dimarts, 28 de gener de 2014

un cuento

Os voy a contar un cuento: fui al hospital convencida de mi inminente muerte, pero al final resultó que era un simple ataque de ansiedad, cual sirenita de Disney, no era capaz de articular palabra. Diazepan al canto, como quien reparte caramelos... y ahí está la receta, que ni me la he mirado.


Esto de ir de urgencias tiene su qué, y no porque me haya aparecido un Clooney, que eran todo mujeres: horas de espera, la certidumbre de llevarte algún microbio que otro y 5 minutos de gloria antes del diagnóstico.


Esta vez hubo algo nuevo, me pincharon en el dedo (mi primera vez) y debieron de pillarme alguna venita porque lo tengo todo amoratado e insensible. Es lo que hay, entras más o menos sano y sales con complejo de Bella Durmiente, por lo del pinchazo (aunque no fuera con una rueca ni yo tan mona).

14 comentaris:

  1. Pues cuídate esa ansiedad, guapetona, que no trae nada bueno. Lo primero, buscar el origen eso ya lo sabrás tú.
    Un besazo!

    ResponElimina
  2. Es lo malo que tienen los hospitales, que siempre acabas pillando algo.
    Quédate en casa relajada con una manzanilla y descansa ;)

    Bss

    ResponElimina
  3. Conozco lo de la ansiedad en primera persona. Tomarse las cosas con más calma, ese es el único consejo que te puedo dar, y es un mal consejo...

    Besos.

    ResponElimina
  4. Ufff que mal se pasa con esos ataques, los conozco y me caen fatal...
    Son el aviso o el resultado de estrés y angustia suelen aparecer,paradójicamente, en momentos de aparente tranquilidad, cuídate Ses, bss

    ResponElimina
  5. Cuidate esa ansiedad. tomate las cosas con mas calma y prueba a salir a correr un poco, ya veras como te desfogas! (A mi me va bien)
    Un beso y cuidade el dedo!

    ResponElimina
  6. Ufff, la ansiedad, lo más difícil de controlar, pero muy gratificante cuando se consigue, así que ponte a ello que tú puedes. Y estoy de acuerdo con "loqueven mis ojos", el deporte puede que te ayude. Biquiños!

    ResponElimina
  7. Ay, a mí también me han pinchado el dedo alguna vez, aunque no me quedó amoratado. A cuidarse y a tranquilizarse en la medida de lo posible,que la ansiedad es muy desagradable. Lo bueno es que uno mismo puede aprender a controlarla. Un besote!!!!

    ResponElimina
  8. eso es una mala experiencia, para quien lo sufre y para las personas cercanas, que también se llevan un susto. espero que lo que han recetado te haga bien, y que este episodio de ansiedad no se repita.
    besos

    ResponElimina
  9. La ansiedad es fastidiada..! besos

    ResponElimina
  10. Ufff, es dificil sentirla y controlarla, cuidate mucho 😘

    ResponElimina
  11. Uf, a mi también me pincharon alguna vez el dedo, y me quedo todo morado!
    Cuidate guapa!
    Un besito

    ResponElimina
  12. Oído cocina, tomarse las cosas con calma. Gracias, chicos.

    ResponElimina
  13. Si es que no hay nada como urgencias para sentirse Disney Princess
    Oye, en fin, qué guapa, qué que guay que nos lo cuentes todos

    ResponElimina
  14. Jo pues vaya percal, espero que ya estés mejor de la ansiedad, lo del dedo mal menor, y oye, lo de sentirse como la sirenita también tiene su aquel, que no podía hablar, pero que pelazo...jejeje ;)
    Un beso

    ResponElimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...