dissabte, 5 de setembre de 2015

El gorrito francés

¡Vaya semanita! Esterilizamos a las gatitas aprovechando que el lunes teníamos los dos vacaciones y, pobrecillas, lo han pasado muy mal, se les infectó y tuvieron fiebre. O sea, que hemos dormido poquísimo y con el nuevo trabajo llegó un momento en el que no sabía si dormía o estaba despierta. Eso sí, mi querido, aunque poco valorado marido, se ha encargado de todo y las ha cuidado como nadie. El miércoles se fue de urgencias con las pequeñajas, les pusieron una inyección de antibiótico y les curaron las heriditas. Les pusieron unas campanas de esas para que no se lo laman o muerdan y mi excéntrico marido se puso a hablarles a las gatas con voz dulce diciéndoles: "Ahora os pondremos unos gorritos muy monos, última moda en Paris, son gorritos franceses". Lo peor es que me llamó y me dijo que les habían puesto unos gorritos franceses y yo me giro y les digo a mis compañeras: "pues ahora se ve que ya no les ponen conos, les ponen gorritos franceses". Ya me estaba imaginando a las gatas con boina. Es que me lo creo todo, soy así de inocente.


Me he enamorado de esta foto, qué cara de enfadado 
tenía este gato. No me extraña.
La veterinaria debe de pensar que estamos muy locos, o solamente él, porque es la sustituta de nuestro veterinario habitual y a mí todavía no me ha visto, así que tal vez piense que el roncador está mal de la chota y se ha inventado una relación ficticia en la que yo tengo el papel de malvada y despreocupada esposa (en realidad sí que soy algo pasota, como él ya se preocupa por los dos). 


Y aquí las mías, teniendo dificultades 
entre el cono y la yerba gatera.
El viernes se dedicaron a quitarse el cono ellas solitas (son de un espabilado) y a esconderlo, por si las moscas se lo volvíamos a poner. Están mucho mejor, esta mañana me han querido despertar a lametones, pero en realidad lo han hecho a golpes de campana (la intención es lo que cuenta).

7 comentaris:

  1. Pobrecitas. Espero que se recuperen pronto.
    Besos!

    ResponElimina
  2. Pobrecitas. Espero que se pongan bien! Tengo que mirar yo esa hierba para mi gato!
    Besos

    ResponElimina
  3. pobres animalitos, cuando les ponen esa campana, demasiada paciencia tienen, jeje.

    ResponElimina
  4. Qué penita me dan con el isabelino... Pero bueno, espero que se recuperen pronto!!! Un besote.

    ResponElimina
  5. Pobrecillas, ojalá pronto estén magníficas.
    Un besazo!

    ResponElimina
  6. Ohh, pobrecillas. Qué bonitas son, espero que ya pronto estén bien del todo :)

    ResponElimina
  7. Cómo si fueran tus hijas jaja. Ánimo que ya queda menos para que les quiten la campana...

    ResponElimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...