dimarts, 31 de març de 2015

Fin de mes

Otro fin de mes y, por mucho que cuente, no salen los números. A veces, teniendo en cuenta los malabares que hago en la economía familiar, pienso que tendría que haber sido contable, aunque voy más para cuentista.


Como si yo tuviera una profesión bien definida, a mi edad y todavía en la universidad. Hace unos días el roncador me preguntó qué quería ser de mayor, y no me sorprende, porque con los años he ido cambiando de profesión, todo en un recorrido lógico, digamos que no he pasado de ser futbolista a médico (aunque esto segundo me lo he planteado, y lo que le costó al roncador sacármelo de la cabeza; para lo primero tendría que ser menos patosa).


Es que cuando era pequeña, muy pequeñita, sabía perfectamente qué quería ser, así que supongo que en la edad adulta me toca titubear y experimentar. Igual soy como Brad Pitt en esa peli en la que nacía viejo e iba rejuveneciéndose con los años: El curioso caso de Benjamin Button.

dilluns, 30 de març de 2015

Silbar

No sé silbar y hace muchos años que desistí en aprender, porque soy negada, creo que algo en mí viene mal de fábrica, alguna malformación bucal que me impide hacer algo que a la gente le parece de lo más sencillo. E insisten, como si yo fuera de otro planeta, que si ponga los labios así y sople (si yo ya lo hago...); que me ayude con los dedos... en serio, ¿es que es más fácil con los dedos o lo dicen para que me frustre más?


Después de mucho entrenamiento, he conseguido un leve sonido agudo, producido por el viento que pasa entre mis dientes y la posición elevada de mi lengua, sé que no es la forma más ortodoxa, pero lo hago solamente para que me dejen tranquila, sospecho que o bien emito algún sonido o voy a crear un trauma en la vertiente educativa de las personas que insisten en que es extremadamente raro no saber silbar.


Más raras son otras cosas y no veo que la gente vaya por la calle insistiendo en ello: la mala educación, el saber estar... ¿Por qué no dirigirán sus esfuerzos en algo útil? Después de todo, que yo aprenda a silbar no creo que salve vidas, que ya tengo unos buenos pulmones y si hace falta grito.

diumenge, 29 de març de 2015

De resaca

Ayer hicimos un año de casados con el roncador, así que hoy estamos de resaca de fiestón y de carantoñas (mira que somos empalagosos).


Os dejo con las ganas, o igual os cuento alguna cosilla, ya se verá. Mañana más.

dissabte, 28 de març de 2015

Ni un pelo de tonto, ni de otro tipo

Hace un par de días os hablaba de mi pelo y el roncador se ha puesto un poco celosito; pues nada, voy a hablar de su pelo, o de la ausencia de él. A veces me da penita, yo creo que es un calvo muy guapo, es más, no me lo imagino con pelo, con esa forma de cabeza es difícil imaginárselo, aunque a veces, mientras está medio dormido y se deja hacer perrerías, le pongo mi melena y le hago fotos, para que vea cómo le queda (sí, soy como una niña chica y él es un santo varón).

Como buen calvo, le gusta hacer bromas como que no tiene un pelo de tonto o me suelta frasecitas tales como te vas a enterar de lo que vale un peine. A veces creo que tiene el síndrome del miembro amputado, pero con el pelo, sueña que tiene una hermosa melena (que lo sé, aunque disimule) y suele rememorar una época en la que tenía un pelo frondoso (mentira, que he visto fotos y eran cuatro pelos y mal contados).



En lo que sí que le doy la razón es en que el pelo hace mucho, me he fijado en algunos hombres que lucen melena al viento y me da qué pensar. Porque mi roncador es tal como es, no tiene que esconderse tras ninguna mata de pelo a la que dedican, en mi opinión, demasiado tiempo. Sospecho que bajo tanto pelo se esconde una creciente ausencia de personalidad. Además, no tiene nada que envidiarles, que a mí, sobre todo, me gusta por su cerebro y porque es muy guapo, incluso sin pelo.

divendres, 27 de març de 2015

Síndrome pre-vacacional

Lo que más me gusta de las vacaciones de Pascua, además de la Mona (mi dietista no tiene por qué enterarse), es que son unos días ideales para leer. Todavía hace frío, no soy muy de procesiones... con lo que tengo tiempo de sobras (si no fuera porque tengo que estudiar, pero eso no cuenta).


En plena astenia primaveral, seguro que a más de uno le irá bien descansar un poco, aunque si es alérgico lo lleva claro. A mí ya me ha entrado esa morriña, entre deseo de vacaciones y excusas varias sobre el tiempo (ahora lluvia, ahora sol).



Igual que ocurre en verano, tengo síndrome post-vacacional, pero a la inversa, a mí me da antes. No entiendo que todo el mundo esté mal después de vacaciones, es el previo lo que me desespera, que parece que nunca lleguen.

dijous, 26 de març de 2015

Un mundo sin quejas

Estoy de los nervios con esto de los exámenes. Sí, siempre estamos de exámenes, no es que yo sea muy pesadita (que también). Mi nivel de estrés ha llegado hasta el límite de que ayer el roncador trajo la compra y durante un par de horas no supimos dónde la guardé, desperdigada por la casa que estaba, eso sí, bien guardadita en cajones, en la nevera no, ¡¿para qué?!

Después del examen van a tener que recogerme en pinzas, ¡no puedo más!

Voy a necesitar mucha suerte, ¡menudo temario! Sobre condicionamiento va el examen... yo sí que voy condicionada, que tengo que sacar un 7 mínimo y ya voy condicionada al fracaso. Y encima, con toda esta ansiedad me da por visitar la nevera (no para guardar la compra, para eso no, claro), que hago prospecciones a cualquier hora. Suspendida y con el culo gordo que voy a acabar a este paso.

Así tendría que empezar a estudiar, para Dummies, que el cerebro ya no da para más.

Así estoy, entre despistada y distraída. Y luego leo noticias tan curiosas... pues no hay una gente que decidieron no quejarse durante un mes, ¿para qué? Con lo relajada que se queda una.Un mes entero. A mí me hubieran llevado a urgencias en el minuto cero, solo por la tensión previa, conocedora de no poder formular comentarios ni críticas negativas a absolutamente nada ni nadie. Eso no es vida. 

dimecres, 25 de març de 2015

Mis pelos

Tengo el pelo liso, lacio y poco problemático. Es decir, no me da ningún tipo de complicación, salgo de la ducha y estoy lista para ir a la calle, sin secar ni peinar. Me doy cuenta de que a mucha gente le sorprende eso, es más, a menudo me felicitan por cómo me he alisado el pelo: ¡Es así, no le hago nada! Si por no tener no tengo ni enredos, toda la vida usando peine, ni cepillo ni nada.

Entiendo que soy afortunada.

Una vez me regalaron una máquina de estas que alisan el pelo, me planteé si me iría bien para algo más que el pelo, ya sé que sirve también para ondulaciones, pero no sé, le busqué otras funcionalidades, se llaman planchas, igual también se usan para la ropa... pero se ve que no, se la regalé a una amiga, no sé en qué pensaban, si ni siquiera se me encrespa.

Esos malditos años 80

Cuando era jovencita, que estaba de moda el rizo (no como ahora), me hice la permanente y me pasó exactamente lo contrario, mi pelo se replegó sobre sí mismo y tenía una gran bola en la cabeza (porque pelo sí que tengo, pero sin volumen no se nota). Ahí me di cuenta de que no hay que ir contra la naturaleza, porque con lo blanca que soy, pasé de tener pelo de china a pelo de negra. Un contraste muy curioso.

dimarts, 24 de març de 2015

Hormona de la felicidad

Dicen que cuando una mujer está embarazada tiene unas hormonas de la felicidad que le hacen soportar el tema, básicamente porque si tienes un comienzo de vomitonas, dolor de espalda y piernas hinchadas, además de sacar un bebé enorme por tu útero, o te dan drogas duras, o no lo haces.



Ahí está, el cuerpo es sabio y por si los médicos no te dan fármacos, se fabrica su propia medicina. ¿La venderán embotellada? me gustaría probarla, la verdad. Creo que hay oxitocina sintética, ¿hará falta receta? Si hace falta, yo me pongo un cojín y lo de quejarme me sale de natural, así que podría tener pinta de embarazada sin demasiado esfuerzo.



Bueno, en realidad, dicen que haciendo ejercicio físico también generamos endorfinas, que nos motivan más y no sé cuántos beneficios más, y a mí solamente me entra mala leche por el hecho de pensar que voy a correr para sudar y no ir a ninguna parte concreta.

dilluns, 23 de març de 2015

Padre desconocido

De pequeña venía siempre a buscarme al cole mi madre, durante casi toda mi vida se ha dedicado a la casa, así que podía hacerlo. No recuerdo que mis abuelos nunca me vinieran a buscar al cole, pero bueno, como siempre he sido bastante independiente, de hecho, desde temprana edad he ido a todas partes sola.


Ahora que lo pienso, recuerdo una vez que mi padre, al que le debieron dar fiesta por algún motivo, vino a buscarme al cole, grité a los 4 vientos que ese no era mi padre y que no me iba con él. Eso de ir con desconocidos tenía claro que no podía hacerlo. Pobre hombre, tuvo que volver a casa para que viniera mi madre. Lo cierto es que tiene una explicación, durante muchos años, mi padre fue a trabajar a las 5 de la madrugada y volvía de noche, así que nos veíamos poco. Probablemente, hacía días que no lo veía y como era una niña desconfiada...


Siempre me sabrá mal, para una vez que vino. Supongo que escarmentó, debió de pasar tanta vergüenza que no volvió a pisar mi cole.

diumenge, 22 de març de 2015

Marzo marceador

Dicen que Abril, aguas mil, pero parece que el calendario del encargado del tiempo se ha liado, porque ha sido empezar la primavera y ha llegado el diluvio universal, entre el apagón solar que tuvimos con el eclipse y esto yo ya no sé a qué atenerme, y no me refiero al problemón que tengo en mi armario, que no sé si ponerme un jersey, manga corta, el chubasquero o una parra, va más allá.



Sospecho que tienen un problema en el cielo, que ya no saben ni en qué día viven, seguro que están de elecciones. Menos bromas, pensaba que el refranero se estaba quedando obsoleto y resulta que tiene respuesta para estos contratiempos: Marzo marceador, llueve por la tarde y por la mañana hace sol u otro como Marzo engañador, un día malo y otro peor.



Pues yo no recordaba que marzo fuera tan activo, la verdad, pero ya sabemos todos que mi memoria es peor que la de mis peces, que si no burbujearan y movieran las aletas por la mañana, la menda no les daba de comer por desmemoriada.

dissabte, 21 de març de 2015

Redes sociales

Soy de una generación donde todo esto de las redes sociales nos atrae, pero también nos confunde, porque a menudo prefiero llamar que perder el tiempo con 50000 mensajitos, del tipo que sean, que no me llevan más que a mitigar o tergiversar el contenido de la conversación.


A pesar de ello, estoy apuntada a todo. Mi favorito: Twitter, es tan preciso, que la belleza de la economía lingüística me ha enamorado... que te parece interesante, pues para eso está el enlace y amplías información. Incluso las noticias parecen menos dramáticas. Me lo tomo como un conjunto de Haikús, por verlo de un modo poético. Que a modo de diario, para enrollarme, ya tengo el blog.



Por el contrario, Facebook se ha convertido en un lugar de cotilleo (cuidado, que no lo menosprecio, a chafardera no me gana nadie), ideal para saber cuándo es el cumpleaños de alguien, porque no nos engañemos, si no tienes tu fecha de nacimiento en Facebook, no esperes que te felicite. Eso sí, Pinterest es mi adicción, cada vez que entro me hundo en su abismo de ideas y de fotografías, me pasaría el día dentro, a ver si tendré que ir a un terapeuta...

divendres, 20 de març de 2015

El sol brilla

Bueno, bueno, bueno, hoy llega la primavera y es el día de la felicidad. No me extraña, tengo unas ganas de que el día sea más largo... no puedo entender cómo en ciertos países nórdicos se pueden pasar semanas sin ver la luz del sol, a mí me daría algo.


De hecho, me contaron que tienen unas máquinas, parecidas a las de hacer UVA, para evitar este problema, ya que la falta de luz natural ocasiona muchas depresiones. Siendo de un pueblo mediterráneo, la falta de luz me mataría (por no decir si me alejan de la playa).


De hecho, hoy habrá un eclipse solar, de pequeña me insistieron tanto en no mirar directamente cuando hubiera eclipse, que creo que voy a pasarme todo el día mirando al suelo. Es bonito pensar que en este día la luna y el sol se encontrarán, como si de un cuento de niños se tratara

dijous, 19 de març de 2015

Guttman

El instituto Guttman está realizando una investigación, con muy buenos resultados, para introducir inteligencia artificial para mejorar procesos cognitivos, en concreto, a través de una prótesis robotizada como rehabilitación en lesiones medulares y daño cerebral. Parece de ciencia ficción, de momento, no se ha logrado que sea permanente, pero ahí está el camino.


Estaba yo tan contenta con esta noticia, cuando un compañero me ha dicho: "imagínate que funciona y eso lo podemos aplicar a cualquier cerebro..." ¿Para qué? A ver, que a más de uno le iría bien utilizar más partes de su cerebro, en eso estoy de acuerdo, pero una cosa es un daño cerebral y otra muy distinta es ser vago.


A ver, que la inteligencia es la que es, pero algo de entrenamiento tampoco le viene mal.

dimecres, 18 de març de 2015

Mochilas

A ver, todos hemos sido críos, llevábamos las mochilas a reventar (la mía sigue a petar), pero había cierto glamour en el tema, éramos fuertes y nos destrozábamos la espalda por amor al arte y al aprendizaje, no esas horribles mochilas con ruedas que se llevan ahora, que además me parecen de lo más incómodo, porque los niños las arrastran a una altura muy rara (bueno, que no soy osteópata, no sé yo).

Lo peor, es que luego ves a los abuelos con el carrito, porque seamos sinceros, a la que salen del cole, cogen el bocadillo y la mochila se queda ahí, a la espera de que algún pariente la recoja. Eso mi madre lo tenía superclaro, formaba parte de mi educación saber que el que carga la mochila, luego la lleva, así que siempre iba con lo justo al cole. 


Total, que tenemos un montón de personas mayores en traumatología porque llevan las mochilas con ruedecillas de sus nietos (y hablo de abuelos porque es lo que más se ve en las puertas de los colegios). Por favor, señores diseñadores de mochilas, hagan algo por esta pobre gente.

dimarts, 17 de març de 2015

Del tiempo

No soporto la comida caliente, eso de tomarse una sopa y que sientas que el infierno ha abierto sus puertas me mata. Mi madre, que no tiene sensibilidad en la lengua y que a veces sospecho que proviene de un mundo estelar distinto al nuestro, tiene la mala costumbre de darme la comida a temperatura farenheit, cuando a mí lo que me gusta es a temperatura ambiente.



No os cuento lo de tomar café en casa, sale tanto humo que la última vez provocó niebla y casi una tormenta. Y no va la buena mujer y se lo bebe de un trago. Está claro, esa lengua no es humana.



Me pasa lo mismo con lo que está frío, no hay quién se trague la comida recién salida de la nevera. Odio cuando vas a un restaurante y la ensalada parece congelada, que dice mucho de la frescura de los ingredientes, porque incluso el plato está frío. Total, que lo mío es a temperatura ambiente, del tiempo, que dicen.

dilluns, 16 de març de 2015

La evolución de la especie

Mi boca es del futuro... sí, sí, y no bromeo. Hace muchísimos años, mi querido dentista me dijo que me faltaban dos dientes, los incisivos laterales, solamente los tenía de leche. Es una mutación y, probablemente, si tengo hijos, ellos ya nacerán sin ellos, porque a causa de la evolución, los dientes que no usamos acabarán por desaparecer. Y me pasa lo mismo con 2 muelas del juicio. O sea, soy del futuro y mutante. A mi tierna edad eso me moló muchísimo: me sentía especial y única. Bueno, eso de única es un decir, porque se ve que somos unos pocos, que la evolución va despacio, pero no es tan tonta como para elegirme únicamente a mí como sujeto experimental.



Así de feliz he vivido durante años, hasta que he tenido que ir al endodoncista, a la que le brillaron los ojos al ver mi peculiar sonrisa. Para entendernos, tengo unos colmillos muy destacados y parece que lo habitual es esconderlos, así que la buena mujer se sorprendió de que no quisiera modificar en nada ese "problema", puesto que yo iba por otro motivo... que me obligará a llevar aparatos igual.



A la pregunta de si poníamos implantes para solucionar eso, o bien tendríamos que sacar un diente, no tuve ninguna duda: saquemos el diente, menos traumático, más rápido y, encima, más barato. La pobre tuvo que llamar a mi dentista de cabecera porque no entendía nada, por mucho que yo le explicara que coartaba a la evolución de la especie. Suerte que él me conoce y, en el fondo, es el culpable de que no solo aceptara en su momento mi sonrisa, también de que esté orgullosa de ella.

diumenge, 15 de març de 2015

De rabos y diablos

Tengo un par de exámenes a la vista, así que ya estoy en modo aburrimiento y concentración 0, no falla: Cuando el diablo no tiene qué hacer, con el rabo mata moscas.



Pero el caso es que sí que tengo cosas que hacer: ¡estudiar! Otro tema es que me distraigo con tal facilidad que soy capaz de tejer una manta entera por escaquearme de hincar codos. 


Digamos que a mí el blog me va de perlas, porque cuando estudio cualquier excusa es buena para distraerse. Que conste que le dedico tanto tiempo estos días por vosotros, no porque me dé una pereza terrible estudiar. Que luego llega el verano y juro y perjuro que voy a estudiar todo el tiempo, que se acabaron las distracciones.

dissabte, 14 de març de 2015

Charanga y pandereta

No tengo muy claro cuándo empieza la campaña electoral o si se ve que ahora se puede hacer durante todo el año, sin miedo a que los ciudadanos acabemos hasta el gorro de tanta promesa. Siempre había pensado que lo limitaban a unos días por miedo a que nos interesara demasiado la política.


Mis queridos lectores, bajada del IVA cultural (ya sé que hace días, voy con retraso), que mola mucho, porque a una le gusta leer, ir al teatro... pero luego te vas a la farmacia a por un medicamento y te dejas la cartera, que yo le estoy dando un nuevo sentido a la fecha de caducidad de los medicamentos... ¿de 2013? ¡Fantástico, todavía podemos usarlo! ¿Es que se olvidan del 21% en productos sanitarios? 


No sé, pensarán que somos tontos: "España de charanga y pandereta (...) esa España inferior que ora y embiste;/ cuando se digna usar la cabeza". Ahí sigue Antonio Machado, un siglo después, vigente. A ver si les va a salir el tiro por la culata y, si nos abren la puerta a la cultura, les salimos inteligentes.

divendres, 13 de març de 2015

Manías y marido

Esto os va a sorprender muchísimo, mi marido no es perfecto (aunque le falta poco). Ya os conté que a veces, cuando yo no miro, bebe de la botella de leche directamente, no me gusta, pero me hago la loca, hay que darles algún caprichillo y este no me parece de los peores. Pues bien, hay segunda parte y eso me hace pensar que igual tendría que reeducarlo, a ver si se me desmadra.


Le ha dado por empezar las botellas de leche antes de que se termine la anterior, con lo que puede haber perfectamente tres botellas abiertas (también lo hace con el agua). Le pregunté el motivo y dijo que era porque los culos de leche no están tan buenos (en los de agua no hay explicación aparente). Ah, amigo, que se los beba la menda y él botella nueva. Lo cierto es que se lo permití porque a mí no me gusta especialmente la leche y con esos culillos me hago los cortados (me va a saber igual de mal, los lácteos no son de mis manjares favoritos).



La novedad: ahora empieza un nuevo rollo de papel de váter antes de terminar el otro. Será que el final del rollo rasca más o tendrá motivos extraños que no soy capaz de discernir. Esta vez no ha sabido darme una explicación lógica, claro está, no la tiene. Seguro que es culpa mía por ser permisiva. Miremos el lado bueno, podría ser peor, pero no voy a dejar que eso ocurra. ¿Qué será lo siguiente? No quiero ni pensarlo.

dimecres, 11 de març de 2015

Un tigre en Eurovisión

Desde pequeñita que me quedo encandilada con los videoclips, no sé qué tienen, seguro que están megaestudiados y que llevan ondas adictivas (fijo). El caso es que igual es porque la mitad de ellos no los entiendo. Me ha pasado mirando el vídeo de la canción de Edurne para Eurovisión, concurso del que soy forofa por su punto hortera y competitivo, me lo paso genial mirándolo (aunque me sobra el presentador).

                                                           Os dejo el enlace al vídeo.

Pues eso, que estaba encantada con las tonalidades de colores del videoclip, ¡y el vesturario!, me gustaba todo y entonces, zas, lo de siempre, no entiendo nada. ¿Para qué corre el chico todo el rato?¿De dónde saca la gomina en ese desierto páramo? Y, lo más importante, al final, no os da la sensación de que el chico se va a acojonar al notarla detrás y la va a tirar por el precipicio, es que yo soy de reacciones de este estilo, me asusto y ataco... y él parece que es un cazador...


Total, que si lo sé no lo miro. Ahora tengo un montón de dudas: la cara que pone el chico es de... yo quería tener hijos, ¿me saldrán tigretones?

dimarts, 10 de març de 2015

The winner is... ¡Ses!

Voy a sorprenderos a todos, porque siempre me estoy quejando (algo que se me da especialmente bien) y, a pesar de probablemente gafarlo, como en gran parte ha sido gracias a vosotros, os voy a dar grandes noticias. Bueno, en realidad son del montón, pero no sé qué me pasa hoy que lo veo todo con otro cristal (uno de color de rosa).


¡Por fin me ha tocado algo! Y como estas cosas suelen venir de 3 en 3 (y si no es así, me lo he inventado), tengo que contaros que he ganado 3 sorteos/concursos. El primero me hizo especial ilusión, porque fue gracias a vuestros votos y a algo de fortuna: ¡tengo el precioso libro de Ciencias de la tierra!


Además, en pocos días he ganado una entrada doble para ir al teatro, que recomiendo encarecidamente, porque es una obra preciosa entre danza y circo: Perdiendo el tiempo, en el teatro Poliorama de Barcelona (ideal para ir con niños, o eso creo yo, profana en este tema) y... un estupendo vale para gastar en una tienda online, que sortearon en el blog de Mi tarjeta echa humo, del que soy muy fan.

dilluns, 9 de març de 2015

Se me salen los ojos

He realizado mi récord, creo que me merezco un premio por ello: 12 estornudos seguidos y sigo viva, y un poco aturdida, también debo decirlo. Se lo he pasado al roncador, al cartero y a todo el que se ha acercado a mí a unos pocos metros, si cualquier día pillo un virus bestia me convertiré en letal, está claro.


Estoy obsesionada con algo que aprendí hace relativamente poco, una chorrada, claro está, pero me parece interesantísimo. Cuando estornudamos cerramos siempre los ojos, y no os aconsejo intentar dejarlos abiertos: al estornudar el reflejo instintivo es cerrar los ojos porque, aunque suene algo gore, ese acto puede aumentar la presión ocular.


A mí me parecía un cuento de viejas, me imagino a mi abuela diciéndome que cierre los ojos o se me van a salir de las cuencas, pero resulta que tiene algo de cierto. Bueno, yo estoy segura de que me quedo algo bizquita por el esfuerzo.

diumenge, 8 de març de 2015

Día de la mujer

Con tanto estornudo casi se me olvida que hoy es el día de la mujer trabajadora, así que vamos a echar mano del refranero popular con algunas frases dirigidas a mujeres. Me gusta especialmente esta, porque, no nos engañemos, en muchas de ellas abunda la misoginia; por fortuna, algunas no son así y se valora la inteligencia: Busca mujer por lo que valga, y no solo por la nalga.


Donde no hay mano de mujer, poco aliño puede haber. Y otra de parecida o del estilo: El consejo de mujer es poco, y el que no lo toma es un loco. Ay, cuánto loco anda por el mundo, por lo que se ve, que no se deja aconsejar. Feliz día a todas (y a todos).

dissabte, 7 de març de 2015

Out of the Game

Estoy fuera de juego, así que os dejo con estas cuatro palabras por exceso de mocos y falta de energía. Prometo volver mañana bien, en mi versión mejorada, dopada y esnifando paracetamol, si es que sirve de algo. 


Lo siento, mi cerebro se ha desconectado por resfriado múltiple, lo es porque estornudo, moqueo y tengo tanto malestar corporal que parece que me estén atacando varios virus mutantes y extraterrestres y no un simple y banal resfriado.

divendres, 6 de març de 2015

Inyectadme cafeína

Hay días en los que ni todo el café del mundo puede remediar mi encefalograma plano, nada de actividad cerebral antes de las 12 de la mañana, y eso que yo soy matutina. No quiero ni pensar cómo estaré por la tarde.



A veces me gustaría no ser tan madrugadora, poder apagar el despertador y que, de repente, fueran las 3 de la tarde y hubiera perdido (o ganado) gran parte del día soñando, eso tiene que ser gratificante.


¡Quiero una tortuga!

En realidad, no sé qué es eso, ya os he hablado de mi ciclo circadiano, ni cuando era jovencita y salía de fiesta podía engañarlo, que volvíamos a las 7 de fiesta y yo con los ojos como dos platos, hasta la noche. Por eso nunca me ha gustado demasiado salir de farra, el alcohol no me sienta demasiado bien y encima no dormía (coctel explosivo).

dijous, 5 de març de 2015

El experimento

Tal como os conté, ayer me presté como conejillo de indias para un experimento de la universidad. Allí descubrí que a mí me dan décimas de la nota, pero hay gente a la que le pagan, así que estoy planteándome seriamente dedicarme a esta profesión para que experimenten conmigo, tengo que enterarme de las tarifas. Pues bien, fui atemorizada a la cita, yo ya tengo tendencia a pensar que en mi facultad hacen experimentos secretos: cámaras en los ascensores, la máquina de café hace cosas raras, no hay calefacción en invierno y mucho menos ventiladores en verano... No me digáis que no es ciertamente sospechoso, los de psicología social y personalidad deben de disfrutar enormemente con todo esto.


Centrándome en lo empírico (porque todo esto son sospechas): me hicieron esperar en una salita y luego me hicieron entrar. Me pusieron un traje no apto para gordas (¡me cupo! la dieta está surtiendo efecto) y un montón de cables. La chica me lo debió de notar en la cara porque me dijo que no había descargas ni nada (sí, sí, eso es lo que dicen todos los experimentadores justo antes de electrocutarte). 


Lo cierto es que fue muy chulo, era con realidad virtual. Nunca había experimentado con un entorno virtual y realmente me sorprendió, a pesar de que falló la parte táctil (descargas, seguro). Eso sí, tendrían que haberme hecho una foto porque entre el traje, el gorro y las gafas de realidad virtual debía de tener un aspecto de lo más divertido, jugando con objetos imaginarios, que solo veía yo. El resultado, sigo viva y de momento no parezco tener efectos secundarios, a ver si ahora cada vez que suene un tono salivaré por el deseo de comida...

dimecres, 4 de març de 2015

Ya no estoy sola

Voy a poneros al día de mis devenires con la universidad. Primero de todo e importantísimo, por fin tengo grupo para el trabajo en grupo, no he tenido que sobornar y ofrecer favores del tipo que fueran. Que yo conmigo misma me basto, pero se ve que los profesores tienen algún motivo oculto para que hagamos grupos de tres. Estaba a punto de subirme a la tarima del profesor a implorar para que fueran conmigo cuando se me acercó una chica, o chocamos, no sé muy bien, y formamos grupo.


Me sentí muy aliviada, no solo por el tema social, también porque es un trabajo obligatorio... como si con el esfuerzo que he empleado no me mereciera ya el aprobado. Además, no quiero gafarlo, pero creo que voy a sacar notaza con esta asignatura, el primer parcial aprobado y seguro que arrasamos con el trabajo/debate, a mí a discutir no me gana nadie.


Por si eso fuera poco, en otra asignatura, en la que hay que sacar un 7 para aprobar (no voy a opinar, pero es una salvajada), nos dan la posibilidad de rascar unas décimas (porque no son más que eso, creo que 0,3, pero menos da una piedra) haciendo experimentos. Tengo el primero este mediodía, somos conejillos de indias, ya lo digo yo, antes pagaban por estas cosas... o sea, mañana os cuento, porque creo que va a ser traumático, a mí me da que nos van a dar descargas o algo, no quiero adelantar acontecimientos.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...