dimecres, 22 de juliol de 2015

Dentista

No soporto que me pongan en espera, ya sea porque tengo una vocecita muy catalana que solo piensa en lo que me va a costar la llamada; otra, porque el que elige la música tendría que pedir hora al otorrino, algo pasa con sus oídos (por no hablar del sentido del ritmo).


Me pasa igual en la consulta del dentista, siempre tiene una emisora que repite canciones del año de la polca contínuamente. Con lo que me van a cobrar y el dolor que me van a infligir, cómo se atreven, si es que deberían hacer un test inicial para conocer nuestra lista de grandes éxitos favoritos. Si ofrecieran servicios de ese estilo, fijo que a la gente no le daría tanto miedo ir al dentista, si incluso el olor da como pánico (¡que te compres un ambientador!).


En realidad, a mí ir al dentista me relaja, como sé que me van a dar calmantes o alguna droga legal, pues todo mi cuerpo se queda en momento pausa esperando que el dentista me dé marcha en forma de inyección, aunque luego no sea capaz de mover la boca a mi antojo y de que babee durante horas. Pues eso, que si tuvieran un DJ en todas las consultas, sería más o menos como ir de discoteca (drogas y buena música).

6 comentaris:

  1. Cuando trabajaba de higienista tenía en la consulta un lector de cd's y nos traíamos de casa un buen repertorio para que la gente no se desanimara. Había días que podías salir bailando y todo! xD xD

    Besos

    ResponElimina
  2. Jajaja Drogas, buena música y un pastón: talmente lo que has dicho, una disco!
    BESOS!

    ResponElimina
  3. a mí también me pone muy nervioso que me pongan en espera con la musiquita. es imposible adivinar si van a tenerte esperando cinco minutos o dos horas.

    ResponElimina
  4. Jajajaja. La mía pone éxitos de los 80 así que yo estoy en mi salsa. Eso sí, de momento no ha tenido que drogarme para nada, así que no disfruto al máximo de la experiencia. Un besote!!!

    ResponElimina
  5. Nunca lo habia pensado tal paralelismo jajaja que bueno sera por eso que a mi siempre me ha encantado ir al dentista jijiji. Un besito

    ResponElimina
  6. jajaja... pues yo odio el dentista, pero no por la consulta olorosa a cloroformo de los 60 ni por los éxitos de los 80 o radio Europa sonando constantemente. Lo odio por que sé que el sufrimiento suele empezar cuando estoy de vuelta en mi casa (tengo unos dientes sensibles pese a las drogas).

    Besitos!

    ResponElimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...