divendres, 17 de juliol de 2015

Mi semana en versión corta

Esta semana he tenido de todo, incluso he estando pensando en hacer una novela, pero mi vida es tan dispar que no sé cómo estructurarla, igual en cuentos cortos... bueno, para eso está el blog, ¿no? El lunes me perdí en las infinitas obras que están haciendo en la Zona Franca de Barcelona, que van a quedar muy bonitas, pero estuve a punto de llamar a la policía y denunciar mi propia desaparición, por fortuna, encontré el camino y estoy viva y localizada.



El martes casi me cargo a mi suegro por discutir tonterías, que es muy buen hombre, pero a terca no me gana nadie. Es que tenía que tomar una decisión importante y quería ayudarme... no soy muy comunicativa en situaciones límite, ahora me sabe mal. Y luego te vienen con lo de que el calor aumenta la irritabilidad, ¡ya te digo! 


Mira ella, bien sudada y oliéndose las axilas (¡no disimules!)

El miércoles hice una gincana de médicos, trabajo, compras varias y todo bien mezcladito, con este calor, que se te quitan incluso las ganas de sudar. Pues no llego a una prueba médica y me dicen que si no llevo zapatillas de deporte no me la hacen... que me mandaron a la esquina a comprame unas deportivas, ya me dirás tú para qué las voy a usar, ¿ahora tendré que hacerme fanática de eso del running? Me parece todo un desperdicio, pero me pareció mal devolverlas después de la prueba de 5 minutos (a mí me huele a treta comercial, aunque lo cierto es que son bonitas y me salieron baratas).



No sé qué me deparará el día de hoy, pero lo que tengo claro es que voy a dedicar el mínimo esfuerzo a cualquier cosa hasta que decida correr un poco el aire o una simple brisa. Aunque tengo invitados en casa, así que casi mejor no me hago ilusiones.

6 comentaris:

  1. Buenos días,
    Explicado así es divertido y hasta emocionante.

    ResponElimina
  2. Keep calm, como dicen los cartelitos...a este paso no llegas al domingo, chiquilla!!
    BESOS!

    ResponElimina
  3. Jajajaja. Qué estrés. Ánimo, que ya está aquí el finde. Besotes!!!

    ResponElimina
  4. ¡Madre mía! y creía yo que mi vida era intensa....

    ResponElimina
  5. lo de la prueba médica para la que se necesitaba llevar deportivas me ha dejado intrigadísimo...
    en barcelona hay metro al igual que en madrid. si te pierdes, una boca de metro te salva, la cuestión es encontrar la boca de metro más próxima.

    ResponElimina
  6. Pero qué médico es ése que te obliga a comprarte unas bambas? El Dr. Nike...?

    ResponElimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...