dissabte, 21 de febrer de 2015

La pupas

Llevo una racha de médicos que me hace sentir poco sana. En realidad no hay nada grave, pero empieza por un dolorcillo en la espalda y acaba por una dentadura nueva. Tal como lo oís, ahora que terminamos con la boca del roncador, empieza la mía, cortesía dental, se le llama. ¡Hierros! ¡A mi edad! me va a cambiar la cara, lo sé, tengo una dentadura muy especial, muy al estilo vampiro (sin los poderes mentales ni la sed de sangre) y a la vez de niña buena, o sea, es mi marca de fábrica (no porque vaya mordiendo a la gente, por mi sonrisa).
Creo que esta es una sirena, con tanto ser de ficción, una se lía.

Pues eso, hay gente que paga por estética y yo, que ya estoy contenta y disfruto con mis imperfecciones, tengo que cambiar porque mis dientes han decidido boicotear a mis huesos y no me queda otro remedio médico. Además de lo estético, está lo económico, yo creo que me van a dar el presupuesto en tres tandas, para que... ay, aquí me iba al pelo una expresión muy catalana: "treure foc pels queixals" (sacar fuego por las muelas), ya sé que suena raro, son refranes y no tienen sentido si no estás acostumbrado, pero es sinónimo de enfadarse y airarse.


En resumen, llevo un mesecito de alegrías, mi padre cuando me llama ya directamente me pregunta qué me duele, pronto cambiaré el nombre del blog por La pupas.

8 comentaris:

  1. Yo también llevo una racha importante de médicos, pero por otro motivo: embarazo, lo llaman. Me has hecho recordar la época de niñez en que me pusieron aparato para corregir, primero un diente torcido, después dos colmillos demasiado sobresalidos, a continuación un paladar demasiado estrecho y profundo.... a parte de costar una fortuna, el trauma me dura hasta hoy y de vez en cuando tengo pesadillas en que creo que todavía lo llevo.
    Ánimo Ses, seguro que dentro de nada estarás como una rosa!
    Besos

    ResponElimina
  2. Yo dejé de ir a los médicos y desde entonces no rengo nada. Ánimo

    ResponElimina
  3. Esa expresión sí tiene sentido. Tú pregúntale a un dragón, y verás. Ahora, no sé si hay dragones que hablen catalán...mallorquín sí (por la Cova del Drac, y tal), como se parecen bastante, quizá lleguéis a alguna conclusión.
    A mi me gusta esa expresión, no la había oído nunca, pero me la quedo.
    Paciencia con el aparatejo. Yo lo llevé 2 años, también de adulta, y fue pesadete, pero valió la pena.

    Besos!

    ResponElimina
  4. Y no puedes pasar del aparato? Es realmente necesario?. Yo tuve de niña y era un petardo.
    Besos

    ResponElimina
  5. bueno, ahora hay no poca gente adulta que se pone aparato. tengo una amiga de más de 40 que lo lleva. sólo espero que te moleste lo menos posible y que no sea muy caro...
    a mí los dientes definitivos empezaron a salirme aserrados, y me dijeron que eso era sólo al principio... y hasta hoy. ;)

    ResponElimina
  6. ánimo!! yo estoy un poco igual... llevaba tiempo sin ir al médico y ahora estoy en pleno proceso de arreglarme los dientes y el domingo pasado a urgencias porque tenía un dedo tamaño XXXXL con una infección del copón. Luego tuve que volver a los 2 días y, ya que estaba, me pedí hora para el ginecólogo...

    ResponElimina
  7. Si es que se van notando los años... Qué cosas, oye. Jajajaja. Besotes!!!

    ResponElimina
  8. Mucho ánimo! Ahora hay mucha gente que tiene que tirar de ortodoncia por salud en vez de estética, sí.
    Un besazo!

    ResponElimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...