diumenge, 1 febrer de 2015

Limones

Si la vida te da limones, haz limonada: es una frase que viene a decir que si la vida nos da amarguras (la fruta es bien ácida), dale la vuelta al problema y sácale partido (no sé cómo no usan más esta frase los gurús de la economía empresarial).



A mí, si me dan limones... me apetece hacer pasteles, soy así, por llevar la contraria. Supongo que no me lo tendréis en cuenta, hago un pastel especial de cumpleaños que está para chuparse los dedos (os dejo la receta aquí). En el fondo, la filosofía empresarial no va conmigo, soy más de ir a contracorriente (así me va).


Lo cierto es que he estado buscando el origen de este dicho y no lo he encontrado, podría haberme hecho la loca, pero tengo curiosidad, si alguien lo sabe... ¡que comente! Y si a alguien se le ocurren recetas con los limones... ¡que comente también!

dissabte, 31 gener de 2015

Prometo que un día lo haré

Tengo grandes ideas, son maravillosas y cuando las cuento se me llena la boca. La realidad es que empiezo mil millones de proyectos y los voy dejando en cajas, como si esperara que un día las abriera y me lo encontrara terminado: unos patucos, amigurumis, bolsos, cestos y así... hasta el infinito.


Culpo a la falta de tiempo, pero creo que es la falta de espera, si pudiera terminarlo en un día... después, cuando tengo otras responsabilidades, me acuerdo y lo terminaría de inmediato, pero claro, hay que estudiar, leer, querer al roncador...


Sin ir más lejos, hoy que estoy histérica preparando el examen del lunes habría terminado mínimo 7 de esos proyectos, incluso habría construido una casa, si mucho me apuras, cualquier cosa menos estudiar. Si ya sé yo que soy dispersita.

divendres, 30 gener de 2015

El viernes previo al drama

Por fin es viernes y parece que empieza bien, nunca pensé que me daría tanto palo que llegara el fin de semana, ¿será porque tengo un examen el lunes? No sé yo cómo va a ir, pero ganas y tiempo le estoy poniendo muchísimo, a pesar de que el tema es poco agradable: solo con deciros que tengo que utilizar la calculadora científica, que compré hace un par de meses y que todavía estoy aprendiendo a usar (definitivamente, lo mío no son las cuentas).


Ayer fue prácticamente un día perdido, al levantarnos no teníamos luz (a pesar de que pagamos estoicamente) y no volvió hasta el mediodía. Lo que peor llevé fue la falta de calefacción y la ducha con agua fría. Para mí fue el día más frío de todo el año... me recordó cuando nos mudamos, que tardaron meses en darnos de alta el gas y calentaba el agua en el microondas, aunque esta vez ni eso. Un poco más y me convierto en la de Frozen.


Realmente, es increíble lo que llegamos a depender de estos servicios, por eso pueden cobrarnos los precios desorbitados que cobran, que encima nos pusieron un montón de pegas porque decían que era culpa nuestra: sí, sí, avería en la zona al cabo de 2 horas. Mejor me olvido de ello y disfruto de una buena ducha con agua caliente.

dijous, 29 gener de 2015

Carnaval

No sé cuánto queda porque soy megafeliz y no tengo ni idea de en qué día cae, pero tengo que ir pensando ya en el disfraz de Carnaval, que luego me pilla el tren y no tengo nada preparado. Este año la temática es el mar, así que había pensado en lo más sencillo: ir de pirata.



A ver, lo de sirenita me mola, pero me ha podido pensar en el frío y en la rúa, cualquiera se pasea al ritmo de la música con una larga cola de sirena. De barco también era una opción, pero me da pereza, es muy laborioso.



Después de mucho cavilar el ganador sigue siendo ir de pirata. Ahora que me he puesto a ello, de todos modos, me quedo en pañuelo en la cabeza, parche en el ojo y loro en el hombro (voy a acabar loca entre una cosa y la otra)y, por supuesto, el garfio; pero el resto del cuerpo está en blanco, ¿se os ocurre alguna idea barata, rápida y que requiera poco esfuerzo?

dimecres, 28 gener de 2015

Sale el sol

Me gusta desayunar mientras se despierta el mundo, me tranquiliza. Me despierto antes que nadie y tomo el café en el patio, junto a los pajaritos, que me dejan mi rinconcito mientras pían alegremente, a la espera de la salida del sol o de que les eche unas migajas. 



Nunca veo salir el sol, suele pillarme de camino al trabajo, es algo que me gustaría, tiene que ser bonito: hay una señora que cada mañana saluda al sol en la playa, hace una especie de ritual o baila, probablemente algo místico y espiritual, no lo sé. De camino al trabajo, desde el tren, me parece una imagen preciosa y llena de espiritualidad (igual es una loca o simplemente pasea al perro, ya sabéis cómo trabaja mi imaginación).



Bueno, en realidad, me quejo de no ver las salidas del sol, pero es lo que más deseo en el mundo, dormir hasta que haya salido y ya sea mediodía, lástima que mi ritmo circadiano tenga muy claro el momento de vigilia y sueño, no me deja tranquila ni en fin de semana. 

dimarts, 27 gener de 2015

Mani cam

Ahora les ha dado a las actrices famosas por reivindicarse y no enseñar la manicura: la mani cam lo llaman (qué poco original). Si a mí me parece muy bien, en realidad me importaban poco sus uñas, su vestuario, el peinado, por mí como si no salen de casa, porque entiendo que lo que debemos valorar es su trabajo. 


De todos modos, lo de reivindicarse, pues se hace por cosas importantes, porque en realidad viven justamente de sus poses, peinados y vestuario, además de como actrices, que la que más está anunciando un perfume o ha sacado una línea de cosmética, tampoco que no me sean hipócritas. Que el resto de mortales vamos cada día a trabajar y a mí me haría mucha ilusión que alguien me aplaudiera después de cada función (o sea, de cada jornada), pero no.


Si no quieren pasar por el aro, a mí, personalmente, me parecería mejor que no se pasearan por la alfombra roja con sus mejores galas y que donaran lo que se han ahorrado en el vestidito a alguna ONG. En el fondo, lo que más les gusta es que los miren a estos actores, en general, hombres y mujeres, y que se hable de ellos. A mi parecer, como si se ponen una redecilla en el pelo y uñas postizas, que mi día a día no se va a ver afectado, lo importante es que sigan haciéndome soñar en el cine.

dilluns, 26 gener de 2015

I wish

I wish... así empieza el musical Into the woods y llevo unos días tarareándola, en parte porque yo también tengo un gran deseo (o varios) y en parte porque me encantó, y uso este verbo a conciencia, porque es un precioso cuento que me encandiló, a pesar de ser un compendio de las historias de siempre: Caperucita y el lobo; la Cenicienta; Jack y las habichuelas mágicas y Rapunzel.


He visto en las críticas que la segunda parte de la película es más floja, a mí me gustó todavía más, porque la primera termina con el típico final feliz de cuento, la segunda es mucho más real. Eso sí, duró dos horas, así que entiendo que tal vez la crítica era más porque es difícil mantener tanto tiempo la tensión escénica. La recomiendo totalmente. Mi escena favorita, buenísima, el duelo satírico entre los dos príncipes, titulado: agonía.


I wish... hay que tener mucho cuidado con lo que se desea... la historia esta plagada de moralina y de las consecuencias de tus actos. No la recomendaría para niños, pero en el cine había unos cuanto y no oí lloros ni quejas.. En todo caso, nosotros salimos cantando, sonriendo y, de nuevo, encantados.


Los actores, magníficos; Meryl Streep, estupenda: esta mujer puede hacer todo lo que se proponga. Creo que incluso añadieron una canción especialmente escrita para ella, no me sorprende, lo clava.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...