dissabte, 14 de setembre de 2013

Hug!

Hay días en los que necesitas que te abracen, no importa quién (bueno, lo retiro, que igual hay gente a la que no me apetece abrazar), porque esa sensación cálida vuelve a darte fuerzas y a sentir que no estás sola.


En mi casa no se dan abrazos, yo salí al vecino, porque no son nada cariñosos. Lo más divertido es que a veces soy incapaz de devolver un abrazo y me siento incómoda, supongo que por la falta de costumbre.


Hay una mujer, Amma. Es una mujer santa que abraza a la gente y la consuela, no hace falta mucho, solamente ese abrazo para sentirse bien y ella lo ofrece, porque sabe cuánto amor está repartiendo. Y ahí no queda su trabajo, porque también ha fundado dos organizaciones con las que ayuda en todo lo que pueden, como en el Katrina, a la que acudieron para ayudar a construir casas y ofrecer ayuda médica. Hace unos años recuerdo que pensé: anda, mírala, se pasa el día abrazando, qué tontería; pero ahora lo veo con otros ojos, un abrazo vale millones.

12 comentaris:

  1. Sí, de tontería nada. Somos humanos y venimos preprogramados para necesitar cariño y comprensión y un abrazo es un "expendedor automático" de ambas cosas. Un besazo...que diga, un abrazo!!

    ResponElimina
  2. Pues yo soy de las que no dan abrazos y tampoco me gusta recibirlos por que también me siento incómoda, la vedad.
    Y en mi casa nadie los da...somo así :P

    Bss

    ResponElimina
  3. Y tanto que lo vale.
    Lo de abrazar se aprende, no te preocupes, sólo tienes que practicar ;)

    ResponElimina
  4. Un abrazo a tiempo hace milagros.

    ResponElimina
  5. Yo también soy mucho de abrazos, hay veces que lo necesito tanto, que cuando el Monsieur me lo da hago fuerza para que no se vaya, jajaja, ahí presión a tope! jejeje.
    Muaaaa!!

    ResponElimina
  6. si alguna vez me caso y formo una familia, tendré claro que las manifestaciones de afecto son sanas. sin caer en el empalago, pero un poco de cariño y de contacto físico es necesario.
    por cierto, me gusta la campanita que has puesto! ;)

    ResponElimina
  7. Un abrazo a veces hace mucho y es de lo más necesario... Vaya desde aquí mi abrazo virtual. Un besote!!!

    ResponElimina
  8. Esa sensación de falta de abrazo, de parecerme más al vecino que a mi gente y de incomodidad cuando no quieres corresponder uno... jajaja me describer perfectamente!

    había oído hablar de esa señora, seguro que reconforta "caer en sus brazos" jajaja.

    Me ha gustado mucho el post guapa, un ABRAZO!! :D

    ResponElimina
  9. me gusto muchomucho esta entrada, feliz finde

    ResponElimina
  10. Yo soy de abrazar, siempre que doy uno me lo devuelven, a veces es al revés.
    Un abrazo, mejor dos

    ResponElimina
  11. Recuerdo haber visto a esta señora en un reportaje en tv hace unos años y me pareció que hacía una gran labor. Quien diga que no necesita un abrazo de vez en cuando miente, lo raro es que nos cueste tanto pedirlos...
    Besos

    ResponElimina
  12. Un abrazo es lo mejor del mundo, expresa millones de cosas (a veces tooodos los sentimientos van incluidos en un abrazo) y sirve para otras tantas. A mi me encanta abrazar y que me abracen, aunque como a ti, eso de que me abrace cualquiera no me va mucho.
    Besos!

    ResponElimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...