diumenge, 19 de gener de 2014

La caza del mentiroso

Aquí no hay discusión, sobre todo porque lo he comprobado en varias ocasiones, se caza antes a un mentiroso que a un cojo. Tengo un sexto sentido para estas cosas, en cuanto alguien me miente, lo noto.


Antes no era así, pero después de mucho entreno, soy infalible. ¿Os cuento un secreto? No sé mentir, me da la risa y no hay manera. A pesar de esto, ya os lo digo, para ser un buen mentiroso, el secreto está en explicar cosas sencillas, porque luego hay que acordarse de todo lo que has dicho y, o bien tienes muy buena memoria (que no es el caso) o te armas un lío.


Luego está la categoría mentiroso por omisión, porque son más complicados de detectar, aquello de el que calla otorga no siempre es cierto y esta especie de mentiroso abusa de ello.

9 comentaris:

  1. Hombre, mentir por omisión es más fácil, pero en los otros casos mi cara sí que es el espejo del alma: se me nota todito, todo! jajaja
    BESOS!

    ResponElimina
  2. yo también miento fatal. en realidad a todos se nos nota, pero a unos más que a otros. por mucho que disimules, siempre se nota por el lenguaje corporal. hay cierta rigidez, cierta tensión, que siempre habrá alguien lo suficientemente experto para poder detectarla.

    ResponElimina
  3. Es complicado inventar una mentira y llevarla hasta las últimas consecuencias. A la corta o a la larga, creo que se terminan pillando todas. Eso sin contar con el estrés de estar siempre evitando que algo te delante. Quita, quita. Mejor ir con la verdad por delante. Besotes!!!

    ResponElimina
  4. A mí también se me nota mucho, no sirvo para política.

    ResponElimina
  5. El que calla es otro espécimen diferente.
    Me desagrada mucho mucho la mentira. No sé si la sé captar con facilidad, soy muy despistada.

    Un abrazo!!

    ResponElimina
  6. Es tremendo pensar que uno no sirve para político por no saber mentir... pero cuan cierto es, jaja

    Trataré de no mentir por omisión.

    saludos!!!

    ResponElimina
  7. Yo tengo una amiga que es tan mentirosa que cuando cuenta una verdad no me la creo y hasta cuando su padre y su padre de crianza tuvieron cáncer tuve que esperar a que me lo confirmasen otros parientes suyos por si se lo había inventado. Y mira que eso es fuerte... Pero es que miente tanto desde pequeña que es perfectamente capaz.

    ResponElimina
  8. El último tipo de mentirosos que describes es el peor, doy fe. Biquiños!

    ResponElimina
  9. A mi se me nota todito en la cara... por eso no puedo ni jugar a las cartas sin perder... ji!

    ResponElimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...