dilluns, 30 de desembre de 2013

Ikea en fiestas

Solo a nosotros se nos ocurre ir al Ikea durante estos días. Estaba a reventar y todos como locos, no sé si buscando regalos de última hora o pasando el rato, porque la mayoría iba con toda la tropa familiar. A veces me da la sensación de que nunca saldremos de Ikea, como si fuera un país autónomo y una vez en caja no nos dejaran salir sin pasaporte (paranoias mías, soy consciente).


Bueno, en realidad, casi se hizo realidad, porque pillamos a uno en la caja que más valdría que no hiciera nada de vital importancia, no sé si fue por inexperiencia o por incapacidad congénita, pero incluso me hizo volver a entrar a Ikea (¡horror!) porque no encontraba un precio. Además, se equivocó en todo lo que pudo de la cuenta. Sin comentarios. Bueno, uno: por favor, queremos que en Ikea haya mejor formación para los novatos, se lo suplicamos (o que lleven algún destintivo, como el de la foto).


Lo cierto es que teníamos pendiente comprar los armarios para la cocina y alguna que otra cosilla, porque lo almacenamos todo en cajas y ya hace como tres meses que estamos en la nueva casa, no puede ser. Lo mejor de ir al Ikea es que siempre salgo con la sensación de haber hecho una buena compra, será todo psicológico. Aunque en realidad no soy una gran forofa del gigante sueco (esto ha quedado muy profesional, he, he), es la consecuencia de la hipoteca, en la que todo nos parece mucho más caro (aunque probablemente lo sea). Eso sí, están en todo, son instrucciones para tontos y patosos, si algo puede hacerse mal, ellos ya lo han previsto. Es como lo de los tornillos, nunca faltan ni hay uno de más, si al terminar te falta algo es que te has equivocado, no hay duda.

6 comentaris:

  1. A ver si es que ponen a los más torpes a montar muebles para hacer los manuales...
    Que se agradece, oiga!

    Besos!

    ResponElimina
  2. Jajaja. Yo detesto ir al gigante sueco, también, aunque por mi casa pululan unos cuantos muebles salidos de sus baldas. Jajaja. Besotes!!!

    ResponElimina
  3. ikea no es que me guste mucho, pero bueno, presta un buen servicio porque permite amueblar las casas a bajo coste... eso sí, espero que nunca tenga que montar una estantería yo solo, porque soy un torpe de manual.

    ResponElimina
  4. Yo fui una vez, al principio del "furor Ikea", y cuando me di cuenta de que para salir tenía que recorrerlo entero, obligatoriamente, casi me da un ataque de ansiedad jajaja
    ...y desde entonces no he vuelto ;)
    BESOS!

    ResponElimina
  5. No te lo creerás, pero solo he estado en una de estas tiendas y además, porque me la topé en un viaje... estoy deseando que pongan uno en mi zona, pero miedito me da, es tan difícil perderse dentro, que seguro que tengo que acampar entre almohadones y fundas nórdicas.
    Besos

    ResponElimina
  6. Yoy soy ultrafan de Ikea; de hecho, en cuanto pueda volver a casa, seguramente me haga una visita por allí con la excusa. Eso sí, entre semana, y buscando algún horario donde no pueda haber mucha gente...

    ResponElimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...