divendres, 31 d’octubre de 2014

Nada que ponerme

Sé que no suena creíble, pero con la minillegada del frío (porque tampoco es que esto parezca Siberia, en todo caso fresquito) me he dado cuenta de que no tengo nada que ponerme. Lo cierto es que podría decir que con el régimen me he quedado monísima de la muerte y trolas varias, pero no es así, que llevo dos semanas pesando lo mismo y el chocolate me está tentando horrores.


Sencillamente, soy mujer y quiero un cambio de guardarropa en toda regla. Como no va a poder ser, porque no nací millonaria ni me casé con un rico (pero te quiero muchísimo, roncadorcito), tendré que inventarme algo.


En realidad, hay cosas que no me pongo desde hace mil años (tendría que hacer un intercambio entre amigas y que pasen a mejor vida o uso), será que me he hecho mayor y más sobria (qué va, si lo mío son los colorines). Estoy barajando varias opciones, entre ellas, destripar y reconstruir, aunque por falta de tiempo y que la máquina de coser cría polvo, igual me decido por la primera y a ver qué pasa. 

dijous, 30 d’octubre de 2014

Imaginación vs tests

Voy a contaros cosas de mis exámenes, ahora que ya tengo la experiencia del primero presencial. El tipo test le quita mucho a mi mente imaginativa y creativa, con la de cosas que explicaría yo y me limitan a 4 respuestas, esto no es justo.

Además, me coartan, porque si me equivoco en una, hala, penalización y me descuenta. Si yo entiendo que esto es una criba y que no hay que contestar al tuntún, pero me tienen estresada. ¿Dónde queda eso de voy a intentarlo a ver qué pasa? Que el azar también forma parte de la vida y de los exámenes, si me quitan esos componentes, ¿qué me queda?

En resumen, que a mí mejor que no me hagan ningún test, ya de pequeña me negaba y ahora de mayor no he mejorado demasiado con esto. En realidad, tengo cierta alergia a los exámenes en general, así que lo llevo clarito. Es que esto de que sume por acierto, descuente por error y ahora me llevo una... Ya os contaré los resultados, porque ahora mismo no tengo ni idea (cruzad los dedos).

dimecres, 29 d’octubre de 2014

Deportes extremos

Suelo repasar los mails que se quedan en spam, algunas veces me sorprende que nombres de lo más normal y que son de gente que ya me han escrito antes no pasen por el filtro de la cuenta, pero sigue siendo así. 



En cambio, en mi bandeja de entrada puedo encontrarme con algo tan insólito como una promoción de viagra (vete a saber qué les hace eso a las mujeres); otro de mis habituales que dice "a real man needs a real manhood", o sea, más de lo mismo, porque hace referencia a la virilidad, aunque me temo que solamente a la del miembro, ya podrían enviar cursos educativos sobre cómo ser viril como característica de personalidad, es decir, caballeroso y educado, que eso, entre nosotros, nos pone más que un buen...


En resumen, el filtro de mi correo electrónico tiene personalidad curiosa y el mío también, pero sobre todo, alguien cree que mi nombre es de hombre o bien que tengo una gran capacidad de persuasión y soy la que me encargo de las compras "viriles" en casa.

dimarts, 28 d’octubre de 2014

Banco de confianza

Esta mañana he recibido un mail del banco en el que me decía que han sido elegidos banco español de confianza y que han tenido un buen año en el que parece que todo va a mejor y han aumentado su capital.


Me he emocionado, pero por mucho que me haya leído toda la letra pequeña no he encontrado el fragmento en donde pone que para compensarnos, como clientes fieles de este maravilloso banco, es decir, los causantes en el fondo de que todo les haya ido tan bien, recibiremos una compensación económica.


No sé, se les habrá olvidado, aunque es extraño, la carta estaba muy bien redactada y quedaba claro el agradecimiento que sentían por nuestra valiosa confianza, igual les escribo algo, no será descortés pedirles dinero por ello, ¿no? Qué va, si ellos lo hacen continuamente: cuando te quedas en números rojos, cuando no gastas suficiente con la VISA...

dilluns, 27 d’octubre de 2014

Al límite

Menuda semana he tenido y me espera, estoy entre agotada y espitada: 2 trabajos la semana pasada, junto con uno de esos exámenes trampa que puedes hacer desde casa con el ordenador, pero que tienen un tiempo limitado y me estresan mogollón (sí, sí, con apuntes, pero como me dé por mirarlos se me ha acabado el tiempo en la pregunta 5). 

y esta, otros tantos, una presentación y un examen presencial (que me tiene algo acojonada). No sé si el roncador va a soportarme otra semana igual, que hay que coger número para vernos.


Hay gente a la que la apasionan los deportes extremos y al límite, pues los invito a ponerse a estudiar a cierta edad y compaginar vida laboral y personal, porque es como hacer malabares subido en el ala de un jet comercial.

diumenge, 26 d’octubre de 2014

Las cuentas del Gran Capitán

Mi marido es hombre cariñoso, bondadoso y paciente, no tengo ninguna queja; aunque en lo de la economía familiar es feliz como una perdiz. Por fortuna, me deja a mí esos menesteres que, como buena mujer catalana, se me dan de fábula.


Yo soy más como Fernando el Católico: dicen que era un hombre receloso, con cierta inclinación al control de gastos. Una vez le pidió a uno de sus hombres, al que llamaban El Gran Capitán, las cuentas detalladas de los gastos durante las campañas de Italia, en las que se conquistó Nápoles. El otro, que se ve que tenía un sentido del humor peculiar, no dudó en poner en su lista cosas tan descabelladas como picos, palas, guantes perfumados... Pues eso, que al roncador ya le pegan Las cuentas del Gran Capitán.


Bueno, podríamos hacerla extensible a otros tantos... porque mi marido es por despistado y porque sabe que me tiene a mí, que otros tienen las cuentas menos claras, gastos desorbitados y arbitrarios, y aquí no pasa nada (no hace falta decir nombres, ¿no?).

dijous, 23 d’octubre de 2014

Facilidad o curiosidad

Todo el mundo cree que tengo facilidad por la lengua, creo que no es así, aunque me gusta escuchar y observar y observar todos los lenguajes, incluso el lenguaje de sordos u otro tipo de mecanismo comunicativo. Yo, como una compañía de móviles hace tiempo: Lo importante es poder hablar, aunque ahora no les serviría mucho esta campaña, porque lo importante es WhatsAppear.



Hey, con los cambios de la RAE, igual también incluyen este verbo en la nueva edición, después del lío que han armado con hackear y jaquear, ¿alguien lo ha visto? Se ve que han incluido el verbo como anglicismo, pero en la definición pone que es un pirata informático (que no es así) y luego han insertado en otra definición el verbo jaquear. Hasta ahí, conviven dos formas, pero se les ha pasado buscar qué significa en su diccionario jaquear: " 1. tr. En el juego del ajedrez, dar jaques. 2. tr. Hostigar al enemigo."



Como decía que, como siempre, me he ido por las ramas, dicen que tengo facilidad por los lenguajes, en realidad, es una pasión, pero soy terrible para los idiomas, los desgrano, reconstruye y luego me aburren. Porque, a ver, ¿a quién no le parece el inglés la lengua más aburrida y estructuralmente poco avanzada del mundo? Ahí lo dejo.

dimecres, 22 d’octubre de 2014

Camino de Oz

La otra mañana, en el metro, me di cuenta de que había más papeles y suciedad en el suelo, pensé que tal vez la señora que friega el suelo estoicamente, y con rostro apacible al que no puedes desear más que amor, se había puesto enferma. Deseé para mis adentros que se pusiera buena y mejorara.


Entonces observé, todo ello durante mi trayecto automatizado de una línea a otra, que la ubicación de los papeles arrugados del suelo parecía extrañamente simétrica, como si los hubiesen colocado ahí con una única finalidad, que siguieran el camino trazado.


Así lo hice, también era el camino a mi andén, así que no me supuso ningún cambio de trayecto ni me retrasó. El camino de papeles arrugados no me llevó a Oz, ni a ningún otro lugar maravilloso, ni mucho menos ante una preciosa hada madrina, eso solo ocurre en los cuentos y en sus adaptaciones cinematográficas, solamente era un tío guarro que no conoce la existencia de las papeleras. No me quedaron fuerzas ni para reprobarlo, mis ilusiones se habían roto en mil pedazos. Continué mi ruta.

dimarts, 21 d’octubre de 2014

Setas

Al roncador le ha dado por las setas, pero me refiero a comerlas, que eso con pasarme por el mercado un día lo soluciono (aunque cuesten un dineral y luego la mitad vayan llenos de gusanos), el tío quiere que nos levantemos como a las 5 de la madrugada de un sábado para irnos al monte con una cestita y probar suerte.


Llamadme urbanita, pero a mí eso me parece una salvajada. Primero, porque necesito dormir y descansar; en segundo lugar, porque estoy convencida de que hay mucha gente que se pierde y tienen que hacer luego partidas de bomberos y forestales para ir a buscarlos. A mí lo de que me busquen tíos cachas ya me mola, pero no me apetece nada el mal rato.


Cada uno se dedica a lo que sabe, la montaña y yo tenemos un acuerdo tácito, yo no me acerco a ella y ella no me pone trabas. A ver cómo se lo hago entender a mi adorado marido... o eso o le busco un grupo de adictos a las setas para que me lo saquen de paseo los fines de semana.

dilluns, 20 d’octubre de 2014

El roncador mataor

Tenemos una plaga de gusanos en el jardín, eso no hace más que demostrar que nuestras plantitas están estupendas... bueno, estaban, porque ahora parece un cagadero de gusanos y, a juzgar por el tamaño de sus defecaciones, no me gustaría encontrarme con ninguno de ellos en una noche oscura (qué carai, ni a pleno día).



Yo ayer cogí el matabichos y rocié bien las plantas (o sea, que acabé medio colocada). Fue muy curioso, porque a mitad de la operación, apareció una abeja enorme, pasó de mis rosales, y se fue directa a picotear (o lo que hagan las abejas) a uno de estos terribles gusanos. ¿Será que la madre naturaleza manda a las abejas guardianas para proteger el néctar? No sé, me monté mi película fantástica y cualquier día me contratan en Pixar para hacer una peli animada.



Después de este maravilloso incidente, el roncador salió a matar gusanos y se cargó a tres de una estocada (es mi sant Jordi particular). Me pregunto si sabría distinguir orugas de gusanos, ahora me siento mal, a ver si nos hemos cargado unas preciosas mariposas... ¡pues que se coman las plantas de otra!

diumenge, 19 d’octubre de 2014

¡Churros!

Ayer pequé, y de qué manera, si hay que hacerlo, se hace bien y con todas las ganas del mundo. Me apetecieron churros con chocolate de buena mañana y fui a comprarlos, 3 mini churros que me supieron a gloria. Luego, el sentimiento de culpabilidad, acompañado de un desenfreno que me llevó a cometer el delito capital: comimos pizza.


A nadie le amarga un dulce y yo no soy la excepción. Mi estupendo y maravilloso marido me pervirtió del todo con la propuesta de la pizza, se podría decir que es culpa suya.


Hey, a grandes males, grandes remedios. Dicen que una vez te saltas el régimen ya no hay vuelta atrás, pues decidí que era un día ideal para pecar y lo hice a conciencia y, por supuesto, feliz. Ya verás tú cuando vea a la dietista y me pida el planning detallado de lo que he comido: el día 18 de octubre, en mi calendario, para ella, como si no hubiera existido, voy a sufrir amnesia transitoria.

dissabte, 18 d’octubre de 2014

La baja, unida, jamás será vencida

Estoy deseando pillar un buen catarro, de esos en los que incluso el médico, a pesar de lo que le digan sus superiores, se siente obligado a darte la baja para evitar que lo contagies a él y a toda la humanidad, creando una enorme pandemia y el caos mundial. Ya sé que me encontraría fatal, pero dormiría tan plácidamente... 



Si es que estoy hecha una pupas, bueno, en realidad, como dice mi padre, estoy hecha una pastis, porque pille lo que pille, me tomo una pastillita y a seguir con mi vida. Así me va, permanentemente cansada, con dolor crónico de espalda y deseando que llegue el sábado para poder desengancharme del paracetamol, ibuprofeno, naproxeno, nolotil y esa larga lista que llevo en mi neceser y que no se separa de mí.


Incluso Christina se anima a manifestarse conmigo.

Sí, soy farmacodependiente, a ver si encuentro un grupo de apoyo y pintamos pancartas para que se nos permita ponernos de baja y cobrar el sueldo, porque veo venir un invierno muy feo como siga a este ritmo.

divendres, 17 d’octubre de 2014

Lavarse el pelo

He vuelto a leer una de esas revistas sin sustancia que tanto me gustan, son ideales para relajar la mente y no pensar en nada importante. A pesar de ello, ya me conocéis, me he interesado por un artículo en el que explicaba los muchos errores que cometemos al lavarnos el pelo. Oye, agua, jabón, aclarado (me sale: NOCILLAAA, será por la musicalidad), no tiene mucho más, ¿no?


Resulta que estaba equivocada, lavarse el pelo requiere de una gran técnica y de productos varios, de los cuales desconozco por completo su funcionalidad (así que no entraré en detalles).


El caso es que no hay que frotar (lo del frotar se va a acabar iba en serio), según el artículo pseudocientífico (por llamarlo de alguna manera) has que masajear las puntas, asegurarse de que no queda jabón y vigilar no arrancarse pelo con el cepillo. O sea, tanta tontería para decirte que te lo medio laves, porque a mí si no sale algo de espumilla (sin pasarse) y froto un poco, me da la sensación de aclarado, no de limpieza.

dijous, 16 d’octubre de 2014

A besos

Las mañanas, en mi casa (y supongo que en todas), son un auténtico caos en el que reina una jerarquía y un orden que establezco yo. Siempre me levanto mucho más temprano porque, tal como ya os he dicho varias veces, necesito el silencio y la calma que solo existe en esas horas de madrugada. Y ahí empieza mi rutina que incluye desayuno y cosas varias referidas al baño y que no hace falta contar.


En cuanto se levanta el roncador, empieza mi tortura, parece que entra en el váter y que nunca más volverá a salir. Sospecho que se duerme en la taza, aunque no he querido comprobarlo. No lo entiendo, no tiene ni un solo pelo en la cabeza, pero tarda como si tuviera una melena exagerada. Comprendo que el día que toca afeitarse, que es una vez a la semana si hay suerte, algo que acaba por agradecer mi piel atópica, necesite mucho tiempo para pasarse la cuchilla por toda la cabeza (es lo que tiene ser pelón). A pesar de ello, no justifica su sesión matutina dedicada a su aseo personal (que conste que no me quejo, lo malo sería que no la hiciera y fuera un guarro).


De todos modos, me mata la poco frecuencia de afeitado, igual hago huelga de besos, a ver qué le parece, seguro que mi piel lo agradece, aunque a nivel personal y emotivo... no tengo remedio, me tiene enamorada.

dimecres, 15 d’octubre de 2014

Subidón

Los miércoles se han convertido en mi nuevo viernes, pero no porque al día siguiente haya fiesta, qué va, es porque en tres días he conseguido estar tan cansada como con la semana entera. Empiezo a pensar que estoy demasiado vieja para estos trotes. siento que si me dejo caer estaré durmiendo hasta el fin de los días, rollo bella durmiente, pero pasando del príncipe salvador, que si el roncador me besa me haré la muerta (¡no me salves!).


El roncador, que como ya sabéis es mi faceta positiva en la vida (por eso me casé con él), dice que esto ocurre los primeros días, hasta que me acostumbre, espero que tenga razón, como suele tenerla. De momento, Jalea Real cada mañana y mucha vitamina C en forma de fruta, a ver si con eso me viene el subidón de forma natural.


Ayer una compañera me decía que ya llevábamos casi dos meses desde la vuelta al trabajo. La miré con cara de odio, yo que pensaba que ya eran como mínimo cuatro, mi percepción del tiempo suele beneficiarme siempre, vivía más feliz desconociendo este dato.

dimarts, 14 d’octubre de 2014

Adefesio y adicta a la Nutella

Voy de trabajos hasta arriba, pero no quería olvidarme de contaros una buena noticia: ¡he aprobado el primer examen! Solo me cuenta un 5% de la nota global, parece que en esta carrera están obsesionados con los tantos por ciento.


Eso sí, estoy todo el día metida en Internet, se me van a quedar los ojos achinados de tanto forzar la vista. Ya soy un poco bizquita de fábrica, solo me faltaría eso (bueno, con estas descripciones que hago de mí misma debéis de pensar que soy un adefesio).


Y encima, todo esto, sin mi Nutella. Los primeros días llevé la dieta estupendamente, claro, he perdido 5 kilos. Pero ahora, con la influencia del fin de semana que hice un poco la loca comiendo y que parece que me he estancado, creo que me daría un atracón a dos cucharas (contención, Ses, que merece la pena).

dilluns, 13 d’octubre de 2014

Madre e hija

Quiero mucho a mi madre, aunque desde siempre hemos tenido una relación tumultuosa. Ambas sabemos que nos parecemos demasiado, así que es inevitable que choquemos, cada una quiere tener razón, a pesar de que las dos defendamos la misma postura: tercas (marca de la casa).


Este fin de semana hemos ido a buscarla, lleva como 4 meses fuera, no hay como estar jubilada y poder hacer lo que una quiera. Se pasa la mitad del año en un pueblo de montaña, que para mí es sinónimo de frío, lluvia y animales varios, para resumir. El resto del año, cuando la nieve lo cubre todo, se escapa y viene a vernos, hasta que el calor la agobia.


Pues eso, que hemos ido a buscarla. En el pueblo había feria de ganado y concurso de tractores, todo muy glamuroso. Me chocó mucho ver un feriante que vendía animalitos, entre ellos conejitos y pájaros. Leñe, que los campos están llenos y encima en libertad. Nunca dejarán de sorprenderme los humanos. Bueno, ya estamos de vuelta, algo más cansados por el viaje y con la despensa llena, que ahí siempre me dan verduritas y todo lo que sale del huerto: qué distinto es el sabor de lo natural comparado con lo que hay en el supermercado.

diumenge, 12 d’octubre de 2014

Quedarse roque (pasando del modismo)

Esta semana vino una especialista del sueño a hacernos una charla, fue muy interesante, aunque volví a darme cuenta de que mis compañeros son más jóvenes y, por tanto, tienen intereses muy distintos a los míos. Mientras a ellos les inquieta qué soñamos a mí me preocupan cosas como la apnea del sueño, los ronquidos o cómo tener más calidad de sueño. Son interesantísimos todos los trastornos del sueño, desde el sonambulismo hasta los que hablan en sueños.


En cierto modo, no me sorprende tanto, siempre he sido más pragmática que la mayoría y si a eso le suma que voy haciéndome mayor... A mí me encanta dormir, de pequeña tenía mucho insomnio y era terrible, sobre todo porque además del cansancio tenía que soportar las migrañas. Eso quedó resuelto con mi pastillita de antihistamínico. Me la recetan para otra cosa, pero qué bien se duerme con eso. El roncador se tomó un día una porque no encontraba las suyas de la alergia y se quedó roqueSospecho que si algún día me la quitan descubriré que soy adicta, porque no quiero volver al insomnio. 


Hubo una cosa que me sorprendió muchísimo. El único sentido que no descansa durante la noche es el oído, con razón me despierto tan a menudo, si es el único sentido que me funciona al 120% (bueno, y el olfato), que puedo oír un alfiler caer. No entiendo por qué el cuerpo, que es tan sabio, no deja que descansemos el oído, ¿será porque tengo la sensación de que el 90% de la población está algo sorda? Aprecio muchísimo el silencio, sé que no le ocurre a todo el mundo.

dissabte, 11 d’octubre de 2014

Concentración

Me paso tanto tiempo metida en el subsuelo del metro o viendo el paisaje del tren, que he optado por estudiar los apuntes en el transporte cada día, mientras vuelvo a casa.


No es broma, que estoy por hacerme todos los cercanías en un día, porque para mí sería como ir a la biblioteca para cualquier mortal. Ese silencio tan molesto me aturde y me da sueño. En cambio, el vaivén del tren me relaja y concentra sobremanera.



Igual lo patento, aunque me temo que son de esas cosas que solo me pasan a mí. Hoy mismo he ido a la biblioteca y me han entrado ganas de dormir, claro que era la hora de la siesta, pero seguro que el olor a papel viejo y usado, además de tanta concentración de neuronas exige un momento de sueño obligado.

divendres, 10 d’octubre de 2014

Mujer de provecho y de futuro

Ahora resulta que tengo que hacer mi primer examen, desde casa, por Internet y con calculadora científica. Nunca he gastado de eso último, se ve que esto de ser psicóloga va de números, yo creía que era en matemáticas, arquitectura u otras de las que construyen y forjan el futuro de nuestro país.


No sé si estudio para contable o es que voy liada. Tendré que acostumbrarme. Estoy entre una calculadora rosa monísima que he visto hoy o bajarme una aplicación y punto, que para moderna yo.



Ya está bien de ser la única que lleve papel y lápiz, aunque esté demostrado científicamente y sin necesidad de tanta fórmula que una estudia mejor si lo hace a mano, con lo que llevo de apuntes ya he fijado en la memoria parte del temario. Truquitos de la vieja escuela, que nunca pasan de moda.

dijous, 9 d’octubre de 2014

Burgueses

Ya os he hablado alguna vez de la chica que viene a casa a limpiar... sí, somos unos burgueses, no tenemos excusa, hace años decidimos que podíamos pasar sin cualquier cosa excepto de eso. Es una mujer curiosa, a la que le gusta hablar muchísimo, así que procuramos no coincidir con su horario, porque acaba con el nuestro en un plis-plas.



Tiene algunas manías que a mí personalmente me desquician: deja todos los cuadros torcidos, como si quisiera demostrar con ello que los ha limpiado a fondo, o como mínimo tocado, porque todos sabemos que el roce hace el cariño e igual pasa lo mismo con el polvo (uy, qué mal suena); sabe desordenar todos los botes de cristal que tengo, eso incluye los que contienen vuestras preciadas grullas e incluso los sifones.



De todos modos, su top ten de cosas rarunas y molestas para Ses es cómo resitúa a mis matrioskas. Porque ahí me da algo de miedito, deja un par de cara a la pared, como si hubieran sufrido un poltergeist terrible, y el resto de lado, rollo castigadas. A ver a quién no le da miedo el tema.

dimecres, 8 d’octubre de 2014

A raya

Estoy a régimen, ya os lo había contado. Nunca había hecho una dieta antes así que me imaginé que me costaría muchísimo, sobre todo porque no soy nada metódica ni constante. Ahí estoy, con unas ganas terribles de comer un coulant, pero volver a mi antigua talla de momento gana la batalla.


La dietista me ha puesto a raya, me dijo que se acabó lo de vivir de rentas y pasar de todo, es una mujer cruel. Lo que peor llevo es el aburrimiento, no tiene nada de apasionante comer lechuga y verdura todo el día, ya no sé cómo ser creativa con la comida.


Y básicamente, por el mundo corren mujeres a las que tendría que devorarles alguna infección vírica porque se pasan el día comiendo chocolate a mi vera y eso no se hace. Hay que respetar a las que regimeneamos. Esta mañana, una monísima chica se ha comido un cruasán de chocolate a mi lado en el metro, me han dado ganas de decirle que antes era como ella y que de aquí a unos años tendrá el culo grande, que se solidarice un poco, pero me he reprimido, no sabía si podría controlar el impulso de terminar mi discurso y robarle el cruasán para salir corriendo. No puedo bajar la guardia.

dimarts, 7 d’octubre de 2014

It's alive

He vuelto a las andadas. Os cuento: por razones ajenas a mi voluntad, sobre todo eso, me tomo un montón de pastillas antes de ir a dormir. No soy una yonki, aunque en mi botiquín las hay de varios colores. Sufro varias enfermedades, síndromes o lo que sean que me obligan a tomar medicación de por vida. No es nada grave ni me afecta en mi vida normal más que en tener un pastillero monísimo con los días de la semana.


El roncador, por el contrario, pilla algún resfriado de vez en cuando pero en general goza de buena salud (a excepción de la alergia a los ácaros). Cada noche, antes de irnos a dormir, me tomo todas mis pastillas y, ahora, con la gripe, también le doy un paracetamol a él, lleva dos días y ya empieza a encontrarse mejor, pero por la noche le sube la fiebre.


¿Por qué os cuento todo esto? pues porque soy un peligro con patas y manazas. Ayer por la noche, estaba con mi rutina cuando de repente me doy cuenta de que le he endiñado al roncador una de mis pastillas y que está a punto de tragársela. Despistada yo y confiado el otro. Por suerte, no pasó nada, aunque empieza a preocuparme que tenga la cabeza tan ida. Lo dejaremos en anécdota divertida, el roncador sigue vivo y aquí no ha pasado nada.

dilluns, 6 d’octubre de 2014

De vuelta

Después de un fin de semana sabático en el que el roncador ha aprovechado para pasarme la gripe, ya que estaba algo cansada y con ganas de tener una excusa para vaguear... pues eso, que voy a tope de Jalea Real a ver si cojo fuerzas.


Así que una vez recuperada, obligada por mis ocupaciones diarias, o sea, trabajar, vuelvo a las andadas con mi buen humor de siempre (risotadas). 


El caso es que se me ha hecho muy cortito el fin de semana, aunque haya sido lo mínimamente productivo; pero una excusa maravillosa para estar más juntitos mi marido y yo, aunque sea en el sofá, bajo una mantita, viendo pelis sin parar.

divendres, 3 d’octubre de 2014

Despistes que tiene una

Ahora sí que estoy convencida de que este ritmo me está desquiciando. No tengo muy claro si es que estoy tan cansada que no carburo o bien que estoy en modo pasota y en cuanto voy algo sobrepasada desconecto y me vuelvo una hippie despreocupada.


Ayer fui con el automático todo el día, hasta tal punto que llegaba justa a una clase (para variar) y entré cuando ya había empezado. Después de unos minutos me di cuenta de que no tenía ni idea de quién era el señor que estaba explicando la clase, pero como tengo muchas prácticas y cada día viene uno distinto... pues no me inmuté demasiado. Al cabo de un ratillo, pensé que era de muy mal gusto ponernos un power point de historia y epistemología cuando la clase era de percepción, como si el profesor estuviera reciclando material de otras asignaturas. 


Lo cierto es que eso ya eran pistas fiables, no caí hasta al cabo de un rato cuando me planteé qué tenía que ver Locke ahí si yo estaba estudiando a Weber y Fechner. Evidentemente, me equivoqué de clase y lo confirmé cuando le pregunté al de detrás mío en qué clase estaba. Está claro que a la que me correspondía llegué como media hora tarde y encima me dio por hacer preguntas, no sé cómo no me echan de clase. Lo mío es de manual.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...