran noticia. Debo de estar todavía en el mundo de los sueños, si no fuera porque me parece una aberración en toda regla. Por fortuna, el ministerio de Hacienda también lo es de las Administraciones Públicas, a ver si le bajan el sueldo a alguno de los que viven del cuento en alguna Consejería (no caerá esa breva).



Vamos a dejar sin luz a mucha gente que necesitaba un trasplante, pero baja la factura de la electricidad, a mí me parece una paradoja en toda regla.

dimecres, 20 de març de 2013

¡Reposo!

Esto de estar en casa encerrada no es lo mío, creo que en cualquier momento voy a ponerme a gritar (bueno, eso si no me doliera la garganta como si me clavaran alfileres). Lo reconozco, no soy una buena enferma. Me paso el día de un lado a otro, buscándome ocupaciones: tengo hecha la colada, he sacado el polvo, he ordenado los zapatos (y os aseguro que eso era una odisea) y he hecho todo lo que se me ha ocurrido. Al final, he terminado aburrida en el sofá, con la bata y una bolsa de 3D.


Cuando el médico pronunció la palabra reposo, una vocecilla en mi interior me advirtió: ¿Cómo se hace eso? Lo que tengo claro es que me hacía falta parar y estar en cama, pero es que ¡me he dado cuenta de lo pequeño que es mi piso! Parezco el de La ventana indiscreta, deseando que haya un asesinato en el piso de enfrente para estar más entretenida.


Lo peor es que si me sintiera un poco mejor, me pondría al día con un par de cursos online o me acabaría ese libro que tengo en la mesilla de noche. Además, me estoy poniendo gorda, no hago más que comer. Eso de que con la fiebre se te quita el hambre es una gran trola, he acabado con todas las existencias, si incluso he devorado un plato de brócoli. Definitivamente, esto de estar enferma no se me da nada bien.

dimarts, 19 de març de 2013

Spam

¿Alguna vez os habéis fijado en todos los mails que llegan a vuestro Spam? suelo repasarlo de vez en cuando, por si se ha quedado allí algún correo importante, porque no sería la primera vez.



Es increíble la de cosas que recibimos, en pocos mails tengo la solución a la calvicie; podría llevarme no sé cuántos millones, si contesto un correo; un ex oficial de policía francés retirado me ofrece su protección (no sé, debo de ser alguien importante y estoy en peligro: primera noticia); también tengo un mensaje en chino (o algo parecido) que soy incapaz de descifrar y, el mensaje más importante, puedo conseguir 1000 post it, por tan solo un euro. No sé cómo podía vivir antes sin toda esta información. Hay algunos mensajes que preferiría no recibirlos...



¿En serio alguien contesta a alguna de estas cosas? me imagino que sí, o dejarían de hacerlo. Ahora he recordado que en la película Di que sí, el protagonista responde al mail que recibe cada día: ¿Quiere usted casarse con una mujer iraní (o persa, ahora no lo recuerdo bien)? Es genial, porque resulta que es cierto y quedan varias veces. Llamadme incrédula, pero yo no me creo ni uno de estos mails.

dilluns, 18 de març de 2013

Maldita gripe

Esto me pasa por hablar y decir públicamente que este año no he estado enferma. Ayer, finalmente, me atacó la famosa gripe que me ha estado acechando desde hace días. Dicen que son 3 días de subida, y eso me tiene acobardada, porque hoy no he sido capaz ni de hacerme el desayuno.


Me duele absolutamente todo, desde el dedo gordo del pie hasta la cabeza, que parece que va a explotar y, lo peor, es que eso me aliviaría muchísimo.


No soy una exagerada. Es que me pongo con fiebre alta con mucha facilidad y soy como una niña pequeña, que no puede evitar quejarse por todo. Mi madre siempre ha sido de remedios radicales, leche calentita con whisky antes de irme a dormir. No sé si me hizo nada, pero tengo el estómago que me arde desde ayer. Creo que voy a pasarme a la medicina moderna y me tomaré algún analgésico. O, cosa extraña, haré lo que me diga el médico, que para eso están.

diumenge, 17 de març de 2013

No al cine

A ver, esto no puede ser. Llega el fin de semana y una, que está harta de todo el estrés que lleva, se plantea hacer algo diferente, nada del otro mundo. ¿Un cine? ¿Habéis visto al precio que están las entradas? Yo lo llamo ataque a mano armada y con alevosía. Es que luego me he puesto a pensar: el bus, ir a tomar algo, entrada... mejor me quedo en casa y miro la F1, que seguro que no me decepciona.



Porque encima, acertar con la película es como una ruleta rusa. Por fortuna, ya tengo localizadas a un par de bloggers (que conste que ese femenino no es sexista, da la casualidad de que son mujeres) que siempre dan muy buenos consejos y parecemos coincidir en gustos.




Total, un dineral para hacer algo tan sencillo como ver una peli. En casita, bajo la manta, nevera bien llena y palomitas gratis. ¡Si no tengo ni que ducharme! - esto último que quede entre nosotros.

dissabte, 16 de març de 2013

Mi gran reto

Corría por la red un maravilloso reto, que secundaron muchas de mis bloggers favoritas  Había que publicar una receta y llevarla a cabo. Por supuesto, no participé, no porque no me gustara la idea, todo lo contrario, pero ya sabéis que ni me gusta ni sé cocinar. Curiosamente, nunca se me ha pasado el arroz (en todo caso, peco de lo contrario).

A veces veo recetas fantásticas que me parecen de lo más sencillo, pues no es así. Mi especialidad: las patatas fritas (como mucho). Durante años intenté hacer galletas de vainilla, les dedicaba muchas horas (incluso me compré un rodillo). La única persona que se las comía era mi hermana, aunque lo cierto es que se come lo que sea. Creo que debían de estar sabrosas, pero eran duras como una piedra (así tiene la dentadura).


No se me dan bien demasiadas cosas: cocinar o cantar, me suponen un gran reto, así que lo hago en la intimidad y bajo vigilancia; sobre todo la segunda, ya he sufrido demasiados accidentes (cuidado, los cuchillos no los carga el diablo, soy yo).

divendres, 15 de març de 2013

Zapatero a sus zapatos

Las mujeres podemos amar a un solo hombre (hay excepciones), pero no podemos pasar con un solo par de zapatos, es una realidad. No me sabe mal decirlo en voz alta, y el caso es que no comprendo cómo puede alguien vivir sin la necesidad de tener más de un par, me parece una rareza.


Cada uno tiene lo suyo. El otro día me fijé en que hay personas que tienen varias zapatillas de deporte. A mí me parece una bobada, pero porque no hay manera de que me ponga con lo del ejercicio. Si lo miras con perspectiva, tiene su lógica. En mi caso, va mucho más allá, a veces creo que necesitaría otro piso para alojar mi guardarropa, creo que tengo una chaqueta para cada ocasión (y las uso todas).


¿Consumismo? seguramente, nunca he pronunciado palabras como "necesito comprarme una camiseta", porque no es cierto, como mucho, la deseo. Por ello, me cabrea que se metan conmigo, hay cosas que para mí son superfluas, como tener un coche (sea el modelo y el color que sea, me parece inútil viviendo en Barcelona) o un móvil de última generación. Así que hago un llamamiento a la tolerancia para las que, como yo, no podemos vivir sin un espléndido zapatero.

dijous, 14 de març de 2013

Sueños

Hay que tener grandes sueños, y no me refiero a aspiraciones, lo mío sucede durante las noches, mi imaginación se desata y me lleva a lugares desconocidos, llenos de magia. Por ello, muchas veces intento que se hagan realidad, porque tampoco son tan descabellados.



Mi favorito, que suelo llevar a cabo en cuanto puedo, sucede en un museo: me pongo a correr ante los ojos atónitos de los vigilantes, tan preocupados en que nada salga de la normalidad y en que impere el silencio, que sé que en el fondo están deseando que alguien haga una locura.



Luego están los imposibles de realizar, en los que vivo en un mundo de criaturas fantásticas y maravillosas (de ahí mi obsesión con los unicornios, digo yo). Por cierto, en relación a esto, os recomiendo la película Criaturas maravillosas, os cautivará (y no digo más).

dimecres, 13 de març de 2013

¡Frío yo, nunca!

El tiempo está totalmente loco. Me sabe mal esta personificación, pero es que empiezo a estar bastante convencida de que hay un duendecillo maligno que se encarga de hacer que llueva o hiele cada vez que pongo un pie en la acera.



No me gusta nada el invierno. Los nórdicos, a pesar de estar acostumbrados a toda esta oscuridad, sufren un montón de depresiones, lo llevan en los genes: ese determinismo negativo que heredan de generación en generación. Así que, si ellos no pueden soportarlo, qué vamos a hacer nosotros, que somos mediterráneos, ¡necesito mucho sol!



Por mí que digan lo que quieran, pero no en vano, en los lugares en que hace realmente frío, hay una tasa más elevada de alcohólicos. Qué van a hacer, no se me ocurre mejor remedio que un vaso de vodka o de whisky para alegrar el ánimo.

dimarts, 12 de març de 2013

Mi nombre es borde

Hay personas que me dan rabia, por nada especial. A veces intento analizarlo, pensar cuál es el motivo y no tengo ni idea, creo que debe de ser una cuestión de química. Lo peor, es que soy incapaz de disimular y, a pesar de ello, soy un imán, ¡¿no lo notan?!


De todos modos, sí que hay cosas que no soporto. Una de ellas, que no aguanto, son las sonrisas falsas. A ver, no hace falta reírse por todo y, a menudo, hay cosas que no dan risa. Pues, ¿por qué se ríen? Además, están los que parlotean sin cesar y sin decir nada. No comprendo esa manía de rellenar todos los silencios.


Seguro que muchos compartís esta idea conmigo. Hay gente que no me cae bien, y punto. No les voy a hacer la pelota ni a dorar la píldora, no me sale. A eso lo llamo ser falso. Ahí está el motivo por el que nunca voy a dedicarme a ser comercial (bueno, hay otros, pero no vienen a cuento).

dilluns, 11 de març de 2013

Educadores

Hace unos días leía en El País una noticia que me pareció escalofriante: "El recorte educativo equivale a la pérdida de 61.700 profesores". A mí esta cifra me puso la piel de gallina, pero mucho peor es saber que el alumnado ha crecido en más de 400.000.



Hubo una época en la que ser profesor era considerado como una profesión honorable, ahora los estamos convirtiendo en mártires. Este fin de semana, el centro de Madrid se ha llenado de aulas al aire libre para defender la universidad pública, un movimiento que reivindica en contra de la subida de tasas y las políticas universitarias que se están implantando.

 


Os recomiendo el documental Las maestras de la República y el libro del mismo título, un claro ejemplo de amor por la enseñanza. Y, por supuesto, el libro de Josefina Aldecoa, Historia de una maestra.

diumenge, 10 de març de 2013

palabros

Existen palabras imposibles de pronunciar, que me hacen reír, y otras que son tan dulces que te enamoran. Cuando era pequeña aprendía palabras estrambóticas e intentaba meterlas en cualquier conversación (ya viene de lejos, mi obsesión).



Luego están esos vocablos que, por contexto, nunca soy capaz de usar. Como es el caso del verbo defenestrar, que está en todas las ventanas del metro: "peligro de defenestrar" -creo que el que la puso ahí tenía mis mismas inquietudes, a ver quién es capaz de sacar la cabeza por esas ventanillas y no pensar que puede acabar mal la cosa.



¿Sabías que el miedo irracional hacia el número 13 se llama triscaidecafobia? a mí lo que me da pánico es pronunciar esta palabreja, seguro que la lengua se me queda trabada. Un día tendré que hacer un decálogo con los top ten de vocabulario favorito. ¿Existirá la lista de trece?¿cómo sería la palabra?
Si un polígono de 13 lados se llama tridecágono, ¿cuál sería el equivalente a una lista de 13?¿tridecálogo o triscaidecálogo?

dissabte, 9 de març de 2013

Vitaminada

Este invierno estoy aguantando como una jabata, ni un solo resfriado. Tuve un día en el que estuve malísima, aunque no sabría decir qué fue, creo que cansancio general, pero aproveché un festivo, así que no cuenta.



Llevo una sobredosis de varios productos que, todos mezclados, parece que funcionan: jalea real, ginseng, própolis y mucha miel. Seguro que apagan la luz y brillo, con tanta vitamina. Además, he sido sabia y he mantenido lejos de mí el Vicks Vaporub, porque es ponerme eso en el pecho y aspiro todo el aire de las frías montañas escandinavas, con lo que siempre acabo mucho peor. Lo admito, también me coloca un poco, pero no es el caso.



Hoy he leído que ha descendido la baja laboral por miedo al despido; pues lo llevamos claro, a este paso igual tenemos una epidemia y nos ponen en cuarentena. De momento, ahí estamos, cruzando los dedos para no tener fiebre ni quedarme sin voz.

divendres, 8 de març de 2013

8 de marzo

Según un estudio reciente (vete a saber de dónde lo saqué, pero lo apunté tal cual en mi libreta), las mujeres pronuncian una media de 20.000 palabras al día; los hombres, 7000.



Hoy es el día de la mujer trabajadora, así que el tema tenía que tener algo de relación (aunque no mucha). Pero voy a añadir algo, aunque sea poco reivindicativo: a veces es mejor calidad que cantidad, porque eso me ha hecho pensar en economizar un poco, a ver si tanto gasto palabril me va a dejar exhausta.



Además, el estudio tampoco dice nada de si el uso de esas palabras es único, me explico, es como las visitas al blog. No es lo mismo tener 200 visitas, todas de mi madre, que tener 200, cada una de una persona distinta. 

dijous, 7 de març de 2013

Desayuno con diamantes

Por las mañanas, todavía con un pie en el sueño, me imagino que vivo una escena en blanco y negro, del estilo de Desayuno con diamantes, aunque algo menos puritana, más del estilo: chico guapo sin camisa me trae el desayuno a la cama y me hace sonreír(bien completo, el desayuno, ya os conté lo mío con la Nutella).


Evidentemente, esa no es la realidad, pero es que para eso están las películas. Ni yo soy Audrey Hepburn ni mi casa tiene calefacción para irse jugando el tipo e ir sin camisa, que el roncador es propenso a pillar todos los virus que hay en el mercado.


En realidad, a mí lo que más me gustan son los diamantes, aunque me conformo con alguna circonita y, sobre todo, con el cruasán; qué le vamos a hacer, soy de fácil contentar.

dimecres, 6 de març de 2013

Democracia

Acabo de ver anunciada la muerte de Hugo Chávez, el vicepresidente ha confirmado su fallecimiento y ha ordenado el despliegue de las fuerzas militares y policiales de Venezuela (para garantizar la paz, eso es lo que dicen), no sé qué va a pasar, hace días que había sospechas y ahora ya no deben de haber podido evitar la noticia.


Se han decretado 7 días de duelo nacional, pero antes de morir designó a Maduro como sucesor. Habrá que ver si convocan elecciones antes de un mes o este país seguirá teniendo una dictadura encubierta, puesto que, según la Constitución, debería ocupar ese cargo el presidente del Parlamento, Diosdado Cabello.


Esta noticia llega cuando Cuba parece encontrarse en plena transición, porque Raúl ha anunciado su jubilación en 2018 y promete que ningún mandatario rebasará los 10 años de mandato. Barriendo para casa, la prueba más fidedigna de este cambio es que Yoani Sánchez, una de las blogueras de más renombre, tiene programadas varias conferencias en América y Europa (sus escritos tienen un tono crítico hacia el régimen).
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...