dimarts, 29 de desembre de 2015

i robot

Estas navidades nos hemos autorregalado una vaporetta (y a mi madre otra, que es muy celosota y nos la robaría). Como somos adictos a la red y a las ofertas, las hemos encargado por Internet, así que la estrenaremos allá por febrero.


Nos hemos debatido entre una Roomba y la vaporetta de Polti, y ha ganado la segunda, porque nos ha parecido más útil, higiénica y ecológica (ni que me dieran dinero por publicitarla, ojalá); sobre todo, la hemos comprado porque ya me imagino a las gatas domesticando a la primera para que las lleve por la casa haciendo el mínimo esfuerzo, que estas dos son muy retorcidas... fijo que el folleto de propaganda que me encontré en el buzón lo habían dejado ellas ahí para engatusarme (nunca mejor usada la palabra). Además, que la Roomba a mí personalmente me da algo de grima, como si fuera a atacarme mientras duermo.


En fin, que siendo roncador alérgico al polvo y que cuánta más alergia más ronquidos... seguro que me irá estupendamente. Aunque a mí esto de los ácaros me parece una burda excusa para no limpiar nunca, que se escaquea que da gusto.

4 comentaris:

  1. Enhorabuena, ya veras que en cuanto la recibas te pones a limpiar con mas ilusión, porque con ella todo queda muy limpio, con ella y alguien mas. Un abrazuco

    ResponElimina
  2. Dicen que son estupendas asi que a disfrutar de ella!!besos

    ResponElimina
  3. mi madre tuvo una vaporeta, no sé si la seguirá usando...

    ResponElimina
  4. Como alérgico a ácaros, polvo y demás cosas terriblemente estornudáceas y picantes, doy fe que en cuanto empiezo a pasar el plumero o la escoba, empieza una auténtica batalla en mi nariz y ojos que ríete tú de Star Wars...

    ResponElimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...