dimarts, 22 de setembre de 2015

Kali

Bueno, ya de vuelta a la universidad, con el trabajo nuevo y pilates a tope, ya solo me falta estar en un club de lectura para parecer una loca adicta a estar ocupada, me siento como la diosa Kali, con tantos brazos, no por lo de destructora ni madre diosa, claro.



Lo que pasa es que ella tiene los brazos y a mí me parece que no doy abasto. El año pasado lo hice, así que este, que me siento más fuerte, va a ser fácil superarlo. Lo cierto es que debo agradecerlo en gran parte al amor y paciencia del roncador y a la ayuda inestimable de mis compañeros de clase, que desde el primer día ya están organizando horarios y planificando el estudio, ellos sí que son unos máquinas.


De momento, primeros plazos de la matrícula pagada (ni me lo creo), libros comprados de segunda mano, y preparada al máximo para darlo todo. Estoy pensando en regalarme un par de masajes para cuando la máquina esté un poco exhausta. Suerte que este jueves es fiesta en Barcelona y luego viene el puente de octubre...

6 comentaris:

  1. Ánimo que tu puedes! Lo malo de Kali es que 12 brazos está muy bien...pero un solo cerebro que lo organice todo, al final andamos en lo mismo jajaja
    BESOS!

    ResponElimina
  2. Seguro que será mas sencillo hacerlo que pensarlo, eres una campeona. Feliz día de la Merced!

    ResponElimina
  3. ánimo, tú puedes con todo! lo del masaje es buena idea. o una sesión de spa.

    ResponElimina
  4. Me encantaría probar a hacer pilates!
    Besos

    ResponElimina
  5. Ánimo, que tú puedes con todo!!! Un besote.

    ResponElimina
  6. Que guay con energias y a tope!!besos

    ResponElimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...