dissabte, 30 de març de 2013

Made in China

En mi casa, cuando se rompe algo, la solución más habitual es dejarlo, a ver si viene un duende por la noche y lo arregla, y así puede estar durante meses (o años). Hasta que me harto y me lío a golpes o lo desmonto (que no siempre vuelven a encajar las piezas, pero yo lo intento).


Esta semana he tenido la buena fortuna de arreglar dos electrodomésticos, todavía no sé cómo, pero eso de que lo importante es intentarlo servirá para algo, digo yo. O tirando de refranero, querer es poder.



El caso es que el cargador del móvil se ha suicidado totalmente y el roncador, en un intento por solucionarlo (hay algo del pundonor masculino), ha comprado un aparato rarísimo en los chinos, con mil millones de cables y ha anunciado triunfal que es un cargador universal. En resumen, ha resultado que funciona cuando quiere y, lo más raro, cuando se enchufa al móvil, empiezan a abrirse aplicaciones y a hacer cosas raras, sin tocarlo. Ahora tengo al roncador con la mosca tras la oreja y con toda la intención de abrirlo. Creo que espera encontrar un mini chino saboteador que intenta robarnos las fotos y los contactos del móvil. 

11 comentaris:

  1. Eso hacemos en mi casa también..la pereza!!!

    ResponElimina
  2. pufff! odio comprar cosas en los chinos!
    Y mas odio dejarme una pasta en tiendas españolas y que al llegar a casa lo que me han vendido como bueno, calidad y caro este camuflado detrás de la industria china

    ResponElimina
  3. Ten cuidado cuando lo conectes al móvil, haber si se instala alguna aplicación que le cambia el idioma o algo peor.
    A mi me gusta arreglar aparitos, y a veces lo consigo, y si no he pasado un rato alejada de la tele y del ordenador.
    Feliz sábado

    ResponElimina
  4. jajajaja, lo que no encuentres en una tienda de chinos!!!! A mi me han salvado muchas veces, pero para comprar cosas de electricidad, alimentación o corporal no me fio nada....
    Besos!!! Feliz Finde!!

    ResponElimina
  5. Jajajaja, me río porque en casa pasa igual con una diferencia, que cuando estoy harta de verlo rodar, lo tiro a la basura.

    ResponElimina
  6. Yo suelo ser manitas e intento arreglarlo y suelo ser impaciente, así que no dura mucho por el medio, o funciona o a la basura! Bss

    ResponElimina
  7. Jajajaja a mi me paso algo similar, y mi novio también compro ese aparato! besos

    ResponElimina
  8. yo considero que los mecánicos, ya sean de coches, de electrodomésticos o de cualquier cosa, tienen un gran mérito. saber detectar una avería en algo tan complejo como un motor y ser capaz de arreglarla, es como un milagro. mi manera de ver las cosas es que si algo no funciona a la primera... mal asunto. cuando en un programa informático me remiten a la ayuda, o cuando en el folleto de instrucciones de un aparato tengo que consultar 'solución de problemas', me echo a temblar.

    ResponElimina
  9. A mi novio le va mal la aspiradora y la trata a patadas. A ver si al fin se decanta por una y ese cacharro va a la basura, so pena de caer al patio de vecinos.

    ResponElimina
  10. Sin duda, es un cargador embrujado! Jajajaja Es lo que tienen esos inventos, que a veces hay que hacer un master para conseguirlos echar a andar ;)
    BESOS!

    ResponElimina
  11. jajaj yo no me fiaria un pelo de ese cargador, esta el chino dentro fijo!

    ResponElimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...