dilluns, 30 de setembre de 2013

Reto y sello

Lo prometido es deuda, aunque llegue con mucho retraso y el resultado sea escaso. Hay que tener en cuenta que acabamos de hacer el traslado y mi casa es un caos. Bueno, os pongo al día, que si me enrollo no lo entenderéis. Se propuso un reto desde Coleccionando cosas bonitas, La cajita de música y con la colaboración especial de La fábrica de los secretos, dos de mis blogs habituales. Y claro, me lancé como una loca a participar, a pesar de que ya sabía que no me daría tiempo de hacer nada. El reto: carvar un sello.



Como no encuentro nada con tanto desorden y caos, os tendréis que conformar con una pequeña muestra (o sea, un único sello). En otra vida seré más ordenada, en esta, de momento, habrá que conformarse.



Ya sé que soy un poco cutre, pero el resultado es bien mono, ¿qué os parece? Y fácil, muy fácil de hacer: solo necesitamos un tapón de botella de agua o derivados, Goma eva y a recortar con la forma que más nos guste, luego se pega en el tapón y ya está. Ah, para los detalles es mejor usar un lápiz de minas, va genial. Soy una tardona, pero espero que os haya gustado.

diumenge, 29 de setembre de 2013

A la vejez, viruelas

Ha habido grandes avances para prevenir el envejecimiento en estética; pero es que siempre he defendido que la arruga es bella, para mí en cada arruga se acumulan sabiduría y experiencia y es algo que valoro mucho. Como dijo hace unos días Carmen Maura: "Ser joven no es una virtud, es una circunstancia". Es muy lícito usar los fármacos o cremas, no tengo absolutamente nada en contra, aunque seguramente me alegraría más si se invirtiera el mismo esfuerzo y dinero para el tratamiento de enfermedades relacionadas con la vejez: diabetes, hipertensión o alzheimer, son algunas de ellas.



Antes se decía que a la vejez, viruelas. La viruela es una enfermedad que afectaba principalmente a niños y a adolescentes, así que no era propia de la edad madura, de ahí su uso. Cuando eres mayor tienes otros achaques, pero justamente la viruela no es uno de ellos.



A ver, que lo mejor para llegar a viejos es tomarse la vida con tranquilidad y disfrutar de cada momento; aunque también es cierto que si no tienes una buena herencia genética, no hay nada que hacer. En resumen, a vivir la vida.

dissabte, 28 de setembre de 2013

Semidios o padre de familia

A mi padre le han diagnosticado talón de Aquiles, así que cuando me lo dijo me puse muy contenta por tener un padre con un talón propio de un semidios. Resulta que no es tan emocionante, tiene una inflamación en el tendón o algo parecido y le duele a rabiar. Bueno, de ilusión también se vive: mis 10 minutos de fama han durado poco.


Tampoco es que sea un perfil prototípico de semidios, no me lo imagino espada o lanza en mano luchando por la justicia. Él es más de quejarse y de hacer reír a la gente, que de todos modos a mí ya me parece un superpoder.


Así que hasta el momento lo único que tienen en común mi padre y Aquiles es que su punto débil es el talón; aunque a él no lo hemos sumergido en las aguas del río Estigia, como hizo la madre de Aquiles, convirtiéndolo en inmortal. El médico ha optado por una estrategia un tanto más tradicional: le ha mandado ir a recuperación y cada día hace sus ejercicios muy prudentemente, alejado de todo lo heroico que podamos pensar (aunque para él suponga un sacrificio).

divendres, 27 de setembre de 2013

1004: el número de la desesperanza

Llamar a Movistar es como entrar en un bucle, me siento como en la película de Bill Murray, El día de la marmota, en el que el pobre hombre revivía el mismo día sin cesar: a mí me parece una pesadilla terrible. 


Tengo tantos números de referencia que estoy por montar un collage y mandárselo a Telefónica S.A., porque lo de Movistar es para despistar, seguro que la empresa sigue llamándose igual. A ver, si el Ministerio de Industria tuvo que crear expresamente una oficina de atención al usuario de telecomunicación, por algo será. Cada vez que llamo me pasan con otro departamento y yo repito mis datos una y otra vez... tendré que hacer una grabación y ahorraré mucho tiempo.



Lo peor es que todavía no he conseguido una respuesta clara, me dan la razón como a los tontos y yo caigo sin remedio en la trampa. Un nuevo número de referencia para la lista, mañana volveré a llamar, a ver qué se inventan.

dijous, 26 de setembre de 2013

La Troica

Me da risa que los inspectores expertos para verificar que España cumple con los requisitos de la Unión Europea para poder recibir los rescates bancarios se llamen Troica. Tan semejante a la Perestroika o reforma de la economía interna de la Unión Soviética. ¿Hay alguien aquí que no le parezca sarcástico el parecido? Sobre todo porque Gorbachov pretendía reorganizar el sistema socialista, para poder conservarlo.



Bueno, uno llevó a la caída de la Unión Soviética y aquí estamos ante la corrupción y el desgarro de la economía española. En resumen, ambos son atentados contra la economía. Pero no quiero entrar en polémicas, todos sabemos de qué estoy hablando, nos han bombardeado con esa palabra desde hace años en los medios de comunicación, hasta el punto de que es la excusa para cualquier cosa, incluso para la mala gestión de nuestro gobierno.



El caso es que desde pequeña, para mí, la palabra crisis ha significado cambio, y los cambios tienen que ser para mejor, hay que verlos así y no caer en el pesimismo (aunque sea difícil). Siempre he admirado a los clásicos, para ellos la crisis obligaba a pensar y a reflexionar, en eso estoy, el resto me aburre.

dimecres, 25 de setembre de 2013

Páginas centrales

¿Alguien se ha fijado en que los diarios ya no son tan gordos? No es que haya menos noticias, todo lo contrario; creo que se han dado cuenta de que más vale ser breve y conciso que dejar a sus clientes con el brazo medio dormido. Hubo una época en la que parecía que compraras el tomo de una enciclopedia.


A eso se le suma que la sección de empleo se ha reducido muchísimo. Recuerdo páginas enteras de ofertas laborales, ahora apenas hay tres. Incluso la sección de contactos es más pequeña, no sé si porque hay menos demanda y no tienen trabajo, muchas han vuelto a su país (no nos engañemos, una gran mayoría venía de otras zonas del mundo) o bien porque es una selección de lo mejorcito en el sector (vamos a darle el beneficio de la duda).


Eso sí, los anuncios son buenísimos. Hoy he visto uno en el que decía Bellas jóvenes, exclusivas para soñar. ¡Ey, que soñar es gratis! Y encima se lleva lo autóctono y de alto copete: Catalanas en Pedralbes, decía otro. Pues no sé qué deciros, a mí el catalán nunca me ha parecido una lengua muy romántica, más bien autoritaria (que conste que es mi lengua habitual), aunque igual eso es lo que les va. No pienso hacer cábalas, que luego mi imaginación se desborda.

dimarts, 24 de setembre de 2013

Cierra los ojos

El roncador me contó hace días que cuando estornudamos cerramos los ojos y no le creí, le dije que eso era una tontería y que no tenía razón de ser. Me contó que un médico explicó una vez que cerramos los ojos para que no se nos salgan. Y ahí supuse y comprendí que me estaba tomando el pelo.



Pues resulta que no. Esta mañana he estornudado y me he sorprendido a mí misma cerrando los ojos. Es de esas cosas en las que no te fijas hasta que te lo dicen. En realidad, es un acto reflejo ante tal esfuerzo, que no es moco de pavo (esta me la apunto para un domingo): cuando estornudamos generamos aire a una velocidad de más de 100km/h, con lo que si no cerráramos los ojos, ese aire intentaría salir por los globos oculares.
Otros posibles efectos secundarios del estornudo.

A ver, que lo que no es cierto es el rumor de que ese aire hiciera salir los ojos de sus órbitas, pero que dolería un montón, eso seguro. A mí, incluso, suele dolerme la espalda cuando estornudo, está claro que tiene mucho peligro. Así que... tonto el que no cierre los ojos.

dilluns, 23 de setembre de 2013

Fast food

Con el cuento de que estamos sin gas y parece ser que no nos lo pondrán hasta el 2020, para las olimpiadas de Tokio -bueno, en realidad para el 4 de octubre o así, pero cuando te duchas con agua fría cada día, eso parece una eternidad-, últimamente vamos a menudo de restaurantes, chiringuitos y derivados.


Entre ellos, un fast food que nos queda muy cerca de casa, un McDonald's. Después de llevar años echando pestes de este sitio, adoro que tengan comida caliente envasada y precalentada. El caso es que estos lugares han cambiado mucho, no solo porque el local es de diseño, también porque sus empleados parecen felices e incluso aparentan estar orgullosos de su trabajo, que todos parecen sacados de un internado súper caro, bien arregladitos y ellas con sus perlas y todo. Yo que recuerdo a chicos desaliñados y asqueados por un mísero sueldo (será que ahora todos lo son).

Me encanta la parodia del payaso. Nunca he entendido lo de este personaje, 
¡si hay mucha gente a la que les dan miedo! El mundo de la publicidad ya no es lo que era.

Como leo todo lo que encuentro, pillé todos los folletos que había al lado de la caja, porque me aburre soberanamente elegir uno de sus menús y le dejo la tarea al roncador (a mí todo me parecen hamburguesas y no veo la diferencia entre cada cosa, pero resulta que la hay). En eso estaba cuando leí que la empresa agradece a los clientes que recojan la mesa porque así podrán destinar el dinero que se ahorran en otros lujos, como en poner música en el local. Y ahí mi lectura (que no es lo mismo que leer a secas): si recoges la mesa tú misma, no le pagaremos al empleado de turno y nos lo ahorramos; con eso compramos un CD y todos tan contentos (menos el trabajador). O sea, que no me dio la gana de recoger.

diumenge, 22 de setembre de 2013

Estar al quite

Estar al quite es una expresión que suelo usar. Es curioso, porque decir atentos o vigila es mucho más corto, pero es que a veces lo acorto hasta al quite. Significa que te prepares o prestes atención.


Esta locución tiene su origen en el mundo taurino (sí, dos semanas seguidas, pero es pura casualidad). Soy profana en estos menesteres, pero tengo entendido que un quite es una suerte que ejecuta un torero, generalmente con el capote, para ayudar a un compañero del peligro, distrayendo al toro.


Hay otras expresiones parecidas, como ir al quiteo, salir al quite, que en realidad solemos usar más llanamente, como echar un capote. Así que esta semana es un dos en uno.

dissabte, 21 de setembre de 2013

En defensa propia

Hoy he leído en el periódico que la mitad de la población tiene mascota: yo tengo a mis pececitos, así que soy la mitad de la población. Pero me molesta que siempre se hable de perros y gatos, ¿a ver si iguanas, serpientes, conejos o hamsters, por citar algunos, no cuentan?



Un psicólogo decía que la gente trata a sus mascotas como a seres humanos. Y yo he pensado, ojalá algunos trataran a sus hijos también como a seres humanos y no como a animales, que no de compañía: hay que cuidarlos, darles de comer, llevarlos al médico, ir a pasear con ellos, ducharlos...



Que hay algunos niños que parecen el hijo del vecino, porque se hace más cargo de ellos la gente que está alrededor. Desde aquí hago un llamamiento: quered a vuestros hijos como si fueran animales domésticos (bueno, sin llevarlos atados), no los abandonéis, ellos no lo harían.

divendres, 20 de setembre de 2013

Mitades indivisas

Cuando compramos la casa salió a menudo la expresión mitades indivisas: significa que la casa es de los dos y no podemos partirla de ninguna forma. A mí me vino a la cabeza la justicia de Salomón, en la que ante la demanda de dos mujeres sobre la potestad sobre un niño, ya que el hijo de una de ellas había muerto y ambas decían ser la madre del que estaba vivo.


Salomón dictaminó que con una espada se partiera al chico y que se repartiera entre ambas. Ahí está, indiviso, porque al partirlo las dos lo perderían. Un poco a lo Quentin Tarantino, pero la Biblia ya tiene algunos pasajes un tanto crueles.


Lo que nunca me colaron es que la madre implorara perdón, cediera al niño y, la otra, en cambio, dijera que ya le estaba bien. Esa era una sádica de mucho cuidado. Pero ya lo dicen, ante una pérdida, cada uno reacciona de forma distinta. Entonces, el notario, ¿estaba velando por nuestra relación? Me parecería gracioso que hubiese sido así, me temo que es lenguaje jurídico y no va más allá; pero es bonito pensar que había un componente de protección a la casa y a la pareja, ¿no os parece?

dijous, 19 de setembre de 2013

El matarañas

Ayer vino a perturbar la calma de mi apacible hogar un monstruo de ocho patas. Bueno, en realidad, la que hizo más ruido fui yo, pero no queda tan poético. Estaba tan tranquila, sin molestar a nadie, cuando me di cuenta de que tenía una horrible araña en mi pierna, medía unos 3 metros (quiero decir, centímetros) y era de un color rojo intenso.



Empecé a pensar, inmóvil, por si me atacaba, que ese tono tenía que ser debido a la ingesta de sangre fresca. No tengo muy claro si las arañas son como los mosquitos, pero mi mente es poderosa y recordé que son bichos diestros en el sexo (mi cerebro funciona de forma independiente y no intento comprender sus elocubraciones), así que supuse que era miembro de la serie True Blood (de la que estuvimos enganchados durante un tiempo).



Andaba ocupada en todo esto cuando volví a mi realidad y solté un grito, aterrada por el inminente ataque de la araña. El roncador vino corriendo con su brillante armadura (en realidad llevaba un chándal, que en casa no es muy cómodo llevar ese trasto) y, sin portar arma alguna, solamente su fuerza natural, acabó con ella. Mientras una servidora se descojonaba a un lado, pensando en la de imágenes que pueden llegar a pasar por mi mente. Luego, el roncador matarañas hizo su ronda para asegurarse de que la araña no tuviera familia directa en cualquiera de nuestras estancias (idea mía, claro está). La historia acabó con un feliz beso al roncador, como recompensa a su nuevo título: sir matarañas.

dimecres, 18 de setembre de 2013

De panes y de peces

Con todo esto de la mudanza he vuelto a recordar mis primeras experiencias fuera de casa. En mi primer piso de estudiantes, robábamos el papel de váter de la universidad (a ver si ahora me va a venir la policía del campus a reclamar, aunque yo creo que estos delitos ya han prescrito); ahora me parece algo divertido, pero entonces lo hacíamos por necesidad, pagábamos la matrícula y el alquiler y el resto de meses a subsistir como se podía.


Comíamos en el comedor de una empresa y ni sé cómo nos colábamos, pero el caso es que éramos bien acogidos. Probablemente todos eran padres de familia con hijos en la universidad y se solidarizaban. Pagábamos una miseria por la comida y nos llevábamos la bolsa llena de panes y de servilletas (que no de peces, por lo del refrán).


Ahora, en mi nuevo hogar (rodeada de grullas), en pleno traslado, me queda muy lejos todo eso, aunque tengo esa misma sensación de aventura, de estar viviendo un sueño y de no tener ni un céntimo en la cartera; pero en una hermosa casa al lado del mar.

dimarts, 17 de setembre de 2013

La desaparición del verbo

Hace poco vi una película en la que la protagonista era crucigramista, que no es el que se pasa el día resolviendo crucigramas, sino el que los hace. Tiene que ser un trabajo muy complicado e imaginativo, aunque a priori parece algo aburrido y, diría más, algo maniático compulsivo (lo dejo ahí).

Muy entretenida para una tarde ociosa (adoro la voz de esta mujer, la modula con cada personaje).

Ahora va y se unen todos los crucigramistas del mundo en contra de mi blog y me atacan con palabras absurdas y en desuso (con lo que me gusta hacer crucigramas, para qué voy a meterme con ellos). En el fondo, gracias a estos profesionales seguimos conociendo palabras como lar, ara o redor; en lugar de los manidos hogar, altar y detrás, o el significado de apócope (que queda tan elegante usar esa palabra en cualquier cena o ámbito, ya me diréis cuál).



Son los salvadores del verbo, los superhéroes de la palabra... se nota que me ha acojonado la visión de unos locos de los vocablos sacudiéndome con diccionarios o, peor, enciclopedias. Y que conste que yo tengo el de Corominas o María Moliner para defenderme.

dilluns, 16 de setembre de 2013

La gran fuga

Os voy a confesar un secreto: no siempre hemos sido tan felices con el roncador. Hubo un tiempo en el que salió huyendo de mí y se fue a vivir a África, más concretamente a la capital de Togo, región de la que no había oído hablar nunca y de la que tuve que documentarme muy bien. Ahora es más conocida porque tienen a un futbolista de élite entre sus filas: Emmanuel Adebayor. Es curioso, siempre el fútbol, a pesar de tener una zona declarada Patrimonio de la Humanidad. Si no hay que ir tan lejos, España es campeona del mundo de gimnasia rítmica y aquí no le dan ni importancia; pero si un futbolista se casa ya lo sabría hasta el Tato (haciendo referencia a mi anterior entrada, voy a popularizarla).



Recuerdo que empecé a leer sobre Togo y me sorprendió que su religión principal fuera el animismo, que no consiste en estar siempre contento, es la creencia de que objetos y cualquier elemento del mundo natural están dotados de alma y son venerados o temidos como dioses (ahí también entraba el vudú). A mí, personalmente, me atrajo muchísimo esta idea, nunca he creído en un dios concreto y pensar que lo que me rodea tenga tanto poder me entusiasma. Bueno, y lo de poner alfileres a un muñeco también me hubiera gustado, pero el roncador no me dejó (a veces es un aguafiestas).


Me hubiera gustado ir a visitarlo, pero como este hombre es de arrebatos, decidió volver de un día para otro, y a mí no me daba tiempo de ponerme todas esas vacunas. Después de todos estos años, ayer encontré sus postales y me di cuenta de que huyó, pero no dejó de quererme.

diumenge, 15 de setembre de 2013

No vino ni el Tato

Aquí no hay ni el Tato, pero ¿quién es el Tato? ¿No habéis sentido curiosidad por esta expresión?



El Tato fue un famoso matador de toros de finales del siglo XIX. Era tan conocido que su nombre estaba en casi todos los carteles, así que parecía que estuviera en todas partes. De ahí que se acuñara la expresión no venir ni el Tato, que venía a significar que ni siquiera este hombre, que estaba en todas partes, había hecho acto de presencia.



Lo más curioso de este hombre es que tuvieron que amputarle una pierna y, a pesar de ello, salió a torear con una pierna ortopédica. Por ello, también se utiliza la expresión esto no lo hace ni el Tato, porque se dice que era tan valiente (o inconsciente) que hacía cualquier cosa.

dissabte, 14 de setembre de 2013

Hug!

Hay días en los que necesitas que te abracen, no importa quién (bueno, lo retiro, que igual hay gente a la que no me apetece abrazar), porque esa sensación cálida vuelve a darte fuerzas y a sentir que no estás sola.


En mi casa no se dan abrazos, yo salí al vecino, porque no son nada cariñosos. Lo más divertido es que a veces soy incapaz de devolver un abrazo y me siento incómoda, supongo que por la falta de costumbre.


Hay una mujer, Amma. Es una mujer santa que abraza a la gente y la consuela, no hace falta mucho, solamente ese abrazo para sentirse bien y ella lo ofrece, porque sabe cuánto amor está repartiendo. Y ahí no queda su trabajo, porque también ha fundado dos organizaciones con las que ayuda en todo lo que pueden, como en el Katrina, a la que acudieron para ayudar a construir casas y ofrecer ayuda médica. Hace unos años recuerdo que pensé: anda, mírala, se pasa el día abrazando, qué tontería; pero ahora lo veo con otros ojos, un abrazo vale millones.

divendres, 13 de setembre de 2013

Etimología

Esta mañana, bien temprano, he estado leyendo sobre nuestros clásicos eruditos, me he remontado al año 630 para encontrar una definición muy divertida e imaginativa sobre la palabra etimología, es decir, he hecho metalingüística pura.


Este comentario se encuentra en la Tékhne Grammatiké, de Dionisio de Tracia: Etimología es la desmembración de las palabras, mediante la cual se aclara la verdad (bueno, es una forma muy clásica de entenderlo, pero podría valer); ἔτυμον, es lo verdadero (...) Etimología es como si dijera ἀληθινολογία o estudio de la verdad. O sea, que se lo ha inventado y se queda tan ancho, es como si dijera que palangana viene de palabra, porque se parecen en forma y significado.  


Bueno, así se han creado infinidad de palabras, por asimilación, parecido fonético o porque el uso ha acabado imponiéndolas. Eso ya no ocurre hoy en día, ya no hay gente con imaginación que se invente palabras y lleguen a ser incorporadas por la RAE, o tal vez sea a la inversa y sea esta institución la que no sea capaz de aceptarlas e integrarlas normativamente.

dijous, 12 de setembre de 2013

A dieta postraslado

Las autoridades sanitarias (o sea, yo) advierten que vaciar la nevera puede ser perjudicial para la salud, sobre todo si es la del roncador. Con esto del traslado, hemos tenido que estar toda la semana acabando con las provisiones de nuestras respectivas neveras, para que no se estropeara nada. 



Me maravilla la de cosas que podemos acumular en el congelador, y me dio un subidón darme cuenta de que tenía unos heladitos olvidados en el fondo, detrás de los guisantes. Creo que un par de quilitos no me los quita nadie, qué hartón de comer, que aquí no se tira nada a no ser que sea indispensable. Después del traslado habrá que ponerse a dieta, que esto no puede ser.



Lo más gracioso es que el roncador, por lo que he observado, tiene una teoría con los alimentos que caducan: déjalos en la nevera hasta que alguien vaya y los tire (para mí que cree en los duendes de la nevera), porque había unas cebollas con las que me he visto incapaz de lidiar, sus grillos se elevaban poderosos hacia mí, en posición de ataque (palabrita de Ses aterrada).

dimecres, 11 de setembre de 2013

Tarifa plana

Esto de mudarse no es tan fácil, porque no es solamente llevar los muebles de un sitio a otro... Una casa nueva necesita dar de alta muchos servicios y eso tiene terribles consecuencias para la economía del hogar y la salud mental: cuando finalmente tienes agua, resulta que lleva tanto tiempo sin usarse que las cañerías revientan e inundas toda la calle. Yo creo que los vecinos ya nos odian, sobre todo porque han venido a repararlo a las 8 de la mañana.



Por fortuna, parece que está todo arreglado y se hace cargo la compañía del agua, por fin una buena noticia, porque ya estoy un poco harta de tanto pagar. He llegado a la conclusión de que cuando pides un presupuesto, te miran a los ojos y deciden que te van a cobrar tanto como puedan, que suele ser una cifra fija, en plan tarifa plana, unos 1000 euros. En serio, sea lo que sea. 



He llegado a tener dudas sobre si saben lo que realmente están diciendo, pero como no tengo ni idea ni de fontanería ni de electricidad, pues habrá que fiarse. Uno, incluso se enfadó conmigo porque decidí contratar con otra persona, me llamó gritando y me quedé tan perpleja que mi mente solo podía pensar que ese demente sabía dónde vivía.

dimarts, 10 de setembre de 2013

Por la iglesia y de blanco

Ya está, decidido, quiero casarme; pero por los regalos. Esto es como cuando la comunión, que a mis padres les dio por preguntar si quería hacerla, porque eran unos hippies que no creían en ningún otro dios que el amor y promulgaban el derecho a decidir a diestro y siniestro.


Mi respuesta fue clara: quiero hacer la comunión porque quiero uno de esos relojes blancos con el boli. Menuda neura me entró a mí con eso, mira que era feo, pero como me imaginaba que ese par ni pensarían en que hiciera la comunión, un rito tan alejado de sus convicciones que todavía hoy puedo sentir el alivio en su mirada cuando oyeron mi respuesta, que les salí materialista, pero no católica (no era tan grave). Al día siguiente me regalaron el pack del reloj hortera con boli y santas pascuas (¿qué se habrá hecho de ese boli?), todos contentos. A ver si me caso por la iglesia y de blanco, por eso de meter el dedo en la llaga.



Pues lo mismo, que llevo toda la vida con los regalos de bodas, nacimientos y chorradas varias. Pues yo me voy a vivir con el roncador en una casita monísima, ¿no hay regalo? Se ve que no, habrá que casarse, que encima me dan días de vacaciones, y tal y como está el patio, habrá que aprovecharlo antes de que nos quiten también ese privilegio.

dilluns, 9 de setembre de 2013

Normativa vial

¡Atención! Nueva ley sobre Tráfico: aumento de velocidad hasta 130 km/h. Iba a decir que no me afecta, porque no conduzco ni lo haré nunca, pero el caso es que voy de copiloto y me fijo en estas cosas. Aunque lo que más me preocupa es que, después de habernos gastado un dineral en cambiar todos los cartelitos a 110 Km/h en su momento, ahora otra vez. Alguien tiene un primo que fabrica carteles, otro la pintura y un hermano que los coloca, no tengo ninguna duda.



Todavía no ha llegado al consejo de Ministros, pero me da que esto se aprueba en un plis plas. Además, hay otros cambios importantes, como las sanciones por ingesta de drogas, con multas de 1000 euros (que me parece poco) y eliminarán la norma vigente, que condenaba su influencia, no la presencia en el organismo. ¿A alguien le sorprende? Si bebes, no conduzcas; pero si vas drogado y no se nota, no pasa nada. 



También obligará a los ciclistas menores de 18 años a llevar casco, norma que levantó gran revuelo y que no entendí el motivo, si no lo quieren llevar y que se abran el cráneo, pues allá ellos; en todo caso, que me lo den a mí, para protegerme, porque cada vez es más peligroso ir a pie por la ciudad.

diumenge, 8 de setembre de 2013

La mujer del César

Hay frases de esas que caracterizan a las personas. Una en concreto, solo se la he oído a una persona, pero existe, no se la ha inventado y encima consigue crear situaciones en las que decirla, que es lo complicado: No basta que la mujer del César sea honesta... también tiene que parecerlo.



A ver, a mí no se me presenta todos los días la oportunidad de soltar tremenda frasecita que viene de antiguo. Venga, que os la explico: según cuenta Plutarco en sus "Vidas paralelas" (ea, que se noten esos estudios y el dinero invertido en libros), un patricio romano, Publio Clodio Pulcro, estaba enamorado de Pompeya, la mujer de Julio César, y lo estaba de tal manera que se coló en la fiesta de la Buena Diosa, en la que solo puede haber mujeres. Lo arrestaron, por supuesto, pero quedó en entredicho la virtud de Pompeya, claro está (como que las romanas no las liaban pardas y montaban bacanales, pero bueno, la reputación).



Luego, César le echó su bronca a Pompeya, a pesar de que estaba seguro de que le había sido fiel. Porque no basta que la mujer del César sea honesta; también tiene que parecerlo. Es lo que tiene el estatus y estar buena. Con el tiempo, esta expresión pasó a usarse cada vez que alguien era sospechoso de haber hecho algo, aunque no hubiera dudas de su inocencia.

dissabte, 7 de setembre de 2013

Inquietud twittera

Sé que tengo una obsesión rara con el tweet de la Policía, que se inició por un verdadero interés de protección y de cumplir la ley. Con ello, a veces no tengo muy claro de qué están hablando, y cito textualmente (que lo he cortado y pegado, vamos): Experimentos, con la gaseosa: atención al consumo de bebidas alcohólicas (en exceso, siempre es malo) "de forma innovadora" y a "mezclas raras".



Para empezar, no entraré en el uso de la coma, comillas u otros signos de puntuación, porque me desorientan claramente. Independientemente de ello, ¿pero qué hacen con la gaseosa estos chicos? Se referirán a las mezclas letales de gaseosa y Cacaolat o la misma con Coca Cola. Saco algo en claro, el consumo, en exceso, siempre es malo, ya sea de gaseosa como de tequila, uno porque me da gases y el otro porque me marea (aunque ya sabéis que a mí me marea andar,así que no sé si cuenta). De todos modos, que los dejen, si lo importante es ser innovador y creativo, que en este país se da muy poco valor a estos dos conceptos.



Lo peor es que el siguiente tweet, no recuerdo de quién era, hacía referencia a un estudio de la Universidad de Navarra en el que afirman que un vaso de vino al día reduce el riesgo de tener depresión. También estos, han descubierto la sopa boba. Y me ha apetecido un vinito bien fresco con gaseosa. Lo que hace el efecto subliminal de Twitter, si a mí no me gusta el vino, ¿será obra de La Casera?, pues se chinchan, yo solo bebo Ondina, que son una cooperativa de la región (ya se me va la pinza, eso es la copita, que quita la depresión y da alegría).

divendres, 6 de setembre de 2013

El listón

Toda mujer que se precie tiene que tener un listón al que su pareja tiene la obligación de llegar. Hay unos mínimos y hay que hacerlos cumplir. Porque como dice mi madre, no son como los vinos, no mejoran con la edad, se pican.


Mi forma de querer es muy especial, me enamoré de sus defectos, así que lo tenía fácil con el resto. Mis amigos se reían cuando les decía que me encantaban sus arrugas, pero es que se marcan más cuando ríe. Ha llegado un punto en el que necesito oír sus ronquidos para poder dormir, de hecho, ahora tiene una temporada en la que, de repente, deja de roncar. Evidentemente, me despierto asustada, pero resulta que no le pasa nada y se enfada porque lo sacudo, alterada (la venganza también se aprende, y es mejor cuando es sutil).


Con el tiempo hay pequeñas cosas, como la complicidad, que afianzan nuestra relación. Pero a veces me sorprende: hace unos días, le dije medio en coña, emulando las conversaciones que salen en televisión, en plena conversación telefónica, que no quería colgar porque estaba muy a gusto hablando con él y que lo echaba de menos y le dije, "cuelga tú". Pues lo hizo.

dijous, 5 de setembre de 2013

Lapsus línguae

Ya sé que tengo que dejar ciertos hábitos de lectura, pero es que hoy he leído que las arañas tienen un largo repertorio de posturas sexuales: ojo al dato, porque yo me imagino a las arañas, con todas esas patitas, hechas una bolita sobre otra y me da un poco la risa floja. Si es que yo pensaba que eran hermafroditas o algo parecido.


Spiderman ya apuntaba maneras.

Pues resulta que no y que su postura más habitual es el 69. No podré mirar con los mismos ojos estos artrópodos (¡menuda palabrota!). Pues no sé yo, si a ellas les va el tema, será por algo; aunque he estado pensando que es normal, así tan redonditas -las arañas, digo- no lo tendrán tan difícil como un ser humano para esta postura que, por otro lado, solo pensar en ella me da un dolor de cervicales agudo.



De todos modos, yo no me imaginaba a las arañas tan creativas sexualmente, bueno, ni de ninguna otra forma, no suelo pensar demasiado en ellas. Eso sí, dicen que es la postura más democrática porque iguala a ambos sexos. A mí me parece algo incómoda y de una intimidad brutal, pero como tampoco domino el tema amoroso o parejil de las arañas, pues no voy a entrar en eso.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...