dilluns, 30 de juny de 2014

Pillada

Días antes de mi boda, mis amigas me organizaron una despedida de soltera, ya os hablé de ella. Fue increíble, porque acertaron en todas las actividades y fue un día muy divertido. Con el tiempo, me han ido contando lo difícil que era montarlo todo, muchas de ellas trabajan conmigo y dicen que no sabían cómo, pero siempre las pillaba.


Evidentemente, yo no me di cuenta de nada, soy despistada por naturaleza. Pero hubo un día que estaban comentando algo y entré en la sala, todas disimularon a la perfección, pero una de ellas ni se dio cuenta (a pesar de saludarme) y siguió con el tema. Lo peor es que, cuando se dio cuenta, gritó y se fue corriendo. Naturalmente, todas nos reímos mucho.

Así me las imagino, desesperadas con tanta organización.

A pesar de ello, solo pensé que me preparaban un regalo, no el sorpresón que me organizaron. Así que, desde entonces, prefiero no enterarme de nada, porque fue algo inesperado que me hizo muy feliz.

diumenge, 29 de juny de 2014

San Pedro

Esta mañana, cuando me he levantado, después de una noche movidita porque se ve que no se les acabaron todos los petardos por San Juan, con la ilusión de ponerme a trabajar en el jardín. Mi sorpresa ha sido, con pala, guantes y todo lo necesario en mano, cuando se ha puesto a llover.


Entonces, me ha venido a la memoria un refrán: De San Juan a San Pedro, algún día hará bueno. Pues bien, hoy no es ese día, aunque ya va bien, porque el ambiente estaba muy cargado y seguro que mañana el día amanece más bonito.


Aunque, si vuelvo a echar mano del refranero... San Pedro lluvioso, treinta días peligroso. Ahí lo dejo, que venía el verano muy caluroso, pero estos modismos no dejan de formar parte de la sabiduría popular, a ver, a ver...

dissabte, 28 de juny de 2014

Dialéctica

Adoro discutir, es más fuerte que yo. He llegado a llevar la contraria de una forma exacerbada, a pesar de no estar de acuerdo con mis argumentos, por el mero hecho de disfrutar de esa pasión que es la dialéctica.



Eso puede sacar de sus casillas a más de uno, incluso a roncador, que a veces me pide, me suplica, un poco de tranquilidad. No entiendo que no disfrute de ello de la misma manera. Aunque lo cierto es que a veces me dejo llevar y entiendo que la gente se sienta amenazada por tanta pasión.


El día más feliz de mi vida fue cuando alguien me dijo que era muy socrática, probablemente tenía razón, poco a poco soy capaz de ir acercándote a mi posición a través de la palabra y de cuestionarlo todo, aunque a menudo, por puro divertimiento.

divendres, 27 de juny de 2014

Mis grandes miedos médicos

Ya os he contado varias veces que a mí me gusta ir al dentista... No, no soy masoca, pero es que encuentro que tiene cierto encanto hacer una puesta a punto de mi dentadura, seguramente por eso nunca he tenido grandes sufrimientos ni dolores bucales.


En realidad, a mí me dan más pánico otros médicos, mucho más habituales, y que conste que hablo de especialidades como proctología o urología, esos nombres sí que me acojonan.


Si os tengo que ser sincera, la parte del cuerpo que me ha hecho sufrir más son las orejas. Parece una tontería, pero una buena otitis te deja por los suelos... solo puedo compararlo con algún cólico nefrítico... Yo solo os digo que mi médico dice que, después de varios episodios del estilo, para mí el parto va a ser coser y cantar (ya me gustaría, por si las moscas, en su momento, me guardaré una buena dosis de epidural y drogas varias, por si fallan los métodos tradicionales).

dijous, 26 de juny de 2014

Playera

Soy muy de playa, a pesar de que a primera vista no lo parezca. A veces, mis amigos me llaman Casper, brillo en la oscuridad de la discoteca y tengo un blanco nuclear de piel muy sospechoso. Cuando nos tumbamos en la toalla, ambos sabemos qué ocurrirá: mi marido, rápidamente, adquirirá un precioso tono dorado y yo me quedaré exactamente igual.



Lo tengo asumido, aunque el resto de la humanidad no, y aprovechan cualquier momento para destacarlo. Eso no quita que adore tumbarme al sol y disfrutar de la serenidad del sonido de las olas.



Por otro lado, nado como un perrillo. En algún momento, entre mi pronta vaguería y mi pre-adolescencia, olvidé aprovechar mis clases de natación, porque mi madre se esforzó en que las tuviera y yo aprovechaba cualquier momento para escaquearme, ahora lo acuso, cuando los niños me señalan y yo, muy digna, chapoteo y me divierto imitando a los grandes nadadores.

dimecres, 25 de juny de 2014

San Juanes y demás

Menuda locura de días con tantos petardos, creo que más de uno se ha dejado el sueldo en el petardeo. A mí porque no me despierta ni un niño tocando la trompeta (acostumbrada al roncador), pero si no fuera así, no habría pegado ojo desde hace días.


Nunca le he encuentro ningún placer, pero algo debe de tener esto de lanzar cohetes y hacer un ruido estruendoso, porque llevamos como una semana así y todavía no ha llegado la segunda verbena... Probablemente son ganas de molestar a los vecinos, porque desde pequeña tengo claro que jugar con fuego es peligroso, así que solamente me queda el ruido como placer mundano.


Sí, ya lo sé, soy una aburrida... el caso es que me gusta el olor a pólvora que se queda en el ambiente, pero con este calor insoportable que hay por estos lares, casi preferiría que lanzaran agua de colores, me parece más divertido, útil y me animaría sin dudarlo.

dimarts, 24 de juny de 2014

Musicalidad

Este fin de semana hemos visto una película, un musical. No suele gustarme que, de repente, se pongan a cantar, no le veo el encanto, pero debo de hacerme mayor, porque ya llevamos dos seguidas y me han conquistado.



Advierto, el que no quiera spoiling de la peli, que se abstenga de ver este vídeo.
 
Probablemente, les tengo bastante tirria porque soy negada, sé que cantar es divertido y entiendo que la gente se sienta feliz, pero en mi caso, le hago un favor a la humanidad manteniendo mi silencio. Soy buenísima captando melodías y tonadas, a pesar de ello, en mi boca, la música se convierte en ruido.



No será que no lo haya intentado, muchos años de conservatorio me avalan, incluso debe de haber algún informe entre sus documentos en el que diga: mejor la dejamos por inútil. Desde entonces, solamente canto en la ducha. Cada uno debe aceptar sus limitaciones.

dilluns, 23 de juny de 2014

Amor de juventud

Desde hace mucho tiempo, el roncador y yo no hemos dormido separados ni un solo día, se me hace extraño pensar que se vaya unos días (por temas familiares, no hay problemas en el paraíso). Primero porque me da mucha envidia, son unas minivacaciones, en segundo lugar, ¿seré capaz de dormir sin sus ronquidos?



Me siento como una adolescente, hablaremos por teléfono antes de dormirnos y tendremos que resumir nuestras experiencias en pocas palabras. Solo me falta hacerle un cd para el viaje y ya me declaro jovencita enamorada.



El caso es que ya deberíamos estar acostumbrados. Ha habido dos momentos en nuestra relación en los que hemos estado alejados físicamente, el primero se fue una temporada a vivir a África y el segundo fui yo la que me fui a Andorra (lo mío estaba más cerca y parece menos emocionante, lo sé). A pesar de ello, no me acostumbro, espero que siempre vivamos este amor adolescente y tontísimo.

divendres, 20 de juny de 2014

De fútbol o viajes

Bueno, ahora que ya no hay posibilidades de nada y no hay quien remonte lo de la Roja, puedo hablar de un tema de esos por los que siento curiosidad y que parece una chorrada. Si el mundial se celebra en Brasil, ¿cómo se lo monta la gente para comprar los billetes?



A ver, que hay que ser vidente profeta para saber si va a ganar tu equipo o confiar un montón..., o sea, que ahora mismo o bien hay un montón de gente con billetes para Río o bien yo no entiendo cómo funciona el tema.



Mira, que si alguien pensaba ir a ver la Roja para la final y no sabe qué hacer con los billetes, yo se los compro encantada por un módico precio, que a mí el fútbol ni me va ni me viene, pero Brasil tiene su qué (eso sí, a precio de ganga).

dijous, 19 de juny de 2014

El Nirvana y Papá Noel

Después de vuestra recomendación popular, me leí el libro de Maldito Karma, muy entretenido, una lectura amena y agradable, pero ahora estoy paranoide con el tema y con ir acumulando buenas acciones, a ver si me va a tocar reencarnarme en un puerco espín o en un gusano y, la verdad, no me apetece mucho, es más atrayente el Nirvana.


En realidad, no sé por qué me preocupo tanto, si soy una tía genial... a ver si Buda piensa lo mismo... Ese gordito bonachón tiene pinta de tener un sentido del humor bien retorcidillo.


En el fondo, nadie creemos en estas cosas, el ser humano es bien complicado, parece que necesitemos algo de chantaje para ser buena gente (o te portas bien o a pasar el resto de tus días como insecto), en el fondo, esto de las religiones viene a ser como Papá Noel, menos en lo del traje rojo.

dimecres, 18 de juny de 2014

Muñeca de porcelana

Siempre me han dado cierto miedo las muñecas de porcelana, tienen un aspecto terrorífico, no entiendo cómo alguien puede coleccionarlas, a no ser que sea un asesino en serie o una vieja carcamal (sin ofender a nadie, que es solamente una opinión). 



Es como esas muñecas de la legión o de la mili, no sé muy bien, que les llevaban a sus madres. Por favor, eso sí que daba miedo. Mi ex vecina, que es un solete y ya os he hablado de ella, tiene una en el comedor, a mí me da la sensación de que en cualquier momento se va a poner a tocar la corneta mientras llama a Lucifer. 



No sé, será alguna fobia que tengo de origen desconocido o que tal vez he enterrado en mis recuerdos. ¡Si es que son como la novia de Chuky, diabólicas!

dimarts, 17 de juny de 2014

Desconcertante temperatura

A mí esto de la primavera empieza a tenerme algo asqueada, porque entre el calor insoportable, abochornante y aplastante; y el giro inesperado a mal tiempo, lluvia y frío, acaban con la paciencia de cualquiera, que estoy para arriba y para abajo con la ropa todo el día.


Si es que no llevo un bolso, llevo una maleta, que si rebequilla, chubasquero, paraguas plegable... que parezco Mary Poppins sacando cosas, cualquier día voy por la calle cantando y soltando palabras descabelladas como supercalifragilisticoespialidoso.


Aunque a mí no me gustan demasiado los niños, así que creo que no hay peligro en que me convierta en niñera mágica (crucemos dedos, porque lo de la magia mola, pero lo otro...).

dilluns, 16 de juny de 2014

Diazepán

Prueba superada, fin de semana estresante entre el curso y la comida familiar, sigo viva, pero empiezo el lunes necesitada de fin de semana o de unas vacaciones, a poder ser en algún sitio bonito y famoso por su paz y tranquilidad.


Creo que ahora mismo tendría que ser a Bután, el país donde la felicidad cotiza en bolsa... aunque a mí empieza a parecerme una trola de las gordas, pero una publicidad maravillosa para un lugar del que nadie sabíamos nada.


Tiendo a ser bastante negativa, de esas que siempre piensan que si algo puede salir mal, es probable que así sea. El roncador es todo lo contrario y, curiosamente, con este tema, ambos somos desconfiados. Me pica la curiosidad, porque cuando alguien es demasiado feliz... a mí me parece sospechoso, seguro que hay gato encerrado. No sé por qué, últimamente, relaciono personas exageradamente felices a una marca de fármacos específica, soy así.

diumenge, 15 de juny de 2014

No al maldito fútbol

A mí no me gusta el fútbol, y se me llena la boca al decirlo, de disfrute y de pasión, porque estoy hasta los mismísimos del mundial y apenas acaba de empezar. Es que encima se aprueba la ley del aborto y aquí todo el mundo llorando porque se ha perdido un partido, ¡y qué más me da!



 La privatización de AENA, la supresión de las becas... han dejado a nuestros jóvenes con un sistema de préstamos universitarios bien precario y elitista, pero perdimos contra no sé qué país. Me parece estupendo, a ver si ahora los telediarios se centran en lo que verdaderamente importa. Es que parece que no exista otra cosa, si el otro día fui a comprar el pan y me lo dieron con forma de pelota (no quise mandarlos a... era con buena intención y fórmula de marketing).


Y que conste que no me gusta hacer publicidad... pero el video vale la pena... 
¡Que nadie se apunte! ¿Todavía existe Canal+?

No se me ocurría ninguna frase o modismo futbolero a destacar, de hecho solamente he dado con ser un pichichi, que es el que mete más goles y, extrapolándolo al resto de ámbitos, un triunfador. Pichichi fue un jugador del Athletic de Bilbao y le puso nombre a un trofeo que premiaba al mejor goleador. Además, a título anecdótico, era Sobrino-nieto de Miguel de Unamuno.

dissabte, 14 de juny de 2014

Cosas que no hay que hacer en fin de semana

Solamente a mí se me ocurre apuntarme a un curso de formación en sábado, ¡y dura 8 horas! Esto va a ser inhumano, lo veo venir. Si es que me da tanta pereza que seguro que ya en el tren estoy aburrida.


A ver qué tal, porque mañana hay comida familiar, así que el fin de semana va a ser de lo más relajadito, voy a llegar al lunes bien reventada, como no me lo tome con filosofía. Y el caso es que lo que más me molesta es no poder culpar a nadie, que me lo he montado yo solita, nadie me ha obligado.


Bueno, en realidad, en su momento, me parecieron grandes ideas, estaba claro que no sabía que tendría tanto sueño asociado a mala leche matutina, a ver cómo lo sobrellevo.

divendres, 13 de juny de 2014

Asesinato exprés

Sé que esto que os voy a decir va a sonar muy extraño: mis peces son los animales más listos del mundo, cualquier día me los encuentro leyendo un libro, porque se les mojaría, o de lo contrario ya lo habrían hecho. 


Ayer me levanté (supuestamente, porque no recuerdo nada) muy dormida y les daría de comer a puñados, porque esta mañana había en el fondo de la pecera un montón de comida. Me he asustado un poco, primero porque no lo recuerdo y segundo porque tal cantidad de bolitas de comida puede matarlos. ¿Seré una asesina a sueldo y tengo doble vida?¿Afloran mis pensamientos más profundos cuando me comunico con mis pececitos?


Pero ellos son muy inteligentes y habrán supuesto que yo estaba algo traspuesta, porque solamente se han comido lo que les he echado hoy. O eso debo imaginar. Bueno, tranquilos, que les he limpiado la pecera y ya no hay peligro de excesiva ingesta. Porque ellos serán listos, pero una servidora está algo despistadilla, a eso se le llama necesidad de vacaciones.

dijous, 12 de juny de 2014

¡Hasta el karma vende libros!

A mí lo del karma me lleva de calle, porque mira que lo intento, pero sospecho que los puntos que voy haciendo el karma se los da a otra. Sin ir más lejos, ayer perdí el tren por ayudar a una señora... en teoría tendría que haberme esperado y no dejarme tirada como una boba viendo cómo se alejaban los vagones.

Y eso el karma, porque la señora (por llamarla de alguna forma, ¡maleducada!) no me dio ni las gracias. Y va y me cuenta el roncador que han sacado un libro que habla del karma. No sé si leérmelo, creo que soy más de Murphy. Si es que, incluso el karma, hoy en día, puede publicar un libro, ¿será muy gordo?


Pero mira, creo que voy a tentar la suerte, igual me hago con un ejemplar, como mínimo estaré entretenida mientras espero el siguiente tren. Y, ya de paso, me pasaré a por unos cupones o jugaré a la lotería, que el karma se entere, conmigo no se juega.




dimecres, 11 de juny de 2014

Amito de casa

Oír cómo tu marido cocina no tiene precio, es como ver un partido de fútbol, sobre todo por los improperios que le lanza a la sartén porque le salpica el aceite y no es capaz de controlar la situación. Pero no tengo ninguna queja, él es mi amito de casa.



Y luego me toca lamerle las heridas, porque se habrá cortado, quemado o cosas varias, porque la cocina tiene mucho peligro, que me lo digan a mí, que por ello no me acerco a ella demasiado. Aunque dicen que engancha, a mí lo de cocinar no es que me entusiasme.


A pesar de ello, he hecho mis pinitos, principalmente algún que otro pastel, porque merece la pena ensuciarlo todo por el placer de un buen pastel, eso no lo puedo negar.

dimarts, 10 de juny de 2014

Másters del universo

Los astros se han alineado de forma infernal para que este fin de semana no haya podido hacer otra cosa que descansar. Después de unas semanas muy frenéticas de trabajo, por fin, pude estar tranquila y, en mi caso, eso siempre supone que me pongo enferma, es infalible.


Tengo una teoría, el cuerpo va aguantando y, en cuanto le doy algo de tregua, venga, gripe, que se cura milagrosamente para ir a trabajar. Maldito sentido del deber y de la responsabilidad.


A veces me gusta pensar que en otro universo soy una supermujer que puede con todo, pero en este tengo mis límites y son enormes. Es que llega el fin de semana y solo tengo ganas de dormir y de morir lentamente sentada en el sofá, sin hacer absolutamente nada.

dilluns, 9 de juny de 2014

Domingueros en lunes

Vivir en un sitio de playa tiene sus cosas bonitas, por ejemplo, disfrutar durante todo el año de la tranquilidad del mar... pero llega el buen tiempo y se llena de DOMINGUEROS (aunque sea lunes, aquí es fiesta, igual tendría que llamarlos fiesteros).



Por fortuna, el resto de la semana vuelve a respirarse serenidad. Siempre hay que pagar un precio por tanta belleza, no podemos olvidar que somos unos privilegiados por gozar de este entorno tan maravilloso. Que otros solamente pueden disfrutarlo unas horas y después de estar en la carretera otras tantas.


Además, me gusta el olor a sal y mar, a crema solar, y la arena en los zapatos. No puedo evitarlo, soy mediterránea.

diumenge, 8 de juny de 2014

A nadie le amarga un dulce

Esto de llevar una vida sana no es para mí, si es que creo que mi cuerpo tiene una opinión propia sobre una buena dieta y hacer ejercicio, porque me parece a mí que está de cachondeo. Acostumbrada a comer todo lo que quería, ahora sufro las consecuencias de hacerme mayor: todo se queda en el culo.


Por ello, y porque ya tocaba, decidí hacer algo de ejercicio y vigilar qué comía (sin pasarse, claro, que a nadie le amarga un dulce). Pues bien, tal como os dije, el roncador se está quedando hecho un figurín y la menda lerenda engorda. ¡No es justo!


Así que voy a optar por la buena vida y a pasar de todo, que esto son dos días y si me falta el chocolate y algún que otro placer culinario, no sé qué va a ser de mí. Eso sí, sigo con el Pilates, me está pareciendo adictivo.

dissabte, 7 de juny de 2014

3 días de fiesta

Ayer me desperté con el pie izquierdo, probablemente por mi estado anímico y el inevitable abismo precursor a 3 días de fiesta, en el que el deseo de vacaciones se impone al día a día. ¿Reconocéis esos días? sí, en los que todo te va saliendo mal: pierdes el tren, se estropea el autobús, el reloj se para... y hay que ir a trabajar.



En realidad, luego soy una facilona, porque iba con cara tristona pensando en lo largo que se me haría el viernes (extremista y dramática, como no) y se me acercó una chica que repartía propaganda, con una sonrisa y un alegre buenos días.


Bueno, ante eso no puedes evitar sonreír; pero es que encima el eslogan de la propaganda versaba así: ... si tienes entre 18 y 30 años... Casi lloro de la emoción, ¡la chica me vio de esa franja de edad! No la abracé porque no lo habría entendido, pero me alegró el resto del día (llamadme facilona, lo soy).

divendres, 6 de juny de 2014

Lou

Me he dado cuenta de que de un tiempo a esta parte sigo una mida aparte, o sea, que paso de todo y me visto con lo primero que pillo. Una, que antaño llevó las últimas tendencias y ahora es capaz de mezclar tres colores chillones sin pudor alguno.



Creo que se le llama deshinibición y pasar de todo. Mi madre diría que es seguridad en una misma, pero eso me parece demasiado elaborado y me conozco, es pasotismo. Todavía recuerdo cuando llevaba zapatos de tacón... y ahora me parece un suplicio insufrible.



Bueno, dicen que para estar bella hay que sufrir, en mi caso, para ir combinada hay que tener tiempo, así que seguiré con mi descoordinación, por el momento, no parece que nadie se haya quejado demasiado.

dijous, 5 de juny de 2014

Emociones

Cuando llevas mucho tiempo con una persona, a veces no hacen falta muchas palabras, acabas conociéndote tan bien que con una mirada o gesto ya es suficiente... Otras, te das cuenta de lo sordo que está tu marido y de que a menudo eres poco profunda.


Tal como os dije, fuimos al cine este fin de semana. El roncador, que es un romántico, me hablaba de amor y de lo felices que somos después de habernos casado... y yo pensaba en la película y en qué hora sería... así que le pregunté: ¿Cuánto nos queda? (cada loco con su tema).


Y me contesta (ahora los que sean muy sensibles y de llorera floja que no lean): mucho tiempo, tú te morirás antes (porque se lo hice prometer, que se esperaría a que me muriera yo primero, puro egoísmo), pero calculo que nos quedan unos 60 años. Me quedé mirándole y le dije sonriendo que no me refería a eso, que le preguntaba cuánto faltaba para la película. Si es que podemos tener conversaciones de besugos, pero amor no nos falta.

dimecres, 4 de juny de 2014

El milagro del palé

Ayer sucedió un prodigio de la naturaleza (de la humana, porque la otra no tenía mucho que ver), yendo por la calle encontramos un palé. Sí señoras y señores, después de quejarme de esta moda paletera en la que parece que los regalen y no es así, tropezamos con un precioso palé de color rojo y de una madera de calidad extraordinaria.



Ahora mi problema es elegir, de entre toda la oferta de propuestas, cuál es la que más me gusta. Aunque creo que nos decantaremos por usarlo para colgar varios tiestos, porque lo de hacerme una cocina o un sofá lo descarto, por escasez de material (un único palé) y por falta de medios (sierra eléctrica entre ellos).


Estoy pensando cómo lo voy a clavar en la pared. El roncador está permanentemente con las manos en la cabeza, creo que sufre por el resultado, pero prometo no cargarme nada (se intentará).

dimarts, 3 de juny de 2014

En 3D

Hace un par de meses conseguimos invitaciones para el cine, caducaban este sábado, así que no tuvimos más excusas para ir al cine, porque era GRATIS. Por consiguiente (locución que queda muy fina y que la pongo para dar rigor a mis palabras), llevábamos un par de flamantes sonrisas al pase de las 17 horas, hasta que nos dijeron que era en 3D y que teníamos que pagar un plus de 5 euros (gafas y no sé qué más, creo que por guapos).


Total, pagamos y callamos esas palabras hirientes que nacieron en nuestros cerebros, pero que fuimos capaces de reprimir en nuestras bocas. A los 2 minutos de pase, nos dimos cuenta de que estaba desenfocado y descentrado, así que, tras dialéctica banal y superflua, y de palabras como solución por control remoto desde no sé dónde carajos, nos dijeron que no había película, que no eran capaces de solucionar el problema y que a otra cosa mariposa.


Así que decidimos ir al siguiente pase, después de todo, ya llevábamos mucho tiempo perdido y teníamos ganas de acción en pantalla grande. Pues resulta que al final vimos la película y nos dieron unas entradas gratis... bueno, en realidad no eran gratis, porque os recuerdo que habíamos pagado 5 euros y la que vimos no era en 3D, pero igual ya nos fue bien, porque podremos ir otro día a disfrutar de la maravillosa experiencia del cine, que cada vez es más precaria, porque eso en mi casa no pasa y está mucho más limpia, que allí palomitas en el suelo y otras sustancias dudosas (espiritosas, no pensemos mal).
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...