dimecres, 3 d’abril de 2013

Fall in love

A estas alturas, me gustaría volver a sentir esas maripositas en el estómago de cuando estás en pleno enamoramiento, aunque creo que sería capaz de confundirlo con ardor de estómago o aires, qué le vamos a hacer, siempre he sido una escéptica y con la edad sospecho que he ido a peor.



Hace unos días topé con el muro de la incipiente vejez: vi venir el bus, corrí con todas mis fuerzas, pero no hubo manera de alcanzarlo. También debo añadir que era una cuesta bastante pronunciada (hace años habría podido). Así que, cuando me visto para matar, de forma seductora, tengo más la sensación de ir disfrazada que de femme fatale (bueno, algo fatal sí que me siento, pero no en el buen sentido).



Eso no significa que no pueda ser atractiva, es solo que no le pongo la misma energía que antes. No nos engañemos, la juventud mantenía firmes muchas partes de mi cuerpo que ahora, ni con los milagros de la ciencia y de la corsetería moderna, no tienen el mismo sex appeal. Lo peor es cuando te llaman señora, ahí no respondo demasiado bien, me vuelvo arisca y gruñona, a pesar de que, en el fondo, eso es lo que soy: cuando dejan de hablarte de tú, lo comprendes.

21 comentaris:

  1. yo creo que aunque seas mayor, tienes un atractivo según la edad que tengas, no porque tengas 80 años y eres bastante vieja eres fea!!!:P

    ResponElimina
  2. Bueno, bueno...pero adquirimos una sabiduría de la que adolecen los cuerpos más firmes (de alguna manera hay que consolarse jajaja)
    BESOS!

    ResponElimina
  3. La barrera entre ser señorita y señora se llama "los 30" (al menos en mi caso); y sí, no es lo mismo en ninguno de los sentido :P

    ResponElimina
  4. Me siento identificada!!! Gggrrr... Besotes

    ResponElimina
  5. No sabes como te entiendo, a mi no me llaman señora, ya me llaman doña (vete preparando que todo llega).
    Cuando voy de compras con mis hijas y me dicen, eso es de abuela, y digo yo, que tengo tres nietas, que debo ser una abuela, bueno pues mis hijas aun me ven como madre (siempre hay un lado bueno)
    Saltos y brincos, dos o tres solamente

    ResponElimina
  6. Me ha encantao la primera viñeta!
    en fin, que la edad no pasa sin más. REcuerdo la primera vez que me llamó aquel niño señora... casi lo mato!!
    Un besito

    ResponElimina
  7. Jajajajaja, que graciosa eres, jodía.

    ResponElimina
  8. Jajajaja, entiendo perfectamente lo del momento Señora, es que eso duele en el alma!!!
    Respecto a no sentirte bien, eso supongo que va por rachas, no? hay veces que te sientes mejor, y otras que no te quieres ni mirar al espejo...
    Y lo del autobús no es por la vejez! No creo que tengas 80 años! así que eso se cura con tu temible gimnasio/deporte! jajajaja.
    Besitossssss!!

    ResponElimina
  9. No creo que no estés guapa la verdad..Y lo de la energía es cuestión de ánimo así que arriba ese ánimo! besos

    ResponElimina
  10. nada nada, seguro que estás estupenda! y lo del tú o el usted es relativo. la gente de más años nos suelen hablar de tú, porque nos ven como chavales.
    lo de las mariposas en el estómago es mala cosa, resulta imposible comportarse con naturalidad con esa persona y es algo imposible de controlar.

    ResponElimina
  11. Ya no recuerdo la primera vez que me llamaron señora, si que me impresionó. Pero lo que se me ha quedado grabado es la vez que me tomaron por la madre de una amiga.
    Que ofensa, nunca me han tomado por madre de mi hijo. Y cuando me toman por madre, resulta que madre de una amiga.
    Pero esto que es, que me he echado 30 años de golpe!!!
    Pero quien se ha confabulado en mi contra!!!
    Quien me han echado mal de ojo!!!
    En fin, mejor no pensar que te deprimes y seguir adelante.

    ResponElimina
  12. Señora?? Te llaman señora?? Una cachetada bien dada se merece quien diga eso :p

    ResponElimina
  13. Gran post, aunque seguro que estas estupenda!

    ResponElimina
  14. Jajajaja al que te diga señora dale una piña! ME gusto tu blog, te sigoooooo :)

    ResponElimina
  15. Sí yo no me veo tan mal, leñe...pero llegan a casa las amigas de los hijos y te tratan de "Usted". Unas chicas rozando la treintena, unas bellezas en bikini a bañarse en la piscina, o a veces sin él, como una jarra de agua fría cuando estás sentado en el borde... te dan ganas de pedir perdón: ¡Disculpe usted señorita! pero es que me ha pasado por encima un autobús hecho de tiempo y me debe haber dejado hecho un espanto. ¡Hace unos años que me refugio al otro extremo del jardín, para ni ver ni ser visto...!
    Te sigo y me encantan tus entradas.

    ResponElimina
  16. Cada edad tiene su encanto, mujer!!!
    Yo no corro un pimiento y también pierdo mucho el bus xD

    ResponElimina
  17. Al aproximarnos a los 40 estamos más guapas. Porque lo digo yo

    ResponElimina
  18. Muy Bueno el post!! Estás fantástica, éso te lo digo yo. Muak!!!!

    ResponElimina
  19. Nena... usa el brillante, que no se pasa XDDDD

    ResponElimina
  20. Pero qué dices, ni mayor ni menor...a mi que nadie me llame señora! jajaja

    ResponElimina
  21. me siento identificadisima con este post. que me llamen señora o de usted, aunq sea signo de educacion en el niño, le taladro con la mirada. diossssssss
    gracias a q hago deporte el tema del bus esta superado, pero entiendo lo que dices, por mucho deporte, cremas, maquillaje y ropa guay q te pongas el paso de los años es el paso de los años, puedes amortiguarlo pero no engañarlo. solo nos queda sonreir y llevarlo lo mejor posible

    ResponElimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...