dimarts, 2 de setembre de 2014

Ingesta accidental

Ni se os ocurra nunca leeros el prospecto de un medicamento, porque probablemente os convertiréis en hipocondríacos, a pesar de no haber dado muestras de ello en vuestra vida. Solamente con los efectos secundarios ya me da el soponcio.



De hecho, me tiene atemorizada aquello de en caso de ingesta accidental llamar a..., básicamente por dos motivos, depende de lo que haya tomado no podré hacer esa llamada (suerte que tengo a roncador) y porque no puedo entender cómo alguien puede llegar a tener una ingesta accidental. Igual las pastillas tienen vida propia y saltan a tu boca, no sé. Bueno, a mí me vuelve loca el sabor del jarabe para la tos y tal vez alguna vez me haya pasado de la dosis (está tan bueno), pero no sabría cómo explicarlo si tuviera una intoxicación (mire, doctor, me gusta el sabor y lo que está bueno no puede ser tóxico, ¿no?).



Bueno, en realidad, ahora que lo pienso, en Norteamérica parece ser habitual la sobredosis por medicamentos con receta , sobre todo entre famosos, que no sé si es un eufemismo para decir que es una sobredosis y punto o bien suelen ser habituales los accidentes extraños y misteriosos en las casas de Estados Unidos.

9 comentaris:

  1. En estados unidos la gravedad es diferente y las pastis vuelan a la boca de las celebrities (y lo que no son pastis!) jajaja
    BESOS!

    ResponElimina
  2. sí, la verdad es que uno no se explica muy bien cómo se puede producir esa ingesta accidental, jeje. a menos que estés como rompetechos y confundas un medicamento con otro...

    ResponElimina
  3. No leo los prospectos ni los manuales de uso de los aparatos. Prefiero las cartas de amor jeje

    ResponElimina
  4. Un poco de cada hay, de eufemismo y de torpeza con las dosis, sobre todo con personas mayores, que a veces no recuerdan si se han tomado la pastilla, o con qué no se podía mezclar, o cuántas eran. Esas cosas pasan, de ahí la advertencia y el estar pendientes de nuestros mayores cuando ya no están tan alerta como hace años.

    Besos!

    ResponElimina
  5. Pero y qué me dices de leer eso mismo de la ingesta accidental... en una pomada? Como no las pongas donde la pasta de dientes y por la mañana con las legañas no seas capaz de distinguirlas...

    ResponElimina
  6. Lo de la ingesta accidental me da que es para los niños. Oye, el jarabe para la tos pues sí que está bueno. Biquiños!

    ResponElimina
  7. A mí el jarabe para la tos me da mucho asquito... Lo que sí me gustaba era la vitamina B12. Jajajaja.

    Yo también creo que la ingesta accidental viene más bien por los niños. Aunque también se podrá dar el caso en que pienses que has tomado una cosa y resulta que te has tomado otra, qué sé yo. Momentos de despiste hemos tenido todos. Besotes!!!

    ResponElimina
  8. A mí también me encanta el sabor del jarabe... de pequeña estaba deseando ponerme mala para que me lo recetaran jajajaja

    Un beso!! :)

    ResponElimina
  9. Jiji... en casa tenemos un pequeño botiquín. Bueno, pues tengo que escribir en cada caja para que es cada cosa porque mi chico es un desastre con las medicinas. No recuerda los nombres y en vez de tomarse el Ibuprofeno se puede tomar mi Ácido Fólico para embarazarse fuerte y sana... juas!

    ResponElimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...