dissabte, 26 de desembre de 2015

sadismo alimenticio

Después del atracón de estos dos días festivos (todo un desgaste emocional y estomacal), llega la felicidad, día festivo y sin compromisos familiares, voy a pasar todo el día en el sofá acariciando a las gatas, al roncador y al mando de la tele.


Lo peor de toda esta orgía alimenticia es que después de comer hasta la muerte en casa de mis padres, llegué a la mía y abrí una caja de galletas. Lo mío es el sadismo.

6 comentaris:

  1. Jajaja Suele pasar. Esos días el azúcar pulula libre por nuestro organismo pidiendo más y más!
    BESOS!

    ResponElimina
  2. Como sigo comiendo en el Bar, ni me doy cuenta.
    Eso si.
    Que no me falte el chocolate Nestlé Extrafino con Leche, al lado del sillón, para ir picando.

    manolo
    .

    ResponElimina
  3. yo ayer casi reviento. te van sacando cosas y las comes para no hacer el feo a quienes las han hecho y para que no se queden ahí... intenté tomar un poco de coca cola para bajar la comilona, y ni eso me cabía en el estómago.

    ResponElimina
  4. yo no me puedo quejar porque este año solo he tenido una comilona, eso sí, muy copiosa. Hoy no teníamos compromisos así que hemos salido a dar un paseo en bici para quemar algo de turrón

    ResponElimina
  5. Yo curré el 25, y como sólo celebro las fiestas con mis padres, somos más bien de comidas austeras, para lo que es esta época de locura colectiva

    ResponElimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...