dimarts, 17 de març de 2015

Del tiempo

No soporto la comida caliente, eso de tomarse una sopa y que sientas que el infierno ha abierto sus puertas me mata. Mi madre, que no tiene sensibilidad en la lengua y que a veces sospecho que proviene de un mundo estelar distinto al nuestro, tiene la mala costumbre de darme la comida a temperatura farenheit, cuando a mí lo que me gusta es a temperatura ambiente.



No os cuento lo de tomar café en casa, sale tanto humo que la última vez provocó niebla y casi una tormenta. Y no va la buena mujer y se lo bebe de un trago. Está claro, esa lengua no es humana.



Me pasa lo mismo con lo que está frío, no hay quién se trague la comida recién salida de la nevera. Odio cuando vas a un restaurante y la ensalada parece congelada, que dice mucho de la frescura de los ingredientes, porque incluso el plato está frío. Total, que lo mío es a temperatura ambiente, del tiempo, que dicen.

12 comentaris:

  1. Yo soy más del sector de tu madre, sobre todo con el café. Pero no llego a alcanzar a la mía: creo que su garganta es de pvc, los cafés que se sirven están en ebullición.
    BESOS!

    ResponElimina
  2. con esto tenemos tema para rato... ¿como es posible que NINGUN/A camarero/a sepa poner un café "con la leche natural" o "del tiempo"? ¿es necesario achicharrarme la lengua cada vez que me quiero tomar algo fuera de casa?

    he visto volcanes (en la tele, claro) escupir lava más fría que algunos cafés que me han puesto

    ResponElimina
  3. Ni caliente ni frío, si la sopa arde me quedo con hambre porque no la disfruto, si el agua está helada me duele la cabeza. "Un café con leche, en vaso, con leche desnatada, del tiempo y no me llene el vaso hasta arriba. No gracias, no quiero azúcar, no sacarina tampoco". Hay que madrugar para desayunar conmigo jeje Saltos y brincos

    ResponElimina
  4. A mi los platos calientes me gustan calientes, no tibios.
    Besos!

    ResponElimina
  5. A mí me gustan los platos calientes pero tampoco que me quemen. Vamos, que siempre termino soplando. Un besote!!!!

    ResponElimina
  6. La sopa y el chocolate caliente.

    ResponElimina
  7. a mí tampoco me gusta que me saquen la comida ardiendo. tienes que estar cinco minutos esperando a que puedas comer sin quemarte, y si tienes hambre es desesperante...

    ResponElimina
  8. Todo en su justa temperatura es horroroso quemarse la lengua con la sopa!!besos

    ResponElimina
  9. Uy, sí! Qué rabia me da que la comida esté tan ardiente que no la pueda comer en ese preciso instante. Y lo que tampoco entiendo es el gusto que tiene la gente por la comida picante, si anula cualquier conato de sabor!!! (aparte de lo mal que me sienta en el estómago después...)

    ResponElimina
  10. a mi em passa el mateix. es el mateix cas . la meva mare su fot tot bullint i no es crema , jo mho tinc de pendre templat . Els diumenges que fa paella , quan ella ja te el plat buit jo tot just començo.

    roser

    ResponElimina
  11. Yo soy de las de tu madre, a mi la comida que me arda, supongo que es una costumbre de pequeña ya que volvíamos del cole a comer a casa y luego había que entrar otra vez así que nos acostumbramos a comer ardiendo todo y si está frío o del tiempo...no es lo mismo. Supongo que yo también perdí la sensibilidad en la lengua XD

    ResponElimina
  12. Totalmente de acuerdo! Temperatura ambiente por favor!!!

    Feliz día :)

    ResponElimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...