dijous, 14 de novembre de 2013

Bella durmiente

Durante muchos años sufrí de insomnio, perdía el tiempo repasando el día y no había manera de descanasar. Lo peor era que cuando no podía dormir, tenía que estar pensando en algo, porque esto de las ovejitas es una trola en toda regal (seguro que no duermes: doble trabajo, imaginarlas y contarlas).



Antes tenía la mala costumbre de calcular el tiempo que no había dormido, ya me dirás tú qué tontería. Ahora, duermo como un tronco, será que me lo tomo todo con otra filosofía.



Algo que sigue siendo una constante es mi mal despertar. A veces he pensado que si me hubiera tocado ser La Bella Durmiente, el príncipe hubiese flipado con la retahíla de maldiciones e improperios que le hubieran caído por despertarme, seguro que me hubiera dejado tirada en el bosque.

9 comentaris:

  1. jajaja Esa es la parte del cuento que nunca se considera, la de que la chica estuviera más a gusto soñando que despierta :)
    BESOS!

    ResponElimina
  2. Lo del insomnio debe ir por temporadas; yo ahora duermo bastante bien, pero cuando estudiaba no había manera de pegar ojo.... :S

    Bss
    *TunneandoBlogger

    ResponElimina
  3. jajaja a mi no pueden hablarme hasta pasadas las 9 de la mañana jajaja

    laisladegrandejatte.blogspot.com.es

    ResponElimina
  4. el cómo durmamos es algo que va por épocas. es verdad que lo de contar ovejas es totalmente inútil, jeje. y leer, pues tiene que ser un libro ni tan adictivo que te haga despejarte más aún, ni tan aburrido que no quieras leerlo.

    ResponElimina
  5. Ya somos dos de mala uva por las mañanas, con lo bueno que es dormir para el cutis.... jajaja
    Besos

    ResponElimina
  6. A mí me cuesta un mundo dormir y me da una envidia tremenda ver cómo el churri cae frito en cuanto toca la almohada... Un besote.

    ResponElimina
  7. uy, menudo temita... Raro es que todavía no haya hablado en el blog de mi relación con el sueño. Necesito muchísimo dormir, pero me cuesta quedarme dormida y luego me cuesta despertarme. Mi bioritmo ideal es acostarme hacia la 1 de la mañana y levantarme entre 9 y 10. Calcula el jet lag en el que vivo, que entro a trabajar a las 8, pero igualmente no consigo dormirme pronto.

    Una cosa: me suena que tú eras buena madrugadora, no?, al menos escribes entradas super pronto y creo recordar que alguna vez me dijiste que eras madrugadora. Siempre he pensado que los madrugadores tienen buen despertar, pero dices que tú no...

    Un beso

    ResponElimina
  8. Todos pasamos por temporadas de insomnio y lo peor es que te entre sueño cuando te falten sólo un par de horas para levantarte :s

    ResponElimina
  9. Yo llevo mal lo del sueño... lo echo de menos!!! Vuelve!!!

    ResponElimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...