dissabte, 5 de març de 2016

La fiabilidad de las pequeñas cosas

El otro día estuve en un Corte Inglés (no voy a decir cuál, por lo de protección de datos) y me atendió una dependienta muy amable y simpática. Tuve la sensación de haberme equivocado de grandes almacenes. Por lo menos hacía que... qué digo, nunca me había pasado. Este sitio está perdiendo caché, que ya ni las dependientas pueden permitirse ser bordes y desagradables. Tuve toda la sensación de que el mundo se estaba acabando, nada que ver con el cambio climático ni chorradas varias.



A mí estas cosas me crean mucha inseguridad, si no puedes confiar en estas pequeñas cosas, ¿qué nos queda? No, si al final tendré que hacerme de alguna religión, por aquello de tener algunos dogmas claros e inamovibles.

4 comentaris:

  1. ¿Alguien siendo amable en el Corte Inglés? Esto es el Apocalipsis!!!

    Besotes!!!

    ResponElimina
  2. una vez fui a la sección de telefonía del corte inglés, a hacer una recarga de un kit de prepago de internet. el tío que me atendió, aparte de hacerme esperar, me habló en un tono chulesco que no venía a cuento en absoluto. esperé a que me hiciera la operación y me cobrase, y cuando acabó le di cuatro gritos al estilo fernando fernán gómez y me marché.

    ResponElimina
  3. Jajaja Afortunadamente, incluso en el ECI hay gente apañada :)
    BESOS!

    ResponElimina
  4. Pobre chica, no creo que dure mucho allí.
    Bss!

    ResponElimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...