dimarts, 30 de setembre de 2014

Mi vida en metro

Me paso media vida en transporte público. En general, lo llevo bien, pero el metro es mi talón de Aquiles: olores, vaivenes, roces... No voy a entrar en detalles. Lo peor son los sudores, me preocupan más los de primera hora, porque no entiendo tanta exudación si todavía no ha empezado el día.



A las horas que voy por la mañana, a lo sumo, de la cama a la ducha, que es un esencial, aunque parece que no está en el manual de buenas maneras de muchos (bueno, y de muchas, ahí empieza a haber demasiada igualdad).


Hoy me ha pasado algo grandioso, he tardado una hora en metro en llegar a mi destino, a lo sumo, en un día normal, ese trayecto es de 20 minutos. He tenido la sensación de vivir en un cuento de Cortázar (el metro siempre me lo recuerda), en el que el tiempo corría distinto para mí. Nadie se ha inmutado ni preocupado por el retraso. Esto, unido a mi sensación constante de ensoñación me ha dejado perpleja. El próximo día lo cronometro.

diumenge, 28 de setembre de 2014

Juzgando a héroes

Todavía, hoy en día, hay personas a las que admirar en nuestras calles. Han salido en varios medios de comunicación y es noticia, en unos días se olvidarán de él, pero es lo que conocemos como héroe. Un bombero se negó a romper la cadena humana que impedía pasar a la policía para desahuciar a una anciana. Esa es nuestra justicia: probablemente tendrá que pagar una multa de 600 euros y los bancos pueden robar impunemente. La sabiduría popular dice que De lo bueno, el saco lleno. Entonces, ¿por qué no son más sensatos y juzgan a los que quieren dejar sin vivienda a una mujer mayo? El derecho a la vivienda debería ser esencial.



Ser buena persona está penado por la ley. Por fortuna, todavía queda gente que cree en las personas. No soy mujer de fe, creo en los actos y en el bienestar emocional, así que: una buena acción, es la mejor oración.

dissabte, 27 de setembre de 2014

Sintonización

Lo mío en la universidad es una pequeña locura, además de ir tremendamente cansada y desorientada, siento como si hablaran en otra lengua distinta y tuviera que ajustar mi sintonización cada vez que entro en el aula, ya no sé si tengo atrofiado el sistema de aprendizaje o que los métodos han cambiado demasiado. Es como cuando veo una película con un sonido muy malo, al final acabo por acostumbrar el oído y se entiende todo. Exactamente lo mismo.


Sin ir más lejos, como tengo clases de todos los cursos, en la de cuarto me siento como pez fuera del agua. Mi primer día en la sala de ordenadores: primero de todo, no tengo ni idea de qué contraseñas meter en el ordenador para que me deje acceder al sistema, recuerdo claves de hará unos 10 años y las meto, prueba superada. Ahí estoy, con una sonrisa de triunfo que no se puede aguantar y la profesora nos dice que busquemos artículos científicos de factor de impacto 3 sobre el tema que tratamos y, sobre todo, que no usemos Google, que vayamos a las bases de datos de psicología.


Una, que tiene recursos, un poco estupidillos, pero estrategias varias, desobedece y mete en Google: bases de datos de psicología. Si es que no sabía qué hacer. Dos semanas y sigo viva.

divendres, 26 de setembre de 2014

Sueña

Me he dado cuenta de que voy tan cansada que hay ratos en los que no sé si duermo o estoy despierta. Creo que incluso me he dormido en la ducha, o eso o el tiempo ha pasado más rápido estando bajo el chorro de agua.


Por fortuna, no sé cómo nos lo montamos que siempre llegamos temprano al trabajo. Aunque bien visto, no sé si eso es suerte o que somos masocas, porque los jefes no regalan ni un minuto. Estoy convencida de que el otro día soñé que iba a clase y todo era un sueño, a ver si con la tontería resulta que no he entrado en psicología y hace semanas que estoy soñando (bueno, en realidad es un poco un sueño).



Ahora que me ha venido a la mente mi trayecto al trabajo, parece que gané el bono de transporte trimestral. Todavía no me han confirmado, confío no haberme equivocado porque ya lo he celebrado de todas las formas posibles. Gracias, chicos, por vuestro apoyo. Y, ya que estoy, agradezco que el roncador sea tan optimista y buscara una forma de superar el bache: tiene razón cuando me suelta eso de querer es poder.

dijous, 25 de setembre de 2014

Para zurdos

En mi clase de la universidad (¡soy universitaria!) hay un montón de sillas para zurdos. Es algo que a priori me hace feliz, a mí no me sirven pero entiendo que debe de ser incomodísimo sentarte como del revés y replegarte sobre ti mismo para poder escribir. A pesar de ello, me parece una exageración, es como una reivindicación por la igualdad, pero en realidad son una minoría, así que la proporción de sillas lo convierte en una estupidez.


¡Buen gancho de izquierda!

Tal vez el que las puso allí sea zurdo y por eso quiere que probemos la misma medicina, tantos años sufriendo dicha incomodidad y ahora vamos a pringar el resto, porque son lo peor, es como si me voltearan el cerebro y tuviera que cambiar todos mis movimientos a un mundo paralelo al revés.



Así que, si ya de normal me siento descolocada entre mis compañeros, le sumo al desajuste cerebro/cuerpo/silla. Bueno, así igual no se me nota tanto. Es muy gracioso, ayer participé en una actividad del campus virtual, ¡y pensar que yo fui becaria en la creación de ese campus! No ha cambiado mucho, veo que la evolución, sin mí, no es posible, queda demostrado empíricamente.

dimecres, 24 de setembre de 2014

En la secta

Hoy voy a transgredir todos los protocolos y sobrepasaré en gran medida vuestra confianza. Voy a hacer lo que se me da mejor: pedir. Al más puro estilo de la Faraona, pero nada de pesetas, me conformo con un registro. Os cuento primero por qué estoy participando en el concurso y luego ya a vuestra conciencia os dejo el resto.


La semana pasada tenía la cabeza un poco saturada de tanta clase, el trabajo y las chorradas varias que suelen ocupar mi tiempo, así que llegué a casa, puse el lavaplatos y la lavadora (una alegría de velada). Hasta aquí, todo muy tranquilo, pero cuando el roncador sacó la ropa encontró mi bono de transporte mensual hecho pedacitos en el bolsillo de los pantalones. El billete en cuestión cuesta la friolera de 71 euros, así que no me quedaba otra que llorar o conformarme.


En eso el roncador es más resolutivo y encontró este maravilloso concurso en el que todas las personas que queden entre los 5 primeros con más amigos registrados (sí, amiguitos, porque si alguien me hace este favor es porque hay cariño) ganarán un abono de transporte para tres meses, o sea, lo más para mi economía.
Os dejo el enlace, sed buenos samaritanos y uníos a mi secta... uy, no, registraos en la página de TMB (transports metropolitans de Barcelona). En la página te informan de cambios en los servicios y de las distintas líneas, tienen promociones, actividades que se hacen en Barcelona, ya sé que a muchos no os será muy útil, pero mira, no molestan, no llaman, no mandan muchos correos, en resumen, son majos. Por cierto, hay que confirmar el registro: ¡estoy entre los 10 primeros, puedo ganar! Y, si gano, prometo ser magnánime y llevaros en autobús a donde haga falta.

dimarts, 23 de setembre de 2014

Mi reino por Nutella

Me han puesto a dieta, ha llegado ese maldito día que tanto me temía, tantos años viviendo la buena vida y sin límites y, ahora, a pan y cuchillo. Y que no os sorprenda, porque no suelo comer pan y la dietista me pone casi cada día bocadillo. Pues llevo toda la vida viendo a los obreros de la construcción con sus bocadillos y, no me gustaría ofender a nadie pero, en honor a la verdad, tienen sus buenas panzas.


Cada uno sabe de su profesión, así que voy a hacerla a pies juntillas. Mi primera dieta, no sé yo cómo va a salir. Lo primero, me ha quitado la Nutella, mi ración diaria matutina para superar el día con energía... y casi lloro. Puedo con todo lo demás, pero es como si me hubieran arrancado parte de mi identidad. Si soy de las que lamo el cuchillo, a pesar del riesgo, la mesa y lo que haga falta por un poco de Nutella.


Me va a salir la fruta y el pan por las orejas. Lo más curioso es que nunca había comido tanto, si hasta tengo merienda, algo que no he hecho ni cuando iba al cole. Bueno, todo sea porque los de la panza del principio vuelvan a silvarme, porque cuando los paletas ya no te dicen piropos es que el culo ha alcanzado dimensiones peligrosas, porque mucho criterio no es que tengan, que lo mismo te llaman rubia a pesar de ser morena de pura cepa (un oculista no les iría mal del todo).

dilluns, 22 de setembre de 2014

Permisividad

Tengo miedo a los niños, en serio, igual que hay gente que teme a los perros, a mí me pasa con los críos, de unos 5 o 6 años, eso, claro, en mi realidad psíquica, porque nunca he sabido la edad física que tienen (que se note que aprendo mucho en psicología y que suelto palabrejas complejas).


Esos que te van dando pataditas, que están cansados y se sientan en el autobús a pesar de estar lleno, esos a los que les gusta una cancioncilla y no dejan de repetirla hasta que están seguros de que si no paran los voy a matar. 



Bueno, ahora que me doy cuenta, a los que no soporto es a sus padres y a la consciencia que tienen de su permisividad para con sus hijos, a excepción de cuando les molestan a ellos.

diumenge, 21 de setembre de 2014

Autoayuda o voces del pasado

Hoy voy un poco tarde porque esto de empezar las clases me ha dejado agotada. No sé por qué, pero en estos días me vienen demasiado a menudo a la cabeza frases de cuando estudiaba latín (muchos años, así que es habitual que me pase, aunque suene raro). Aprendía los nombres de autores e historiadores como el de Tito Livio y ahora... No hago más que pensar en frases como Cualquier esfuerzo resulta ligero con el hábito. 



Si lo sé, Tito, que en breve acostumbraré de nuevo el cerebro a este ritmo, pero ahora las energías escasean y llego a la noche rendida. Y luego Séneca me susurra al oído No hay árbol recio ni consistente sino aquél que el viento azota con frecuencia. Ay, mira, a mí que me azote un poco menos, que tengo que aguantar todo el curso.



Entonces, en mi enajenación, que espero que sea transitoria, la conversación termina con uno de los Publio (hay unos cuantos y mi memoria ya no alcanza, sobre todo porque la tengo a pleno rendimiento), o bien podría ser un refrán fruto de la sabiduría popular, que me recuerda que Nadie sabe de lo que es capaz hasta que lo intenta.

dissabte, 20 de setembre de 2014

Ideas de jardinera

Quiero probar un experimento, del estilo de cuando éramos pequeños y hacíamos que una patata, después de todo un curso, fuera una plantita/tubérculo más bien fea, pero producto de nuestro esfuerzo y observación. Pues bien, como ya no tengo la misma paciencia de antaño, lo que crece más rápido, o eso me han dicho, es el alpiste.


Bueno, pues eso lo comen los pajaritos, así que tiene que haber en los supermercados... pues no señores, después de 4 cadenas al final encontré algo parecido, mezclado con avena, cereales y no sé qué más (pero está claro que los pájaros van bien alimentados).



Voy a probar, la mezcla es bien variopinta y colorida. En teoría tiene que salir hierba estilo césped. Máximo en 5 días... y después tendré a todos los pájaros de la contrada comiendo de mi maceta, puede ser interesante. Ya os iré contando, porque o bien esto se convierte en una réplica de la película de los pájaros o bien monto una pajarería, todavía no lo he decidido (aunque también puede ser que no salga ni un hierbajo, no lo descarto).

divendres, 19 de setembre de 2014

Tres semanas

Soy una persona que bajo presión doy el 200%, no sé qué sucede pero todo mi cuerpo se relaja y reacciona a lo que le rodea, es algo que me maravilla porque de normal no me ocurre, por fortuna, mi trabajo ya tiene algo de estresante, así que estoy a tope todo el día.



Ahora que lo pienso, no sé si es una suerte o acabaré en el psiquiátrico, eso si me dan la baja, porque tal como están las cosas... Mirándolo fríamente, para que me descuenten el 30% de mi sueldo, más me vale estar loca, pero trabajando. 



Tres semanas (sin el media, como en la película, nada que ver) trabajando y ya tengo ganas de meter una bomba en el despacho del jefe y en los de los jefes que estén más arriba. Yo metía a los que mandan a hacer nuestro trabajo y no aguantaban ni cinco minutos; pero claro, eso solo ocurre en los reality de la tele (ese de El jefe les iría estupendamente, a ver si alguna cadena española se presta).

dijous, 18 de setembre de 2014

El yogur

Soy una ilusa, a veces subestimo al roncador y hago cosas que le hacen reír. Sin ir más lejos, el otro día le escondí un yogur. Os lo explico mejor: le hago yogures y siempre se acaba comiendo el último, con el que yo debería hacer la siguiente yogurtada. 



Así que opté por escondérselo (en la nevera, claro, como si hubiera mucho sitio). Se estuvo riendo un buen rato, sobre todo cuando le dije que había pensado que si no lo veía tal vez no tuviera la necesidad de comérselo. A lo que me contestó: ¿Crees que no sé lo que como ni cuándo?



Ahí me desarmó. No por la evidencia, todo lo contrario, no tengo muy claro que sea consciente de ello y eso me convierte en un ser perverso y una mala esposa, urdiendo planes de prevención y venganza.

dimecres, 17 de setembre de 2014

Talentos

Hay toda una corriente de blogueros jovencitos, algunos son niños, que me remueven un poco la conciencia. Hay algunos que son muy buenos, mejor dicho, que tienen unos padres que hacen unas fotografías increíbles y los visten a la última, porque con 9 años no me los imagino con tanta capacidad de estructurar un blog, que una servidora es más de lo que le sale de la cabeza, pero esa calidad que muestran requiere de organización.



Espero que detrás haya algún adulto, bueno, viendo los concursos de belleza para niños que muestran por televisión y que se hacen en Norteamérica, no sé yo. Todos sabemos lo que es la red y el daño que puede hacer. Oye, si los policías van por las escuelas predicando los peligros de Internet y cómo cuidarse de ellos, que no es una broma. 



Igual debiera haber una ley que regulara estas cosas, la privacidad es algo muy valioso y no sé yo si están aprendiendo a distinguir entre real y virtual. Si algunos tienen hasta negocios, hay uno que hace pajaritas: dice que las hace una a una a mano, pero me da a mí que tanta producción...igual es un niño tirano que ha esclavizado a sus padres y los ha puesto a coser como locos. Lo cierto es que son muy chulas y carísimas. Por cierto, mirando sus pajaritas he encontrado una tienda en Etsy que me ha enamorado, por si alguien todavía compra este complemento tan elegante.

dimarts, 16 de setembre de 2014

Crónica de un primer día

Igual que el resto de estudiantes de Catalunya (creo que en el resto de España empezaron antes) ayer fue mi primer día de clase. Pasé un día bastante dulce, absorta en el trabajo, hasta que llegó la hora de ir a clase y me invadieron los nervios. Empeoré cuando vi mi clase. Os lo explico, hay dos grupos de tarde, pues uno parece ser típico de estudiantes, jovencitos con sus looks perfectos y bien repeinaditos. El otro grupo es de empollones (no tiene otro calificativo). Esto se ha producido por azar, todos elegimos Tarde1 o T2 según más nos conveniera.


Adivinad en cuál me tocó. Bueno, eso es difícil: en la de los empollones. Al principio me alegré, todos parecen más centrados y no hablan de tonterías... qué va, el tema principal son ¡las células! Solamente os diré que el chico que tenía delante iba con un ordenador (bueno, casi todos, no sé de dónde sacarán el dinero, igual de explotar a sus padres) y en cuanto nos hablaron de la bibliografía en un momento se bajó los libros recomendados (que diréis, mira que apañado), pero ¡en inglés!


Lo único que me consuela es que a la única que pareció hacerle ilusión diseccionar un cerebro fue a mí, algo que me hace dudar sobre si tengo un punto sociópata(barra)psicópata o es por el puro placer de aplicar los conocimientos a la práctica. Lo cierto es que no me preocupan los contenidos, más bien mi ineptitud por todo lo virtual: examen por ordenador con unas claves que no tengo ni idea de cómo conseguir; campus virtual del que no había oído hablar hasta ayer... tendré que pegarme al del ordenador. Tengo algo a mi favor, tengo la certeza de que mi clase es un grupo de incapacitados para relacionarse, y yo eso lo domino como la palma de mi mano. Ya os seguiré contando.

dilluns, 15 de setembre de 2014

Poder mental

Mi blog es poderoso y yo tengo mucha imaginación. Dos días después de mi entrada en contra de la ley del aborto, resulta que deciden aparcarla (cuidado, que no desestimarla, es muy distinto). 


Mis poderes mentales están surtiendo efecto, aunque no quiero abusar de ellos, no sea que me fallen. Voy a hacer una lista de qué otras cosas quiero que cambie el gobierno... uy, no me va a dar para este año... y tal vez lo utilice para hacer el mal... (no creo, demasiada conciencia cívica, qué le vamos a hacer).


De todos modos, mantengo el widget en el blog, por el momento nos hemos librado de la ley, hasta nuevo aviso; además, hay otros lugares de Europa en los que no han tenido tanta suerte, llevaré orgullosa mi camiseta (encima es bonita).

diumenge, 14 de setembre de 2014

Juventud florida

Lo que se aprende en la juventud florida nunca se pierde, o eso dice un dicho popular. No sé yo, espero que lo que se aprende en la juventud madura tampoco se pierda en la memoria, porque lo llevo claro. Mañana empiezo la universidad, y me gustaría pensar que todo lo que aprenda se va a quedar ahí dentro, o mal negocio estoy haciendo.


Por ello, casi prefiero más vale aprender viejo que morir necio. Esa es una verdad como un templo, aunque hoy en día tampoco haya garantías, que ir a la universidad me temo que no me va a hacer más lista, sí más pobre, eso está claro.


Hay otro refrán que siempre me ha gustado, sobre todo porque guapa, lo que se dice guapa, nunca he sido, así que... en calidad y en dura, más vale el saber que la hermosura.

dissabte, 13 de setembre de 2014

Buscando a Nemo

Hace un par de días me vino el roncador con que no encontraba a uno de los peces. Eso sí que me sorprendió, le dije a ver si estaba con Nemo, porque me lo imaginé urdiendo un plan para escapar de la pecera y unirse a sus amigos en el mar.


Bueno, no les queda muy lejos, a cruzar de calle, pero los peces del roncador son de agua caliente y necesitan temperaturas elevadas y no sé cuántas cosas más. Los míos son de agua del tiempo y de pocas tonterías.


Al final estaba escondido en un rincón del acuario, entre tanta planta y escondrijos el pobre roncador estaba desesperado. Algo infalible: échales de comer, ya verás cómo aparecen. Si es que son más listos... para que luego digan que tienen mala memoria... tal vez sí, pero tienen claro cuál es la mano que les da de comer, a mí me dan besitos a través del cristal en cuanto ven que me acerco.

divendres, 12 de setembre de 2014

Derechos fundamentales

Desde ayer tengo en el lateral del blog el widget de una iniciativa que, como mujer y ser humano, no puedo dejar de apoyar. El derecho al aborto es para mí algo esencial, porque por un lado cuando se hablan de derechos no me parece que pueda haber discusión y, en segundo lugar, hay infinidad de motivos y casos en los que ese derecho es fundamental y alienable.


Por ello, cuando encontré esta propuesta me encantó, voy a llevar mi camiseta con orgullo y, aunque sea poquito mi grano de arena, quiero que en el blog ocupe un lugar visible. Y punto, he dicho.

dijous, 11 de setembre de 2014

Democráticamente

Hoy es la diada de Catalunya, celebramos una derrota, tras 14 meses en los que la ciudad de Barcelona fue asediada. Alguien me preguntó una vez por qué celebramos esta fecha. No sé exactamente qué simbolizará para otros. Para mí es la lucha por lo que uno cree, por la libertad, la resistencia y valentía que demostraron en Barcelona y que culminó en esa fecha.


Creo en la memoria histórica, por ello, en el día de hoy muchos catalanes sentimos que hay que reivindicar muchas cosas, entre ellas, el derecho a elegir y a tener voz de forma democrática. 

dimecres, 10 de setembre de 2014

Palabras y hechos

Siempre he sido una gran defensora del sistema público, pero en la actualidad, como tengas una afección y no montes un pollo enorme en el hospital, más te vale no ponerte nunca enfermo. Como no es mi caso, que suelo pillar las cosas más raras y que tiene un 1% de la población, he decidido hacerme de una mutua, a pesar de ir en contra de mi ideología (qué diría Gandhi) y de mi economía.


No sé muy bien cómo funcionan ni si irá bien, pero ya sabemos todas cómo está el servicio de ginecología y, no sé para el resto, que para un resfriado pueden tardar 10 días en darme hora. Afortunadamente, hoy en día, en el primer mundo (o uno de cercano) nadie se muere de eso, pero no sé yo, habrá que esperar. Total, que me siento algo mal por tomar esta decisión, sobre todo porque a final de mes voy a cagarme en todo. Ya os contaré, porque mi teoría es que, como mínimo en mi comunidad, la privada se está nutriendo del dinero de la pública y la estamos manteniendo, con lo que tengo la sensación de que serán los mismos médicos pero con sonrisas, piruletas y sin tantas esperas.

dimarts, 9 de setembre de 2014

Igualdad y wc

Hace unos días, el roncador fue al servicio de un restaurante, tardó horrores en volver, ya pensaba que me había abandonado a mi suerte (fin de mes y la cuenta por pagar) cuando volvió con cara de abnegado marido y me contó que había entrado un padre con dos niños y entre pitos y flautas (nunca mejor dicho) habían estado allí hasta culminar su gran proeza.


Un amigo psicólogo siempre cuenta que los niños nos hacen un gran regalo y los padres miran orgullosos lo que contiene el pañal, me hace reír, pero el caso es que no sería la primera vez que un padre me enseña las magníficas deposiciones de su hijo.


Después de este inciso explicativo... Sentí cierto placer por el retraso de mi espléndido marido (y alivio por no tener que pagar la cuenta): por fin era él el que tenía que esperar, después de tantos años en los que he vivido pañales y colas, por fin van ellos al baño con las criaturas y, más importante, hay cambiadores en ambos lavabos (¡ya era hora! a ver si era trabajo exclusivo de las mujeres). Ahora entenderán qué significa ir al baño en lugares públicos.

dilluns, 8 de setembre de 2014

Desfibriladores

Han puesto desfibriladores en las estaciones de metro de Barcelona, espero que estén en cajas custodiadas bajo alguna llave maestra que solamente posean médicos colegiados, porque si están al alcance de todo el mundo ya te digo yo la que se va a liar.


De hecho, hoy hubiera usado uno, después de pagar la tarjeta mensual de transporte he sentido que mi corazón se paraba y que necesitaba ser asistida de urgencia por paro cardíaco. ¿Los habrán puesto por este motivo? 


No, seguramente es porque hace tanto calor en algunas estaciones que, con el cambio de temperatura que se produce al entrar en algunos vagones (bajo cero por aire acondicionado, que hay estalactitas y todo), ocurre como cuando metes un vaso de líquido caliente en la nevera, que se rompe y, en el caso de seres humanos, habrá que usar desfibriladores. Igual suena demasiado a ciencia ficción, pero ya me conocéis, si no dramatizo no soy feliz. Oye, podrían poner paracetamol, porque algunos días me iría estupendo.

dissabte, 6 de setembre de 2014

Superado

Reto conseguido, he superado mi primera semana y he sucumbido a doparme con cafeína y grandes dosis de refuerzo positivo. Estoy casi muerta, hay que ver lo rápido que se me olvida lo que es ir a trabajar, me imagino que esta semana ya me habré acostumbrado (eso espero).



Le pasa como a mí, que ni los dedos quieren trabajar.

En todo caso, me he sentido como si una bruja malvada me hubiera absorbido toda la energía y el café fuera mi fuerza mágica de apoyo. Dicho de otro modo, es como si hubiera estado expuesta a criptonita, aunque no soy superman. Ahora que lo pienso me iría estupendo llevar mi capita roja y volar de un lado a otro, lo que me ahorraría en transporte público y en tiempo.


Superado... o no
Bueno, ahora volviendo a la realidad, por primera vez en mi vida estoy sufriendo la depresión post vacaciones o algo parecido, bueno, más que eso, me siento agotada, también ha sido el primer año en el que he conseguido relajarme y olvidarme del trabajo, así que una cosa va por la otra. Ya os iré contando.

divendres, 5 de setembre de 2014

Zonas delicadas

Bueno, parece que tengo la semana escatológica. Igual es un tema metafórico relacionado con la vuelta al trabajo y echar de menos las vacaciones, será que me cago en la empresa o algo parecido.


No, ahora en serio (ya iba en serio), que en mi trabajo tenemos un papel de váter horrible, parece papel de estraza, tendríamos que denunciarlos por maltrato y atentar contra la salud ajena (la nuestra). Ya es difícil que una vaya a lavabo desconocido a hacer sus cosillas, pero si encima no animan... Estoy por llamar al sindicato.


La gente le da muy poca importancia a estos detalles, pero entre tener culito suave y contento o esa sensación de dureza en tus nalgas, ya te digo que yo trabajaría más alegre y de forma infinitamente más eficiente.

dijous, 4 de setembre de 2014

La buena suerte

A petición popular, voy a dar detalles de la mierda de caballo que pisé ayer aunque, a decir verdad, no estoy muy segura (porque no soy una experta) si era de caballo o de jabalí, pero de un animal bien alimentado eso seguro, porque el tamaño, dimensiones y características (que no describiré para no ofender a nadie) eran sobrehumanas y de estilo salvaje.


Las consecuencias se vieron el día siguiente, en el que cada vez que todo parecía ir mal, ocurría alguna cosa sorprendente que me convertía en una mujer afortunada. Lo malo es que no tuve tiempo para echar ni la quiniela ni la lotería, así que sigo siendo económicamente poco solvente; aunque algo más feliz. 


Volviendo a la causa de mi buena suerte y porque os tiene intrigados... alrededor de mi lugar de trabajo, en Barcelona capital, hay un montón de vegetación y de animales propios de montaña, menos los loros y cacatúas que son fruto de la dejadez y abandono de algunos ciudadanos con sus animales domésticos, aunque vivan probablemente mejor ahora que antes. De ahí que en lugar de pisar boñigas de perro, tenga el honor de pisarlas de animales más grandes, o sea, doblemente afortunada.

dimecres, 3 de setembre de 2014

Un buen día

Ayer fue un día maravilloso y lleno de alegrías, porque todo es cuestión de perspectivas y más vale acogerse a la versión positiva. Sin ir más lejos, pisé una mierda, una de las buenas, de caballo (literal, no metafórico), de las que huelen... y mucho.

Decididamente, cuando te pasa algo así solamente puedes plantearte una cosa... jugar a la lotería, porque seguro que toca. Después de haber apestado a todos los que te rodean y de poner cara de póquer para disimular, todo está superado.


Os cuento un secreto, a mí Jeff Goldblum me parece muy atractivo, incluso en esta situación tiene porte.

Será que se me ha contagiado el espíritu de algunas marcas con eslóganes positivos (aunque cansen de tanta felicidad) o tal vez que tengo ganas de un cambio. ¿Y ahora dónde meto todo ese sarcasmo que me caracteriza?

dimarts, 2 de setembre de 2014

Ingesta accidental

Ni se os ocurra nunca leeros el prospecto de un medicamento, porque probablemente os convertiréis en hipocondríacos, a pesar de no haber dado muestras de ello en vuestra vida. Solamente con los efectos secundarios ya me da el soponcio.



De hecho, me tiene atemorizada aquello de en caso de ingesta accidental llamar a..., básicamente por dos motivos, depende de lo que haya tomado no podré hacer esa llamada (suerte que tengo a roncador) y porque no puedo entender cómo alguien puede llegar a tener una ingesta accidental. Igual las pastillas tienen vida propia y saltan a tu boca, no sé. Bueno, a mí me vuelve loca el sabor del jarabe para la tos y tal vez alguna vez me haya pasado de la dosis (está tan bueno), pero no sabría cómo explicarlo si tuviera una intoxicación (mire, doctor, me gusta el sabor y lo que está bueno no puede ser tóxico, ¿no?).



Bueno, en realidad, ahora que lo pienso, en Norteamérica parece ser habitual la sobredosis por medicamentos con receta , sobre todo entre famosos, que no sé si es un eufemismo para decir que es una sobredosis y punto o bien suelen ser habituales los accidentes extraños y misteriosos en las casas de Estados Unidos.

dilluns, 1 de setembre de 2014

La vuelta

Hoy es el día en que voy a llorar. Levantarse pronto, rutinas, contener mi opinión crítica, morderme la lengua, agudizar mi vis cómica como vía de saneamiento mental... en fin, la vuelta al trabajo. A menudo me gustaría ser como un dibujo animado o una peli de Disney, en las que siempre están sonriendo y están alegres, pero sospecho que para ello tendrían que administrarme alguna sustancia química, porque por mucho que lo intento no puedo evitar estar triste.



A ver si me especializo en desconexión de reuniones...

Y en unos días... la vuelta al cole. Para ambos ya me he equipado convenientemente. Estuche, carpeta, valium... Si es que con la tontería llevo de mala leche unos cuantos días, y lo que me va a durar, que soy como los niños pequeños y si no duermo mis horas... Tengo un termo para llevarme café a punta pala, los primeros días pueden ser terribles en ese sentido, tal vez yo estaré despierta, mi cerebro seguramente no.



Creo que lo que peor llevo es la censura a mi libertad de opinión (al final pareceré norteamericana y me acogeré a su quinta enmienda). Además, ¿alguien ha mirado el calendario de festivos? No quiero deprimir a nadie, pero este año va a ser muy largo, ni puentes, ni acueductos ni días sueltos.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...