divendres, 15 de novembre de 2013

Vocación de madre

El roncador tiene vocación de madre: me prepara el tupper y me pregunta cuántas peras quiero, le respondo que una y luego resulta que hay dos. Es aquello de a mi niña le pongo siempre de más, que me crezca hermosa. El problema es que la niña ya no está en crecimiento hacia arriba, sino hacia los lados.



A mí esto de la vocación de madre no me lo aplicaron en el programa inicial cuando me fabricaron y con la edad parece que ha quedado totalmente anulado; aunque nunca se sabe, no se puede decir de esta agua no beberé.



En todo caso, si alguna vez tengo hijas o hijos, no les hablaré de príncipes ni princesas, me pone enferma. Leeremos historias de duendes, hadas y fantasmas, que me parecen mucho más divertidos y versátiles, que me expliquen qué les encuentran a la realeza. Bueno, en su momento debía de ser el cuento predilecto porque tal vez, en época feudal, molaba llegar a principesco; pero ahora, ni ganas, prefiero hablarles de multimillonarios, mola más.

13 comentaris:

  1. No te preocupes, aunque no les hables de princesas (ni de Barbies, pongamos el caso), te hablarán ellas a ti (jajaja). Esa vocación del roncador me dice que, en todo caso, sería un padre estupendo :)
    BESOS!

    ResponElimina
  2. Hay gente que esa vocación la lleva en los genes; no es mi caso, ya que tengo claro que de críos nothing de nothing.
    Ahora, comparto lo delos príncipes: no soporto ese tipo de historias, quizá por que están sobrevaloradas, no lo sé.

    Bss
    *TunnenadoBlogger

    ResponElimina
  3. Creo que nunca he contado historias a mis hijos de príncipes y princesas, aunque, siendo niños y no niñas, no tiene mucho mérito, no creas. Ahora, me sé el nombre de miles de bichos desde las tortugas ninja pasando por los invinzimals, skylanders y demás monstruos que te puedas imaginar. La casa llena de monstruos es lo que tengo.

    Besos.

    ResponElimina
  4. Hola, guapa. Lo de la "llamada de ser madre" se lleva o no se lleva, o la sientes de repente. No te preocupes. Yo tengo un peke y estoy encantada con él, pero de momento no tengo claro si quiero aumentar o no la familia. Ya llegará el momento o no llegará. Por ahora disfruto de él y éso es lo que importa.
    A mi hijo le cuento cuentos como Peter Pan, el Negrito de la Pau (se refiere a un miembro del Seguici de las fiestas de Tarragona), y luego ya están los típicos de su edad como la Peppa Pig, el Pocoyó, el Mickey, el Caillou, etc. etc., que van variando según las modas (podemos hablar de semanas, jeje). Lo que quiero enseñarle desde pequeño es el amor por la lectura, como hizo mi madre conmigo, y que me ha reportado tantísimos momentos de felicidad.
    Besitos y a dejarte mimar por el roncador, que te lo mereces! ;)

    ResponElimina
  5. Por cierto: me ha encantado el "tú no mami", jajaja!!!

    ResponElimina
  6. jajaja yo creo que tampoco tengo esa aplicación instalada......salvo con los perros, que soy una mamiperruna de lo más plasta

    Besos

    http://laisladegrandejatte.blogspot.com.es/

    ResponElimina
  7. una compañera mía de la universidad aseguraba que no tenía instinto maternal, pero luego tuvo dos hijos. una de dos, ese instinto le surgió de repente, o tal vez el poder contarlo a todos los amigos (incluso a aquellos a los que no hace ni caso en todo el año) le podía más...
    ayyy, curiosa mentalidad la de los ingenieros/as industriales de la politécnica de madrid...

    ResponElimina
  8. Yo soy igualita al roncador! Si alguna vez fuera madre sería una cansina que no veas!!! jajaja
    Besos!!!

    ResponElimina
  9. jajaja pues si, puestos a buscar que den con un multimillonario que príncipes/esas hay muchos y están todos pelaos o corruptos.
    Que majo el roncador por cierto!
    Besos.

    ResponElimina
  10. Eso, eso. Mejor la biografía de Donald Trump. Jajajaja. A mí nunca me molaron mucho los cuentos de princesas, la verdad. Ya lo decía Sabina "Las niñas ya no quieren ser princesas". Besotes!!

    ResponElimina
  11. Pues siento decirte, que por mucho que lo intentes, si es niña, siempre pasan su época princesas y rosa.
    Ole por el roncador!
    Un besito

    ResponElimina
  12. jajaj yo si tengo vocacion pero no instinto... me gusta cuidar a la gente, soy la mami d muchos amigos x ej, pero no quiero ser madre, como dices, de momento...

    y como dice la cancion: asi que no me cuentes historias, de dragones ni princesas, cuentamelas de libre eleccion...
    pues eso!

    ResponElimina
  13. Soy como el roncador: tengo una vena de maternalista muy marcada... creo que voy a ser muy cansina para mi peque! Ji!

    ResponElimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...