dissabte, 7 de febrer de 2015

Andares

Durante un período bastante largo de mi vida, solía llevar zapatos de tacón y me arreglaba bastante, a pesar de que en la misma iba en bicicleta o a pie a todas partes, con lo cual, a veces pienso que me abducieron los extraterrestres y me convirtieron en la mujer pragmática que soy hoy, a la que gusta de ir en zapatillas, tejanos y cómoda por encima de todo.



También es cierto que la edad no perdona, ni la verticalidad, y tal vez esté bastante relacionado, aunque sigo con mi hipótesis principal, porque pienso muy seriamente que los tacones son obra del diablo o de un ser que odia profundamente al género femenino. Principalmente, porque tengo un andar característico y voy dando saltitos por el mundo, sé que suena a Heidi y sus cabritas, pero viene innato (no es fruto de mis andares con el rebaño por la montaña).


El resultado son unos gemelos fuertes y tobillos sensibles, pero merece la pena, el roncador es capaz de encontrarme entre la multitud, dice que mi cabeza sobresale rítmicamente y que mis andares son únicos. Es que está enamorado.

8 comentaris:

  1. Mis tacones se quedaron en Barcelona sustituidos por deportivas, es un gusto llegar al final del día con unos pies felices, pero la sensación que daban los centímetros de más no los dan las deportivas ;)

    ResponElimina
  2. Yo con tacones al uso no puedo: uso cuñas, tacones cuadrados, tacones pequeñitos...pero esos tipo stiletto me matan, y mira que son bonitos.
    Un besazo!

    ResponElimina
  3. jijiji eso mola, así siempre puede encontrarte! Yo tampoco soy de tacones, de más jovenzuela lo intenté pero me hacen pupa así que paso de sufrir!

    ResponElimina
  4. Yo no suelo usar tacones. Soy mas de tacones cuadrados de botines o deportivas.
    (Me duele la modelo del vídeo... ainnsss!)

    ^^

    ResponElimina
  5. había una chica que me gustaba que siempre iba limpita pero sin arreglarse en exceso, con sudadera y deportivas. ayy, me volvía loquito. esa manera de vestir también es muy atractiva en las chicas.

    ResponElimina
  6. pues yo soy incapaz de ponerme un zapato plano... tacón o cuña, me da igual, pero plana nunca

    ResponElimina
  7. Me has dejado muerta. Quiero ver esos saltitos. Jajajaja. Besotes!!!

    ResponElimina
  8. Ostras, ¡por fin encuentro a alguien a quien también le pasa! ¡Yo también ando a saltitos! Jajajajaja

    Y, sí, también tuve una época de taconazos (aunque ahora me parecen un invento infernal). Por aquella época tenían una función terapéutico-preventiva: salía con un chico que medía casi 50 cm más que yo, así que mis taconazos nos ahorraban muchos problemas de cervicales ;)

    ResponElimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...