dimarts, 31 de desembre de 2013

Feliz año nuevo

Ahora sí que sí, que este fin de año voy con retraso para todo. El roncador y yo os deseamos felices fiestas y una estupenda entrada de año.

¡Hay que darle a la foto!

dilluns, 30 de desembre de 2013

Ikea en fiestas

Solo a nosotros se nos ocurre ir al Ikea durante estos días. Estaba a reventar y todos como locos, no sé si buscando regalos de última hora o pasando el rato, porque la mayoría iba con toda la tropa familiar. A veces me da la sensación de que nunca saldremos de Ikea, como si fuera un país autónomo y una vez en caja no nos dejaran salir sin pasaporte (paranoias mías, soy consciente).


Bueno, en realidad, casi se hizo realidad, porque pillamos a uno en la caja que más valdría que no hiciera nada de vital importancia, no sé si fue por inexperiencia o por incapacidad congénita, pero incluso me hizo volver a entrar a Ikea (¡horror!) porque no encontraba un precio. Además, se equivocó en todo lo que pudo de la cuenta. Sin comentarios. Bueno, uno: por favor, queremos que en Ikea haya mejor formación para los novatos, se lo suplicamos (o que lleven algún destintivo, como el de la foto).


Lo cierto es que teníamos pendiente comprar los armarios para la cocina y alguna que otra cosilla, porque lo almacenamos todo en cajas y ya hace como tres meses que estamos en la nueva casa, no puede ser. Lo mejor de ir al Ikea es que siempre salgo con la sensación de haber hecho una buena compra, será todo psicológico. Aunque en realidad no soy una gran forofa del gigante sueco (esto ha quedado muy profesional, he, he), es la consecuencia de la hipoteca, en la que todo nos parece mucho más caro (aunque probablemente lo sea). Eso sí, están en todo, son instrucciones para tontos y patosos, si algo puede hacerse mal, ellos ya lo han previsto. Es como lo de los tornillos, nunca faltan ni hay uno de más, si al terminar te falta algo es que te has equivocado, no hay duda.

diumenge, 29 de desembre de 2013

Nos van a dar las uvas

A estas alturas del año me guardaba una frase hecha muy especial, aunque usarla hoy no tendría mucho sentido, está muy relacionada con el fin de año, porque... ¿quién no ha utilizado alguna vez la frase Nos van a dar las uvas?


Todos entendemos a la primera que significa que debemos darnos prisa porque si tardamos mucho igual se nos acaba el año, o sea, date caña, que llegamos tarde. Pero lo más interesante de esta frase es el origen de esta tradición tan peculiar.


La tradición de comerse las uvas en Año Nuevo surgió hará unos 100 años como estrategia comercial (como no), hubo un excedente de producción y alguien se sacó de la manga lo de que comer uvas trae buena suerte (ese era un buen publicista que entendía de marketing).

divendres, 27 de desembre de 2013

Ruidoso y antiguo

Mis conclusiones después del día de Navidad es que la gente regala cosas que no sirven para nada. Sobre todo a los críos, porque... ¡¿para qué le regalas un juguete tan ruidoso al niño?! Con la de cosas educativas que hay por el mundo, como un puzzle o piezas de construcción, yo qué sé.


Lo más gracioso es el odio que deben de tener los basureros a este gran día que es la Navidad, porque durante días tienen excedente de basura. Están los contenedores a rebosar de envoltorios y de cajas. Bueno, y de los juguetes antiguos, que con la de asociaciones que recogen cosas para niños más necesitados, no sé cómo la gente tira las cosas.


En realidad, tengo algo de diógenes y me cuesta tirar las cosas que ya no se usan. A veces pienso que sería ideal montar un mercadillo al estilo norteamericano en la puerta de casa, suerte que con la mudanza el roncador ya hizo desaparecer algunas cosillas.

dijous, 26 de desembre de 2013

Descubrimientos

En estos días me he dado cuenta de algo muy interesante... la mayoría de la gente tiene una CocaCola con su nombre, menos yo y un reducido número de personas. Por ello, antes de que se acabe el año, voy a reivindicar los nombres raros o poco usuales, quiero mi nombre en una pulsera, collar o lo que sea, ¡por una vez! ¡Si es que incluso estaba Catalina!


Lucharé por los que no nos llamamos Ana ni Juan, a ver si las que se llaman Amelia o Aurelia, que son nombres de grandes mujeres, no tienen derecho a tener su propia bebida en casa.


Y eso no es todo, porque la segunda cosa que me ha alterado el turroneo han sido las fotografías: quietos, atentos, pose... Si es que no se puede comer tranquilo con tanto paparazzi. Además, siempre salgo mal en las fotos, no es que sea un bellezón, pero tampoco hace falta que me pillen absolutamente siempre poniendo caras raras. Eso es lo que he sacado de estos días de fiesta, bueno, también algunos regalos y un par de quilos de más (evidentemente).

dimecres, 25 de desembre de 2013

Feliz Navidad

Ya ha empezado el peregrinaje de estos días: a comer por cuatro durante los días de Navidad. Es como si se fuera a acabar el mundo y tuviéramos que coger reservas para el resto del año. Al estilo oso antes de hibernar.



Ayer fuimos a casa de mis padres y para terminar la noche mi padre nos ofreció un licor ruso (vete a saber de dónde lo sacó) con una especie de guindillas dentro. Solo de olerlo creo que me emborraché. O sea, a la bomba calórica de mazapán, turrones y mantecados, le sumamos la del exceso de alcohol. No os digo cómo llegamos a casa: calentitos, calentitos. Y no lo digo porque mi madre siempre nos regale un pijama a cada uno (que también).


Ni tampoco a este Papá Noel o un regalo del estilo en la bota de la chimenea (hay que puntualizar)

En resumen, el Tió se portó bien con nosotros y, por fortuna, esta mañana no me he encontrado al gordito con barba encallado en la chimenea (cosa que empezaba a preocuparme). Hoy nos toca en casa de los padres del roncador y yo voy a estrenar mi bolso nuevo, porque el día de Navidad en mi casa es tradición estrenar algo y encima hay que ir bien arreglados, así que me va de perlas. Solo me queda desearos feliz día de Navidad.

dimarts, 24 de desembre de 2013

Pregunta crucial en estas fechas

Toca hablar de cosas importantes. En mi casa se celebra el Caga Tió (como siempre, estos catalanes, tan escatológicos), porque trae turrón, mantecados y todo el azúcar del mundo. Más adelante, por Reyes, celebramos a lo grande la fiesta y llegan los regalos importantes.


Pero mi pregunta, esencial e importantísima es: ¿eres de Papá Noel o de Reyes Magos? Mi respuesta está clara, porque son como más dignos, van en camello y tienen una función, que es llevar mirra y no sé qué más al nacimiento del niño Jesús (que van algo tarde, el niño ya tiene 6 días, si se descuidan...). En mi casa les dejamos algo de alcohol (de beber, no para las heridas) y leche para los caballos. Antes dejábamos galletas, pero nos dimos cuenta de que lo que les molaba era beber, o van con el puntillo o no se hacen todo el mundo en una noche.


Luego está el gordito con barba, muy discreto él, con el traje rojo chillón. Ni siquiera cuela que baje por la chimenea (calla, que este año tenemos chimenea, igual sí que lo hace). En todo caso, me gustaría verlo, tiene que ser bastante ridículo, ¿por qué no entra por la puerta o la ventana? Ganas de complicarse la vida.

dilluns, 23 de desembre de 2013

¿Decoramos el árbol?

Este mes, me da cierta vergüenza mostrar mi experimento de desafío Love Craft, pero que conste que lo importante es intentarlo y participar (o eso dicen). Bien, en diciembre, La Cajita de música y Coleccionando Cosas Bonitas nos han vuelto a retar.



Lo cierto es que me siento orgullosa del resultado, no porque me haya quedado bonito (que no es el caso), sino porque le he dedicado tiempo y esfuerzo y podría haber sido mucho peor. Soy el terror del ganchillo, incluso tengo agujetas, ¿os lo podéis creer? Creo que con el tiempo haré cosas maravillosas y guardaré mi estrellita de Navidad como recordatorio de lo mucho que aprendo y será motivo de risas en estas fiestas (ey, como mínimo tiene forma de estrella, podría ser peor).



Espero que os haya gustado mi experimento al ganchillo. De todos modos, os añado el vídeo original en el que explican cómo debe hacerse, paso a paso; y el enlace a su web. Esta señora es una caña.

diumenge, 22 de desembre de 2013

Dormirse en los laureles

Llevaba unos días descansando muy poco y hoy me he dormido en los laureles con la entrada, todo un despiste. Estos descuidos míos... y seguro que os tenía en ascuas con la entrada (por citar algunas de las expresiones que ya os he explicado hasta ahora).


Dormirse en los laureles viene de lejos, se inició con el Imperio Romano: poetas, emperadores, generales victoriosos... eran coronados con guirnaldas de laurel para premiarlos por sus logros.


¿Y qué pasaba? como en todo, una vez eran reconocidos públicamente por sus proezas, habían alcanzado el éxito y habían obtenido un cargo de poder, se acomodaban y ya no volvían a esforzarse demasiado. Se dormían en los laureles

dissabte, 21 de desembre de 2013

Malditas Navidades

Ya estoy un poco harta de la Navidad y todavía no ha llegado, no quiero ni pensarlo. Hoy estaba recordando mi infancia y me ha venido a la memoria mi madre diciéndome que los Reyes Magos estaban algo pobres y en mi interior no entendía cómo iban a estar pobres, ¿solo con nosotros?



Pues bien, este año, los míos, no van a ser pobres, van a estar hundidos en la miseria; así que, si alguien de mi familia y allegados está leyendo esto: ¡vas a tener un regalo muy cutre y, probablemente, reciclado!



El que avisa no es traidor, aunque sea pobretón. A ver si me pongo con esto de las manualidades y me saco de la manga alguna que otra bufanda o patucos, porque así con el cuento de que es hecho a mano, tal vez me libre.

divendres, 20 de desembre de 2013

Mi conciencia

Ayer me desahogué con el tema mandarinas y esta noche he dormido como un lirón. Así que he decidido que antes de acabar el año necesito sacarme una espinita muy gorda o los Reyes Magos van a pasar de mí por pensar mal durante mis trayectos en tren, aunque no manifieste dichos pensamientos en voz alta, siento que he sido mala y, como el tema católico siempre me ha impresionado y maravillado, por lo de confesarse y dejar limpia la conciencia, pues ahí va.


Al loco que cada día tiene que sentarse en el mismo sitio en el que me he sentado yo en cuanto me bajo del tren, que cree que no me doy cuenta, pero me da cierta grima, ¡déjame en paz! Por supuesto, a la señora que todas las mañanas me empuja porque ha visto un asiento: ¡revísese la vista, que hay más de uno, no hace falta empujar!


La que le pregunta a cualquier pelo canoso si quiere sentarse, justo después de hacerlo ella. ¿Para qué te has sentado? Si no lo hubieras hecho, seguro que el pobre hombre estaría ya en su asiento. Debe de ser por justicia social, se sienta ella antes de que alguien que no lo merezca o no entre en sus parámetros se siente. Porque yo eso sí que lo tengo muy pautado, dejo sentar a embarazadas y a 3ª edad demostrada (que hay algunos que lo parecen, pero de viejos nada). ¡Ooohhh! Y ya te digo yo, las que llevan taconazos y van resoplando, mostrando que están cansadas, ¡pues haberte puesto chanclas!

dijous, 19 de desembre de 2013

Insoportable hedor a mandarinas

No soporto la temporada de mandarinas, las odio, y a la gente que las come, sobre todo en lugares públicos e inadecuados, porque en la intimidad de su casa, que hagan lo que quieran. A ver, que no voy con la chistorra a todas partes o con una ristra de ajos en el cuello (que podría, porque ambos manjares me apasionan, aunque sería más rara que un perro verde), ¿por qué no? pues porque sé que son productos ofensivos para el olfato y, además, que manchan cuando salpican (¡ehhhhhh!). 



El olor se me impregna en el pelo y voy rememorando el momento, como una balada que se queda en la mente y no puedes olvidarla. ¿A quién no le gustan las manzanas? pues a comer manzanas, desde aquí hago un reclamo, ¡manifestémonos contra las mandarinas! 


He flipado con el tío este de los ajos, complicarse la vida.

Esto me tiene muy atacada, incluso me he planteado hacer un rap sobre el tema, pero desde que un compañero me dijo que este estilo musical (o no, porque no tiene música, ¿qué es?) viene a ser la expresión en verso de una psicopatía, que veo el rap y todo lo relacionado con otros ojos. Para que veáis que yo también me junto con gente sin filtro y bien rarita.

dimecres, 18 de desembre de 2013

Mercenario de la tiza

Hace unos días leí un Tweet (me he vuelto adicta, es como una droga) de Arturo Pérez Reverte, que me tiene enamorada desde que tengo uso de razón, y lo que me preocupa más es que también lo está mi madre, así que debe de ser un amor atemporal y de gustos dispares. No es que sea guapo, es que a las dos nos pierde la labia. Nos pasó también con Sean Connery, pero ahora ya no importa, porque está más arrugado que una pasa y no creo que nos peleemos por él.


Bueno, que me voy del tema. En su tweet abogaba por una "Ley de maestros bien formados, bien pagados y decentes", ya que, según sus propias palabras, "cada vez hay más mercenario de la tiza, por mera supervivencia". Me encantó (porque enamorada ya estaba, que quede muy claro).

Aix, este Sidney sí que era bueno...

Si es que incluso Bruselas, o sea, la Comisión Europea (que los habitantes de Bruselas no se han manifestado sobre el tema), cree que se les tendría que subir el sueldo y ofrecer más formación; pero claro, qué sabrán ellos. Soy de la opinión de que se podrían repartir los sueldos de unos cuantos políticos entre los Erasmus y los docentes, a ver qué opinan de ello algunos, porque antes un maestro era una persona respetada, ahora parecen unos pobres parias que se atreven a enseñar cultura. ¿¡Cómo se atreven!?

dimarts, 17 de desembre de 2013

La mochilera

Corre por la blogosfera, desde hace tiempo, una pregunta estupenda y de la que he sacado maravillosas ideas: ¿Qué llevan las bloggers en el bolso? Pues me alegro de que nunca me la hayan hecho, porque lo mío es muy poco glamuroso.

Para empezar, normalmente llevo mochila, para que os hagáis una idea de la de cosas que suelo cargar. Para empezar, y lo más básico, un neceser enorme con perfume, desodorante, peine, cepillo de dientes y dentífrico (evidentemente, otras cosas íntimas que toda mujer lleva encima SIEMPRE). Paso muchas horas fuera de casa y, básicamente, llevo toda mi vida en la bolsa. Con ello, también va el tupper y la botella de agua. A partir de ahora, podéis llamarme "la mochilera".


Bueno, tampoco es para tanto, podría llevar calcetines y muda de recambio, que no es el caso.

dilluns, 16 de desembre de 2013

Envían felicidad

El blog ha participado en un intercambio de postales de Navidad. ¿Os acordáis del último reto Love Craft? Pues también había la posibilidad de entrar en el intercambio y me pareció un bonito destino para mi postal navideña.


No puedo decir a quién me tocó mandársela, no sé si la ha recibido, así que sigue siendo sorpresa; pero la mía llegó esta semana pasada y me encantó. La Chica de Curioso Despiste (blog que debéis visitar), me mandó sus mejores deseos para estas fiestas y yo desde aquí le también le deseo una feliz Navidad y la mejor entrada del año que se pueda tener -bueno, a vosotros también, pero el roncador tiene pendiente unos deberes: sorpresa, sorpresa.


¿Cómo se os ha quedado el cuerpo? Es una artistaza.

diumenge, 15 de desembre de 2013

La marimorena

La frase de hoy fecha del siglo XVI y parece mentira, pero sigue al uso totalmente: armarse la marimorena es sinónimo de algarabía y de un gran alboroto o de pelea.



Había una tabernera en Madrid que se llamaba María Morena, tal vez porque era el apellido o quizás como mote, de ahí la marimorena. Por lo que he averiguado, esta mujer y su señor marido tuvieron problemas judiciales por no querer servir vino a unos soldados y, por lo que cuentan, esta buena mujer repartió más leña que nadie.



Lo más curioso es que, ahora que estamos en época de villancicos, en algunos se nombra a la Virgen María con ese mismo apelativo (recuérdese: ande, ande, ande, la marimorena). Pero, en realidad, no tiene que ver una cosa con la otra.

dissabte, 14 de desembre de 2013

Tupper a domicilio

Acabo de recibir propaganda de una empresa muy cachonda, a la par que útil: llevan comida casera en tupper a casa. Que digo yo que también la traerán al trabajo. A mí me parece una idea estupenda, porque ya no se me ocurren ideas para el tupper (bueno, en realidad tengo al roncador esclavizado y se encarga él de estos menesteres).


Lo más sorprendente ya no es la idea, es que te dan una fecha de caducidad de un mes. A ver, que me digan qué le meten a la comida, porque a mí se me pone el contenido pocho con una rapidez sorprendente. No sé yo qué le echarán.


De todos modos, me lo apunto, porque una es muy perezosa y el roncador igual un día se cansa y se me pone en huelga (sus razones tiene, pero no se lo digáis).

divendres, 13 de desembre de 2013

No me dejan instagramear

Estoy muy enfadada, quiero hacerme de Instagram, porque todo el mundo habla de ello y me apetecía chafardear; pero como no puedo instalar aplicaciones en el móvil (el tema es que es cutre móvil y no tengo dinero para algo mejor), pues no me dejan hacerme la cuenta.



Estoy indignadísima, ¿es que los mirones no tenemos derecho a la cuenta? Porque a mí no me gusta nada hacer fotos, pero se ve que hay cosas increíbles en esa página y no puedo verla (estoy llorando, que lo sepáis). Además, tengo la sensación de que en Instagram las fotos son mucho más bonitas, ¿quién no ha oído hablar de su filtro mágico? Si no fuera porque no me dejan seguirles, seguro que los UNFOLLOW (me encanta mezclar idiomas en estas cosas).



El roncador, que de estas cosas entiende un montón, me ha dicho que va a intentar hacerme una api (en italiano es abeja, supongo que es una aplicación, aunque igual no) para que pueda entrar, mirar, compartir y lo que me dé la gana. Ahí queda eso (no sé yo si lo va a conseguir, pero lo tendré entretenido durante un buen rato).

dijous, 12 de desembre de 2013

Un detalle y un libro

Hace un par de días tuve una gran sorpresa por Twitter, nuestra compañera Ros (a la que hay que seguir, sin duda), me etiquetó -o como se llame, que no estoy muy puesta en estas cosas- en uno de sus tweets, en el texto se resumía su gran y hermoso deseo: le han dejado regalar 20 libros a quien quiera y, como es tan generosa, pues 10 de ellos son para las personas a las que le apetece y los 10 restantes son para que cada uno de nosotros regale uno a un amigo. 


Me parece un detalle precioso. Para que todos nosotros ganemos solamente le han pedido una cosa, muchos retweets o tweets con el hashtag #Sinerrata, y ahí es donde entráis en juego, porque tal vez os apetezca hacerlo y, de paso, tengo alguna visitilla por Twitter, que da algo de penilla, el pobre.


Realmente, es una gran iniciativa de marketing por parte de la empresa editorial, original y bonita. Mi lista para los Reyes Magos es muy larga, pero en ella hay muchos libros, a ver si El Rompecabezas del cabo Holmes es uno de ellos. Gracias de antemano.

dimecres, 11 de desembre de 2013

Paqueteros

Por todos es conocida mi discrepancia (por llamarlo así) con las empresas de paquetería. En serio, llegan a la hora y el día que les va bien, los precios cada vez son más variados y variopintos... Yo, por fortuna, empiezo a tenerlos amaestrados (como me lea alguno...) y ya saben a qué horas encontrarme y qué espero de su empresa.



Pues bien, el sufrir se va a acabar -rememorando un anuncio de mi infancia, ¿alguien lo recuerda en su variante? Si es que no, me sentiré muy vieja, mentidme. He descubierto un comparador de servicios de paquetería, se llama Packlink, incluso para envíos internacionales; así que ya no me la cuelan más.



Hoy en día hay un comparador de precios para todo, y yo soy adicta a ellos. A partir de ahora, mis envíos también serán low cost. Lo único que nos falta es poder elegir repartidor, pero eso ya es otra historia (Uuuuuuh).

dimarts, 10 de desembre de 2013

Calendario de adviento

Cada año el roncador me regala un calendario de adviento en el que cada día hay una sorpresa, que suele ser una chocolatina, o sea, el mejor regalo del mundo. Este año no hemos encontrado ninguno que me gustara lo suficiente, así que me paso del lado de la tecnología.



En Condones Mix he encontrado una buena opción. Bueno, el regalo no es un bombón, pero sí que los hay de sabor de chocolate. Es una maravilla, se trata de un calendario de adviento en el que cada día, hasta la Navidad, tienes la posibilidad de ganar un regalo de la tienda online. A mí ya me ha tocado el kit felicidad (¡uuuuuUUUU!). 



La tienda no tiene desperdicio, los hay de todos los sabores y colores, ¡incluso de chicle o de bizcocho de arándano! Me parece una buena opción, porque aunque tenga mil años, siempre me dará cierta vergüenza estúpida (no tiene otro nombre) comprar condones. ¿A vosotros no os pasa?

dilluns, 9 de desembre de 2013

aleatorio

Después de un fin de semana maravilloso, volvemos al lunes. Sin comentarios, añoro despertarme descansada, sabiendo que tengo todo el día para remolonear. ¡Malditos lunes! Para animarme, me he puesto una selección de canciones que ayer me preparé para la ocasión.



Pero como me había puesto el aleatorio he pasado de repente de Gloria Gaynor a balada tranquila y no sé yo si el efecto habrá sido muy positivo.



Total, que al final he acabado haciendo una subselección de las canciones que nunca, absolutamente jamás, pueden sonar en mi casa a las 6 de la mañana, porque me amodorran (por muy bonitas que sean).

diumenge, 8 de desembre de 2013

En ascuas

¡Me tienes en ascuas! En estado de impaciencia, inquieta... Y curiosamente, he encontrado un par de frases parecidas, aunque no por el contenido. Arrimar el ascua a mi sardina (que suena como muy mal y no la había oído antes) significa que cada uno barre para su casa, aprovechar las ocasiones, sería como mirar para uno mismo. En este caso, la explicación es lógica, si acercas las brasas o ascuas, la comida estará hecha antes.


Lo mismo ocurre con andar sobre ascuas, ni siquiera necesita explicación, porque es evidente que si andas sobre algo tan caliente, seguro que vas a mil por hora y muy rápido (a no ser que seas faquir, está claro).


Y volviendo a estar en ascuas, está muy relacionado con las anteriores frases, puesto que cuando el fuego se está apagando y quedan las últimas brasas, da la sensación de que nunca se acabarán de apagar y eso crea mucha impaciencia. En inglés hay una expresión parecida: tenterhook, aunque la traducción literal es un gancho, así que no sabría explicar el significado. A ver si hay alguien entre el público (he, he) que lo sepa, espero sugerencias.

dissabte, 7 de desembre de 2013

En modo ahorro

Fin de semana largo y tenía programadas mil cosas que hacer... ¿os ha pasado alguna vez que se os acaba la energía? Me siento como si estuviera en modo ahorro. Sí, sí, como cuando el móvil se pone vago y dice que se le acaba la batería (no cuela, lo que pasa es que no le apetece trabajar, que todavía le quedan unas rayitas).



Pues así estoy, muy perezosa. A ver si hoy me animo un poco y empiezo a tachar cosas de la lista de pendientes. Ayer nos tragamos no sé cuántas películas y series, como cuando estás enfermo y te tiras el día en el sofá con la mantita (con la variante de que todavía no hemos comprado el sofá).



Bueno, en realidad, ya nos tocaba, que llevamos un tute bastante fuerte de actividad. Esta mañana, de todos modos, iremos a dar un largo paseo por la playita y luego a la feria que han puesto para Navidad, a ver si se nos contagia algo de frenesí y volvemos con las pilas cargadas.

divendres, 6 de desembre de 2013

Un modelo a seguir

Hoy tenía otra entrada pendiente para publicar, pero desde pequeña he admirado y me ha emocionado una figura pública, con una personalidad excepcional: Nelson Mandela. Siempre que he pensado en una persona realmente buena, me ha venido él a la cabeza, porque encarnaba todas las cualidades que asocio con ese calificativo y con la paz.


Tras su encarcelamiento, y desmantelar el régimen del Apartheid, Mandela llegó a la presidencia de Sudáfrica y consiguió lo que nadie esperaba, la reconstrucción y la unión de un país de forma pacífica. No puedo dejar de emocionarme ante su reciente muerte.

Invictus, dirigida por Clint Eastwood. Muy recomendable.

Creo que no solamente el país está de luto, también el resto del mundo. Hay una frase que lo define y caracteriza: "El perdón libera el alma, hace desaparecer el miedo. Por eso el perdón es un arma tan potente".

dijous, 5 de desembre de 2013

Generación pre-Internet

Soy de una generación en la que las nuevas tecnologías han hecho presencia y, poco a poco, hemos tenido que adaptarlas a nuestro día a día. Para que os hagáis una idea, no tuve un correo electrónico hasta los 26 años y ahora tengo unos 7 -aunque tampoco hagan falta tantos.



Por ello, no puedo comprender como los jóvenes son incapaces de usar todos estos avances de un modo sano e inteligente, tal vez nos olvidamos de enseñarles a interpretar imágenes y datos. Está claro, no es lo mismo el MS-DOS que tenerlo todo a golpe de clic. Aunque también es cierto que con la llegada de tantos aparatos, una empieza a pensar que ya no existe la intimidad, sobre todo cuando te encuentras que en uno de tus grupos de WhatsApp tienes la friolera de 300 mensajes sin leer y, ¿qué hago?, me borro del grupo, que me estresan.



Está claro, como diría Jack Sparrow: el problema no es el problema, el problema es tu actitud frente al problema.

dimecres, 4 de desembre de 2013

El sexo vende

Desde los años 60 se viene discutiendo, desde el feminismo, si la sexualidad debería legalizarse, prohibirse, penalizar... Estoy a favor de una regularización, aunque no sé muy bien de qué tipo, porque no me apetecería que en mi vida laboral se especificara: prostitución, banca o política. Y lo triste es que las tres estén igualmente tratadas, puesto que las dos últimas cada vez hacen más puntos para ser odiadas, mientras que la primera me parece un bien común (siempre y cuando sea de mutuo acuerdo, se entiende). En otro orden de cosas, es curioso, porque las tres profesiones siempre han estado muy relacionadas.


Lo que está claro es que el sexo vende, la publicidad es puro erotismo, si a mí no me gusta el Martini y soy capaz de pedir uno si me lo ofrece un chulazo como el del anuncio. Incluso lo encontramos en los videojuegos, que si los miráramos más, igual no les dejaríamos jugar a los críos, porque a ver, si en el Grand Theft (este que es tan famoso y muere hasta el Tato), te puedes convertir en un chulo pulsando una tecla, ¡menuda educación les estamos dando!

dimarts, 3 de desembre de 2013

Encerrona culinaria

Después de mi pequeña incursión en la cocina con las croquetas y el hummus, ahora resulta que tengo al roncador megaemocionado con el tema; hasta el punto de que el otro día fuimos al hipermercado y, de repente (porque yo me despisté con los bolis y ese triángulo de las bermudas que es la sección papelería), me lo veo con el carro lleno de cosas extrañísimas. Yo flipando, si a mí suelen salvarme la vida Gallina Blanca y sus precocinados, que yo no salgo del risotto y porque lo aprendí en Italia como algo exótico. 



Venga, que hoy me siento generosa, os cuento mi gran secreto para el risotto: pongo el arroz primero en la sartén, con un poco de aceite (me gusta doradillo) y luego le echo el agua (si estáis animados, se puede hacer con un caldito, pero si sois tan vagos como yo, pues si ya lo venden hecho…), que vaya rebajándose hasta que coja esa textura tan chula del risotto. Ahí, le añadís lo que os venga en gana, que si setas, almendras… al gusto de cada uno. Ey, pero si no os mola (por simple), también podéis hacer esta receta de risotto, más profesional, (a falta de caldo, dos tazas).

¿Qué diría Gordon Ramsay?

Y volviendo al roncador, que de esta no se libra... A ver cómo se os queda el cuerpo: el tío había cogido para hacer canelones de esos de El Pavo y llevaba no sé cuántas bandejas de carne picada (su plato favorito, claro) y encima diciéndome que lo hace por mí, que así ya aprovechamos para Navidad y practico... Pero es que cogió los tradicionales, ni siquiera los precocidos (a saco con el aprendizaje). Y luego, que si tenía que hacer rosquillas, que ya sabía los ingredientes... 



El muy bribón me había organizado una tremenda encerrona. Llamó a su madre (que es una cocinera estupenda) para decirle que quiero aprender a cocinar y que hay que organizar una velada en la que yo haga de pinche y su madre de coach (así, literal); pero no acaba ahí la cosa, es que publicó un evento en facebook invitando a toda la familia a que se uniera a la clase (en plan conejillos de indias), que luego podríamos celebrar un ágape para todos y que tenemos casa nueva o Navidad... sí, un montón de gente y encima cocinando, no es mi fiesta ideal.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...