dimecres, 30 de març de 2016

Viajar

No me gusta nada viajar, pero no el hecho de ir a otros lugares y visitar cosas, es por la pereza de hacer la maleta y el viaje en sí. Sobre todo cuando tengo que viajar. Por fortuna, esta Semana Santa fuimos con nuestra sobrina, que tiene el culo pelado en esto de los viajes y llegamos al avión con el tiempo justo de apenas hacer cola, es que esa espera en el aeropuerto me exaspera.


Aunque también es cierto que su madre y ella son únicas para pasar el control policial, en ambos casos las pararon, les hicieron el registro aleatorio para posibles terroristas y pitaron en el arco de seguridad. Y, una vez en el avión, se quedaron roques, todo el viaje soñando, y yo atenta a todos los movimientos por si pasaba algo. No es que me dé miedo volar, todo lo contrario, pero me gusta estar preparada... aunque tengo claro que si nos pasa algo en pleno vuelo no se salva ni el tato. 


Eso sí, escuché atenta la versión lituana/inglesa de los azafatos, porque siempre me ha parecido que se merecen toda mi atención después de que les hagan hacer el idiota delante de todos los pasajeros... y debo decir que el redactado de las instrucciones de emergencia dejan mucho que desear, dicen... "si la mascarilla saliera de la parte superior de sus asientos deberán..."; pero no dicen qué hacer si la mascarilla no sale de ahí (¿es que no hay una alternativa?). Bueno, ahí lo dejo, por si alguien quiere preguntar en su próximo vuelo, yo me abstuve, no quería saber la respuesta.

6 comentaris:

  1. Mejor dormir, sin duda.
    A mi hacer maletas me ilusiona. Lo que me mata es deshacerlas :S
    BESOS!

    ResponElimina
  2. La primera vez que subí a un avión me senté al lado de la salida de emergencia, por si la claustrofobia era insoportable...

    ResponElimina
  3. A mí también me tomaron por terrorista la última vez que viajé. Eso en Barajas. Curiosamente, en Los Ángeles me vieron cara de honrada y me seleccionaron para el plan experimental que están implementando donde ya no tienes que quitarte los zapatos. Un besote!!!

    ResponElimina
  4. a mí también me dan muchísima pereza los preparativos de los viajes...
    jo, pues si en una situación de emergencia tienes que seguir esas instrucciones que se explican como un libro abierto...

    ResponElimina
  5. Hola. en los aeropuertos siempre termino descalza y media desnuda... me pita siempre el control de seguridad y siempre me pilla algún control aleatorio. La última vez que tuve que abrir la maleta era en un viaje de regreso de París con casi toda la ropa sucia, sucísima... La verdad es que si pasa algo en el avión , coincido contigo, en que no se salva nadie... si puedo prefiero siempre ir dormida... seguimos en contacto

    ResponElimina
  6. A mi no me gusta para nada viajar en avión. Tener tez morena se está convirtiendo en una lacra, aunque no pite siempre me cachean. Hoy justo he volado desde Lieja con todo el lío, un palizón.

    ResponElimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...