dissabte, 27 d’abril de 2013

Coqueteo

A nadie le amarga un dulce que le digan cosas bonitas, eso está claro. El coqueteo forma parte del orden del día, pero a veces no apetece (no, no y no). A mí me tiene harta el conductor del autobús, que ya tienen fama de ligones (no sé, será el uniforme a rayas moradas), pero a mí no me va el rollo.



A ver, que un día te diga que estás guapa, pues mira, te hace cierta gracia; pero cada día se convierte en acoso y da un poco de cosilla. Seguramente habrá un club de fans de los autobuseros, aunque yo no soy una de ellas. Incluso siento cierto alivio el día en que, por unos minutos, se me escapa el bus y llego un poco tarde.


Además, todo tiene su momento. No sé si les ocurrirá igual a ellos, pero hay miradas y gestos que dan algo de grima. Es como cuando te dan dos besos y todo tu cuerpo se tensa porque ya percibe algo que no va bien (seguro que ellas lo comprenden, es esa sensación entre asco y no me toques). Y va en los dos sentidos, porque ¿qué es eso de tirarle los tejos al novio de otra? Eso no se hace.

15 comentaris:

  1. jajaja Sí que da cosilla esa sensación que comentas, no hay que ser pesados y a veces el coqueteo se convierte en una manera de faltar al respeto. Un besazo,guapita!!

    ResponElimina
  2. Debo ser una de las pocas en este país a la que no le tiran los tejos; y no tengo ni idea de lo que hay que hacer, sorry :S

    Grapando Mariposas en Wordpress!
    .

    ResponElimina
  3. Cuando entres en el autobús le metes un corte y punto... hazle saber que no te gusta con tus gestos, tu cara y sino se entera pues le dices algo... que ya esta bien!!!!

    ResponElimina
  4. Yo también pondría cara de pocos amigos... jiji!!

    ResponElimina
  5. Jajajajaj si, entiendo la sensación! besos

    ResponElimina
  6. Esa sensación extraña de: `quiero que lo deje de hacer pero me da una pena raruna cortarle el rollo`... Jajajajajaa, me ha pasado y es lo que dices, te tensas y a veces deseas que le cambien el turno al hombre, jajajjaja. Tía , tengo que ir a hacer mil y un recados porque mañana tengo comunión, así que tengo postes tuyos pendientes de leer... Pero Jj y yo no nos perdonariamos el no agradecerte el comentario de `diogenes bolsillero` nos hemos reído que da gusto!!! Jajajajaaj. Un abrazo guapaaaa!!!

    ResponElimina
  7. You have a lovely blog, just stumbled across it now
    Would you like to follow each other via GFC and bloglovin’?
    If so let me know and I’ll follow you right back
    My blog is a fashion/lifestyle blog!
    Speak soon,
    Have a lovely day
    Much Love,
    Kate xo

    www.and-kate.blogspot.com

    ResponElimina
  8. yo los piropos que digo a las chicas en general suelen ser bien recibidos. supongo que elijo bien cómo, cuándo y a qué chicas se los digo. es que hasta para eso hay que tener un poco de sentido común.

    ResponElimina
  9. Vamos! Que lo poco gusta y lo mucho cansa! Y no hay que ser cansino leche!!!
    :)

    ResponElimina
  10. Abajo los autobuseros pesados!!!!

    ResponElimina
  11. Eso de tirar los tejos a la pareja de otro u otra, no se debe hacer, pero se hace y aunque resulta muy violento, tambien se debe comprender que algunos resultamos de verdad irresistibles y tenemos que sobrellevar esa pesada carga. ¿Entonces que culpa tiene quien anhela? Son las hormonas que se revolucionan y no lo pueden evitar...

    ResponElimina
  12. jejeje con las imágenes resumen todo tu malestar
    lo más sano ser franco y decirle al sujeto que no es grato su "coqueteo" o "caballerosidad" mal enfocada...

    saludos!

    ResponElimina
  13. Ainsss yo también tengo anécdotas autobuseras. Había un autobusero mayor y siempre coincidía con él, era muy amable y si me veía por el retrovisor andar deprisa para coger el autobús se esperaba a pesar de que tenía que irse. Hablábamos, me decía que era la chica más simpática del barrio... Un día me dijo que le cambiaban de línea y me pidió el teléfono!!!! Me pilló tan de sorpresa que tonta de mí se lo dí. Y al día siguiente ya me estaba llamando a las 8 de la mañana (la hora en la que yo solía coger el autobús, evidentemente no se lo cogí. Tras 2 días llamándome a esa hora, desistió y ya no supe más de él. Debía de sacarme unos 25 años. La verdad es que era muy simpático y no me parecía que intentara ligar conmigo, pero lo del teléfono me mató. En cambio a veces veo algún autobusero que está bien buenorro y oye casi ni los buenos días, jajajaj. Besos guapa

    ResponElimina
  14. Sí, estoy de acuerdo, hay veces que no apetecen esos gestos y mimos que no pedimos.

    ResponElimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...