diumenge, 9 de juny de 2013

Glaciar

Tengo una enfermedad de la circulación que afecta a mis extremidades, puede ser bastante dolorosa, pero ya me he acostumbrado. El problema lo sufren los demás. La temperatura de pies y manos es escalofriante, mi médico ha llegado a decir que es motivo de doble divorcio.



A veces lo uso como arma letal para chantajear al roncador, no hay quien se resista a un simple toque de mis dedos. Hay un dicho que me gusta mucho: "Manos frías amor para un día./Manos calientes amor para siempre". Así que, coacción o no, no debo de ser muy amorosa, no se puede quejar de que sea demasiado pesada, que los dichos suelen ser producto de la sabiduría popular, experta y muy antigua, no suelen equivocarse. Mirad si tiene razón, este año con lo de "hasta el 40 de mayo, no te quites el sayo" han triunfado.



En resumen, soy como un glaciar, pero por dentro soy muy cálida (a veces, porque cuando me entra el borderío... bueno, ya me empezáis a conocer, qué os voy a contar). A veces creo que por ese motivo suelo ser muy friolera, me gusta el agua muy caliente y la comida fría: todo un contraste.

11 comentaris:

  1. Yo friolera no soy, al contrario, pero lo de las manos y pies sí me pasa por el tema de la circulación. Al parejo, como es adulto, no le tengo consideración, pero mis hijas, cuando las voy a ayudar a entrar en la bañera en pleno invierno, me hacen la cobra descaradamente jajaja BESOS!

    ResponElimina
  2. También hay otro dicho: Manos frías, corazón enamorado.

    ResponElimina
  3. Yo no soy nada friolera pero también suelo tener las manos, los pies y la punta de la nariz helados; Y debe ser cosa del tiempo, porque a demás del "Hasta el 40 de Mayo no te quites el sayo", ahora viene el "Hasta San Fermín no te quites ni la bufanda ni el calcetín" xD

    Bss
    Tunneando Blogger: Rediseña tu blog!
    .

    ResponElimina
  4. Tengo un remedio para tús males, duchas frescas antes del pijama y gruesos calcetines de lana para la cama, más una manta extra a los pies del lecho...después bien centrada en la cama, te anclas al roncador y a dormir de un tirón y él que se busque la vida y se destape si quiere...

    ResponElimina
  5. Pues yo si que suelo tener las manos calientes pero los pies helados! besos

    ResponElimina
  6. Jajajaja yo la verdad es que no suelo tener las manos ni los pies frios, en verano a veces es un coñazo xDD
    Un beso!

    ResponElimina
  7. el que se queden los pies fríos es un misterio, a veces no tiene nada que ver con la temperatura exterior o con la temperatura del resto del cuerpo. los pies van por su lado. es por algo relacionado con la circulación, como dices.
    y lo de llevar sandalias en verano, cómo lo llevas? ;)

    ResponElimina
  8. Yo también soy friolera y en invierno suelo dormir con calcetines...

    ResponElimina
  9. yo soy de manos calentitas y pies fríos!! pero en general soy muy friolera porque expulso todo el calor de mi cuerpo (modo estufa on) y me quedo fria!!

    ResponElimina
  10. Bueno, también se dice "manos frías, corazón caliente"; un poco contradictorio este asunto...

    ResponElimina
  11. Mi novia me llama "la mujer de hielo" porque siempre tengo las manos y los pies helados. Y también los utilizo como arma para chincharla, jajaja pobrecita... También soy muy friolera y me gusta ducharme, incluso en verano, con agua caliente.

    ResponElimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...