dijous, 23 octubre de 2014

Facilidad o curiosidad

Todo el mundo cree que tengo facilidad por la lengua, creo que no es así, aunque me gusta escuchar y observar y observar todos los lenguajes, incluso el lenguaje de sordos u otro tipo de mecanismo comunicativo. Yo, como una compañía de móviles hace tiempo: Lo importante es poder hablar, aunque ahora no les serviría mucho esta campaña, porque lo importante es WhatsAppear.



Hey, con los cambios de la RAE, igual también incluyen este verbo en la nueva edición, después del lío que han armado con hackear y jaquear, ¿alguien lo ha visto? Se ve que han incluido el verbo como anglicismo, pero en la definición pone que es un pirata informático (que no es así) y luego han insertado en otra definición el verbo jaquear. Hasta ahí, conviven dos formas, pero se les ha pasado buscar qué significa en su diccionario jaquear: " 1. tr. En el juego del ajedrez, dar jaques. 2. tr. Hostigar al enemigo."



Como decía que, como siempre, me he ido por las ramas, dicen que tengo facilidad por los lenguajes, en realidad, es una pasión, pero soy terrible para los idiomas, los desgrano, reconstruye y luego me aburren. Porque, a ver, ¿a quién no le parece el inglés la lengua más aburrida y estructuralmente poco avanzada del mundo? Ahí lo dejo.

dimecres, 22 octubre de 2014

Camino de Oz

La otra mañana, en el metro, me di cuenta de que había más papeles y suciedad en el suelo, pensé que tal vez la señora que friega el suelo estoicamente, y con rostro apacible al que no puedes desear más que amor, se había puesto enferma. Deseé para mis adentros que se pusiera buena y mejorara.


Entonces observé, todo ello durante mi trayecto automatizado de una línea a otra, que la ubicación de los papeles arrugados del suelo parecía extrañamente simétrica, como si los hubiesen colocado ahí con una única finalidad, que siguieran el camino trazado.


Así lo hice, también era el camino a mi andén, así que no me supuso ningún cambio de trayecto ni me retrasó. El camino de papeles arrugados no me llevó a Oz, ni a ningún otro lugar maravilloso, ni mucho menos ante una preciosa hada madrina, eso solo ocurre en los cuentos y en sus adaptaciones cinematográficas, solamente era un tío guarro que no conoce la existencia de las papeleras. No me quedaron fuerzas ni para reprobarlo, mis ilusiones se habían roto en mil pedazos. Continué mi ruta.

dimarts, 21 octubre de 2014

Setas

Al roncador le ha dado por las setas, pero me refiero a comerlas, que eso con pasarme por el mercado un día lo soluciono (aunque cuesten un dineral y luego la mitad vayan llenos de gusanos), el tío quiere que nos levantemos como a las 5 de la madrugada de un sábado para irnos al monte con una cestita y probar suerte.


Llamadme urbanita, pero a mí eso me parece una salvajada. Primero, porque necesito dormir y descansar; en segundo lugar, porque estoy convencida de que hay mucha gente que se pierde y tienen que hacer luego partidas de bomberos y forestales para ir a buscarlos. A mí lo de que me busquen tíos cachas ya me mola, pero no me apetece nada el mal rato.


Cada uno se dedica a lo que sabe, la montaña y yo tenemos un acuerdo tácito, yo no me acerco a ella y ella no me pone trabas. A ver cómo se lo hago entender a mi adorado marido... o eso o le busco un grupo de adictos a las setas para que me lo saquen de paseo los fines de semana.

dilluns, 20 octubre de 2014

El roncador mataor

Tenemos una plaga de gusanos en el jardín, eso no hace más que demostrar que nuestras plantitas están estupendas... bueno, estaban, porque ahora parece un cagadero de gusanos y, a juzgar por el tamaño de sus defecaciones, no me gustaría encontrarme con ninguno de ellos en una noche oscura (qué carai, ni a pleno día).



Yo ayer cogí el matabichos y rocié bien las plantas (o sea, que acabé medio colocada). Fue muy curioso, porque a mitad de la operación, apareció una abeja enorme, pasó de mis rosales, y se fue directa a picotear (o lo que hagan las abejas) a uno de estos terribles gusanos. ¿Será que la madre naturaleza manda a las abejas guardianas para proteger el néctar? No sé, me monté mi película fantástica y cualquier día me contratan en Pixar para hacer una peli animada.



Después de este maravilloso incidente, el roncador salió a matar gusanos y se cargó a tres de una estocada (es mi sant Jordi particular). Me pregunto si sabría distinguir orugas de gusanos, ahora me siento mal, a ver si nos hemos cargado unas preciosas mariposas... ¡pues que se coman las plantas de otra!

diumenge, 19 octubre de 2014

¡Churros!

Ayer pequé, y de qué manera, si hay que hacerlo, se hace bien y con todas las ganas del mundo. Me apetecieron churros con chocolate de buena mañana y fui a comprarlos, 3 mini churros que me supieron a gloria. Luego, el sentimiento de culpabilidad, acompañado de un desenfreno que me llevó a cometer el delito capital: comimos pizza.


A nadie le amarga un dulce y yo no soy la excepción. Mi estupendo y maravilloso marido me pervirtió del todo con la propuesta de la pizza, se podría decir que es culpa suya.


Hey, a grandes males, grandes remedios. Dicen que una vez te saltas el régimen ya no hay vuelta atrás, pues decidí que era un día ideal para pecar y lo hice a conciencia y, por supuesto, feliz. Ya verás tú cuando vea a la dietista y me pida el planning detallado de lo que he comido: el día 18 de octubre, en mi calendario, para ella, como si no hubiera existido, voy a sufrir amnesia transitoria.

dissabte, 18 octubre de 2014

La baja, unida, jamás será vencida

Estoy deseando pillar un buen catarro, de esos en los que incluso el médico, a pesar de lo que le digan sus superiores, se siente obligado a darte la baja para evitar que lo contagies a él y a toda la humanidad, creando una enorme pandemia y el caos mundial. Ya sé que me encontraría fatal, pero dormiría tan plácidamente... 



Si es que estoy hecha una pupas, bueno, en realidad, como dice mi padre, estoy hecha una pastis, porque pille lo que pille, me tomo una pastillita y a seguir con mi vida. Así me va, permanentemente cansada, con dolor crónico de espalda y deseando que llegue el sábado para poder desengancharme del paracetamol, ibuprofeno, naproxeno, nolotil y esa larga lista que llevo en mi neceser y que no se separa de mí.


Incluso Christina se anima a manifestarse conmigo.

Sí, soy farmacodependiente, a ver si encuentro un grupo de apoyo y pintamos pancartas para que se nos permita ponernos de baja y cobrar el sueldo, porque veo venir un invierno muy feo como siga a este ritmo.

divendres, 17 octubre de 2014

Lavarse el pelo

He vuelto a leer una de esas revistas sin sustancia que tanto me gustan, son ideales para relajar la mente y no pensar en nada importante. A pesar de ello, ya me conocéis, me he interesado por un artículo en el que explicaba los muchos errores que cometemos al lavarnos el pelo. Oye, agua, jabón, aclarado (me sale: NOCILLAAA, será por la musicalidad), no tiene mucho más, ¿no?


Resulta que estaba equivocada, lavarse el pelo requiere de una gran técnica y de productos varios, de los cuales desconozco por completo su funcionalidad (así que no entraré en detalles).


El caso es que no hay que frotar (lo del frotar se va a acabar iba en serio), según el artículo pseudocientífico (por llamarlo de alguna manera) has que masajear las puntas, asegurarse de que no queda jabón y vigilar no arrancarse pelo con el cepillo. O sea, tanta tontería para decirte que te lo medio laves, porque a mí si no sale algo de espumilla (sin pasarse) y froto un poco, me da la sensación de aclarado, no de limpieza.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...