dimecres, 3 de juliol de 2013

No tocar

El dicho sostiene que la curiosidad mató al gato, pero ¿y lo aburrido que debe de ser no tener ganas de descubrir cosas nuevas? Para mí, no tener inquietudes sería como dejar de vivir.



Siempre me han dado risa los carteles de "No tocar", que incitan al más cauto a investigar. A veces, he pensado que los pone alguna mente perversa, que quiere tentarnos. ¿Quién no ha sentido esa sensación que te embriaga y te recorre la punta de los dedos?¿Ese deseo de hacer lo contrario de lo que te dicen?



¿¡Por qué no arriesgarse!? ¿Qué es lo peor que puede pasar? Bueno, en un museo tal vez os echen una súper bronca y os carguéis alguna pieza valiosa (mejor no toquéis nada que parezca muy valioso, por si las moscas). Me refiero más a probar cosas nuevas, a no tener miedo al cambio. De pequeña me enseñaron que para llegar al futuro hay que abrir muchas puertas y tomar un montón de decisiones, probablemente me equivocaré, pero el camino es lo más bonito. Lo cierto es que no cambiaría ninguno de los errores de mi pasado, porque soy así como consecuencia de ellos.

8 comentaris:

  1. Yo ahí tengo una disyuntiva: por un lado soy enormemente curiosa y me encanta aprender, pero por otra soy amante de la rutina y cuando cambian muchas cosas a mi alrededor, siento que me desestabilizo. Así que frente a un cartel de ese tipo, seguramente no toque y pregunte mejor jajaja BESOS!

    ResponElimina
  2. Tienes razón, quien no arriesga no gana.. pero madre mía!! lo que me cuesta a mí a veces... soy una duda andante...
    Besos!!

    ResponElimina
  3. Yo también creo que la curiosidad es lo que mueve al avance, si no, seríamos robots.
    Besos!

    ResponElimina
  4. una vez, cuando era más jovencillo, un vigilante me llamó la atención por rozar con la mano una cortina en un museo, y le contesté mal. si llega a ser ahora, le pego un grito a lo fernando fernán gómez...

    ResponElimina
  5. pues yo soy de las que me decian que si ponia no tocar, no se tocaba. asi que he estado en constante lucha con mi curiosidad infinita. al final... ni para ellos ni para mi, un termino medio...

    ResponElimina
  6. A mi me dan enormes ganas de tocar, pero seguramente no lo haría por que me han enseñado de ese modo. Y es una lástima que no sea más arriesgada, que tema a los cambios, por que ni siquiera se reaccionar a una situación inesperada sin hundirme.
    Me aplico tu post, que buena falta me hace.
    Besos.

    ResponElimina
  7. Bien dicho. Pero en los museos, no lo apliqueis...

    ResponElimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...