divendres, 29 de març de 2013

Modo ahorro

Esta mañana he ido al banco: ya era hora de poner las cosas en orden, porque si quiero comprarme el piso, primero tendré que hacerme una cartilla de ahorros y que cada mes se queden con una parte de mi sueldo. He llorado al hacerlo, eso significa que estos meses van a ser mucho más duros de lo que pensaba, me va a quedar una miseria para vivir, pero es la única manera. De momento, estoy practicando con este juego tan chulo, que me ayuda a ahorrar energía (link en la imagen).



Tengo una relación curiosa con los bancos, en cuanto entro, me apetece hacer un plan de pensiones, contratar algún seguro o poner dinero a plazo fijo. Creo que me pongo en modo ahorrador y mi conciencia (la buena) se apodera de mi juicio.



Por fortuna, mis ahorros no me lo permiten, porque no me hace falta ninguna de estas cosas. Recuerdo que en clase de sociología hablamos de las personas ahorradoras y llegamos a la conclusión de que, en la actualidad, es algo imposible; no solo por los sueldos, también porque con los años, eso que nos parece un dineral, acaba por perder valor. No son lo mismo 1000 euros hoy que hace 5 años. A pesar de ello, en el fondo, soy muy catalana y no puedo evitarlo.

8 comentaris:

  1. Lo que tengo en el banco es lo que uso a diario, y con la que está cayendo es imposible ahorrar... :S

    ResponElimina
  2. Aaixxx...como me cuesta a mí lo del modo ahorro, pero debería también para lo que me espera! Bss

    ResponElimina
  3. A mi también me cuesta un montón ahorrar!!! El otro día un amigo me comentó todo lo que ahorraba y me quedé alucinada! Me setí muy mal conmigo misma,¿Cómo podía hacerlo? Pues claro, la respuesta es : NO sale casi nunca, NO tiene ningún tipo de Hobbie, NUNCA se dá ningún capricho..etc, etc... Pues que quieres que te diga....será un error por mi parte, pero prefiero ahorrar menos y disfrutar un poco más de la vida.
    Besos!!!

    ResponElimina
  4. A veces pienso que a mis hijas les voy a dejar lo que no me de tiempo a gastar.
    Otras veces recuerdo aquello de que nunca se gasta la última peseta (entiende que, peseta, es un decir)
    Que para gastarme cinco tengo que guardar cuatro.
    Que la vida son cuatro días y los que llueve no salgo a la calle.
    Pero como tu has dejado una entrada genial me lo he pasado estupendamente y gratis. Muchos abrazos

    ResponElimina
  5. en economía se presentan ahorro e inversión como dos conceptos contrapuestos, de forma similar a la oferta y la demanda. el punto de intersección de las curvas de ahorro y de inversión da el tipo de interés. como siempre, la teoría es muy bonita...

    ResponElimina
  6. Es difícil pero merece la pena ahorrar! Besos

    ResponElimina
  7. Ses, ahorra un poco y pinta la casa. Cada mañana me despierto pensando en si te has animado a pintar o no, ¡dime algo!

    ResponElimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...