dimarts, 30 de juny de 2015

Móviles

Esto de las nuevas tecnologías en el móvil nos ha trastornado la vida y la inteligencia. Antes la jornada laboral empezaba cuando cruzabas la puerta del trabajo, ahora estás leyendo mails, mensajes o lo que sea en el tren, el bus y donde se tercie. Reivindico el móvil como explotación laboral.


He de reconocer que yo soy más de utilizar el teléfono para lo justo y necesario, o sea, concretar lugar y hora para quedar, porque prefiero comunicarme cara a cara, aunque reconozco que es genial para las grandes distancias. Y que conste que hablo del fijo, porque esto de que mi madre me tenga localizable las 24 horas del día me acaba estresando un poco, dónde queda el misterio y el quién sabe dónde...


De todos modos, lo peor es que alguien que tienes a menos de 2 metros te mande un WhatsApp para cualquier cosa... sobre todo en temas de trabajo... oye, ven y dime lo que sea, no acepto instrucciones vía mensaje de móvil y mucho menos a las 5 de la madrugada (práctica habitual en ciertos centros de trabajo, y lo digo en serio, no es que me lo hayan hecho, noooo).

diumenge, 28 de juny de 2015

Duermevela

Entre las gatitas que, por cierto, ayer hicieron 3 meses; el calor y esta espalda mía, acabo por no pegar ojo. Mis noches empiezan a parecerse a una peli de Freddy Krueger y lo más terrible es la programación televisiva, que no entretiene, todo lo contrario, tiende a exasperarme.


Viéndolo con perspectiva, no sé por qué me daba tanto miedo. 

Por añadidura, desde el viernes es fiesta mayor en el pueblo y nos vamos a dormir con la música de los conciertos y nos levantamos con el sonido de los trabucos (que será una tradición ancestral, pero a las gatas y a mí nos saca lo peor a las 7 de la mañana de un fin de semana).


Esta es más o menos la cara que se me ha quedado de dormir poco.

Así que me paso el día en duermevela y las noches en blanco. Esta última expresión proviene de los caballeros, que antes de ser investidos tenían que pasar una noche entera vigilando las armas, y lo hacían vestidos de blanco. No es por quitarles mérito a los caballeros, pero ya podrían haber tenido que pasar alguna prueba más complicadilla, tendré que irme a la reina de Inglaterra a que me haga caballera, porque igual no visto de blanco ni tengo armas, pero duermo menos que cualquiera de esos caballeros.

dissabte, 27 de juny de 2015

Un, dos, tres, quatre, cinc, sis, set, vuit...

Siempre me ha gustado la sincronizada, será porque nadando soy como un pez fuera del agua, creo que la gente me hace vídeos para colgarlos en Youtube, porque estoy realmente ridícula, lo cierto es que no me ahogo porque de pequeña, mi madre, que es más o menos igual de bruta que yo, me tiró al agua, ese día aprendí a flotar.



Pues eso, me maravilla ver a esas mujeres danzando dentro del agua, cuando yo no soy capaz de avanzar nunca en la dirección que deseo y ni mucho menos hacerlo con esa gracilidad.



Que conste que a mí sí que no me han pagado nada por la propaganda. Tonta yo, por otro lado.

Cuando era pequeña me volvía loca con esas películas de alto presupuesto en las que la mitad de la película salían esas sirenas realizando coreografías y, ahora, ahí las ves, las pobres, teniendo que hacer un patético anuncio para poder subsistir... qué va, que han hecho dos, si no me equivoco, el de yogures y el del arroz (estoy todo el día con el un, dos, tres, quatre, cinc, sis, set, vuit...). Más subvenciones a este tipo de deportes y menos mangoneos de la FIFA.

divendres, 26 de juny de 2015

¿Lloverá?

Me voy a ir a vivir a alguna población donde llueva más a menudo, ya sea Suiza, Escocia o Galicia, que en todos esos lugares hay unas estampas bellísimas de campos verdes... porque llueve, no como aquí, que llevan con lo del diluvio universal desde hace tanto que ni me acuerdo y apenas cayeron 4 gotas por San Juan, que ni siquiera nos amargaron la fiesta y el petardeo.


En realidad, si puedo escoger me quedo con Suiza, tiene ese punto entre Sonrisas y Lágrimas y reloj de cuco (toma ya topicazos). No, en serio, no estoy hecha para secano, sobre todo porque no tengo por costumbre beber agua y este año creo que me voy a deshidratar.


Recuerdo que hace una o dos semanas hablaba del buen tiempo y algunos me dijisteis: "pero si está lloviendo". Nooo, aquí nunca llueve, solamente el día que estreno zapatos o que voy a la pelu (habrá que probar o maquearme más a menudo). Calla, calla, que con lo gafe que soy, fijo que se pone a llover desde ya mismo y el de ahí arriba me nombra la nueva Noé. Por quejarme, y la verdad es que la semana que viene no me va bien que llueva.

dissabte, 20 de juny de 2015

Día de playa

Es lo que tiene vivir en un pueblo costero, que llega el fin de semana y la playa se llena de gentuza (sí, sí, y si tú eres uno de ellos, sabes por qué lo digo). Gente que no tiene ningún respeto por el pueblo, la playa ni las instalaciones. O sea, pasamos a ser Jersey Shore.


Ya no me meto con que encima vengan con la verborrea, que parece que les haya comido la lengua el gato o que durante la semana esté prohibido hablar, porque acabo conociendo todos los entresijos de su vida. Y no es que quiera escuchar, todo lo contrario, que a mí lo que me gusta es oír el oleaje, no la música cacofónica que sale de sus teléfonos, que para algo se inventaron los auriculares, para no molestar a la gente con música muy mala.

Cualquier día hasta los peces (los pocos que quedan) se van a rebelar, si es que es llegar el verano y acabo más estresada que el resto del año. 

divendres, 19 de juny de 2015

Mundo gatuno

No tengo gatas, tengo loros, les ha dado por subirse a mi hombro y vamos por toda la casa con estas pintas, cualquier día salen volando (de momento, solo saltan). Por fortuna, de momento se turnan, porque si tuviera que llevarlas a las dos a la vez... a pesar de que todavía no llegan al kilo de peso (eso es cierto).


Lo que peor llevo es lo de dormir, porque ellas tienen su propio horario, que consiste en dormir durante todo el día hasta que tú decides que ya es hora y que no puedes más, entonces se suben a la cama, te lamen, te succionan, e incluso te mordisquean la oreja (todo muy erótico, efectivamente).


Y luego está el tema juguetes. Tú te gastas un dineral en todas las chorradas que te parecen monísimas (a pesar de que hagan un ruido infernal) y con las que crees que van a jugar durante todo el día. Y un buen día, se te cae el tapón de la botella de agua y descubres que has tirado el dinero, ese es su juguete favorito. Eso sí, no te aburres.

dimecres, 17 de juny de 2015

Malas compañías

Tengo una amiga negada para elegir pareja, la conozco desde chica y no hay manera, para una vez que me gustó su novio resultó que era un chico aburrido porque un día lo llamó y le preguntó que hacía, el muy cabrón estaba limpiando la casa, su conclusión fue que era antilujuria. A mí, personalmente, me pone cachonda imaginarme al roncador con un estropajo en la mano, es que tengo un morbo del más puro estilo Almodóvar.


Ella no, prefería al que le ponía los cuernos, no al que le fregaba los platos; al que se pasaba el día con sus amigos en el bar, no el que la sacaba a dar largos paseos bajo la lluvia. En resumen, es mi amiga y la quiero, pero es la antiromance, y eso que liga bastante. 



Luego se queja de que siempre elige a malos hombres (es que algunos tenían delito, por no decir que eran delincuentes). Lo que está claro es que para ella, ver al novio con delantal debe de ser motivo de ruptura.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...