dimecres, 27 de març de 2013

Hard work

A todos nos ha pasado alguna vez. No siempre somos felices en nuestro trabajo. Estoy cumpliendo mi sueño, me dedico a lo que había deseado, tengo un cargo que me entusiasma y por el que me desvivo. Entonces, ¿cuál es el problema?



A lo largo de mi vida laboral me he encontrado con gente a la que parece gustarle poner trabas a los demás, ya sea por envidia, incompetencia o diversión. Ahora estoy en uno de esos momentos. Para ilustrarlo, nada mejor que algo que ocurrió este fin de semana en la carrera de F1. En plena competición, los pilotos de Red Bull hicieron algunas maniobras peligrosas y Vettel dijo por radio: "He sentido miedo. Mark ha sido un estúpido". Webber no respondió por radio, porque es todo un señor (y tan guapo).


 

Eso sí, luego se desquitó con un dedito bien alto en la pista y unas palabras claras, concisas y taimadas, en la entrevista posterior a la carrera. A veces, aunque no soy partidaria de ser grosera, no queda otra, porque estás harta de que te pisoteen y de que abusen de ti, somos adultos y el único perjudicado es el equipo (ahí queda mi metáfora deportiva). Está claro, a menudo hay que poner los puntos sobre las íes y dejar cuatro cosillas bien claras.

13 comentaris:

  1. A veces hay que poner al personal en su sitio sí...y si es con elegancia, mejor que mejor. BESOS!

    ResponElimina
  2. Y hay quien tiene un don natural. Con que elegancia, y sencillez. Yo como no tengo el don de la palabra, me cayo y sigo, cosa que a la larga es perjudicial. Pero con los años voy aprendiendo, me voy soltando. Pero, no por que sea más sabia, sino en defensa de mis canas.

    ResponElimina
  3. Tienes toda la razón; y lo que están haciendo Red Bull y Vettel con Mark no tiene nombre....ese hombre ha tenido demasiada paciencia y el domingo explotó y lo dijo bien claro que Sebastian es un niño mimado al que siempre le consienten todo...y eso no puede ser.

    Bss

    ResponElimina
  4. Llega un momento en que la amabilidad se pierde y hay que dejar las cosas claras; eso es lo que hizo Webber el Domingo.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Lo comentaba en un post hace unos días:

      http://grapandomariposas.blogspot.com.es/2013/03/vettel-webber.html

      Elimina
  5. en un trabajo en el que estuve había una tía estúpida a la que tenía que consultarle cosas (lo cual sólo hacía cuando era imprescindible porque, por mi naturaleza, no me gusta molestar a nadie), y cuando me acercaba a su mesa, aunque me estuviera viendo perfectamente a medio metro de ella, la tía no giraba la cabeza. tenía que 'entrarle' para que se diera por enterada: "esto, elvira, perdona que te moleste...". si me la encontrase por la calle le diría unas cuantas cosas, lo peor que llevo en esta vida es que me hagan sentir ridículo.

    ResponElimina
  6. la verdad es que fue muy feo, siendo del mismo equipo.. a veces el compañerismo se olvida.. demasiada competitividad.. demasiada ambición..
    yo no estoy hecha para la F1

    ResponElimina
  7. "quitarme a ese lento de delante" , perdona? Pues soy yo, y lanzo la elegancia en forma de escupitajo a la cara del vettel, hombre ya!!

    ResponElimina
  8. Tenemos que ser fuertes y no dejar que nadie nos pise! besos

    ResponElimina
  9. aguanta, esa gente no puede hacer daño si los demás no les dejan. Ánimo y que acabe pronto esta situación.

    ResponElimina
  10. Saber defenderse hoy en día es básico, eso o te pisotean...

    ResponElimina
  11. no te dejes pisar, haces bien. Es que hay batallas que merece la pena luchar

    ResponElimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...