dissabte, 29 d’agost de 2015

Las apariencias engañan

He averiguado por qué no me gusta ver televisión... Es que soy demasiado influenciable y la publicidad es excesiva. A la que llevo media hora, con 4 parones publicitarios, me muero por comprarle al perro un hueso que mejore su dentadura (no tengo perro); un coche que no contamina y corre a una velocidad no permitida en mi país (no conduzco); adquirir un cinturón que modele mi figura sin esfuerzo (yaaaaa, y me lo creo) y, sobre todo, tener 600 euros en menos de 5 minutos con una única llamada (usureros legalizados, es lo que son).


El caso es que me enganchan, son como mini películas, como os decía hace unos días; pero también son adictivas. Me planteo si no deberían regular los anuncios con más detenimiento, como los de bingo online o cosas parecidas, que están promoviendo el juego y me parece terrible; igual que prohibieron los anuncios de tabaco...


Bueno, lo mejor que puedo hacer es dejar de encenderla, creo que vivía más feliz y tranquila sin que los anuncios me crearan estas necesidades tan innecesarias, ¿¡cómo voy a comprarme un coche sin tener carné!? Es como si la televisión nos abdujera.

6 comentaris:

  1. Un día me encontré a mi hija mayor sentada frente a la teletienda y al rato quería que me comprase una faja "slencera", un afilador de cuchillos y un banco de abdominales. Te entiendo perfectamente, ergo.
    BESOS!

    ResponElimina
  2. De hecho, ya hay un anuncio de coches en el que un chaval se ha comprado el coche, y aún no tiene el carnet. La publicidad es así de maravillosa.
    Besos!

    ResponElimina
  3. Jajajaja Lo que dice Miss Potingues es cierto! Jajajaj tú podrías hacer lo mismo xDD Entonces cuando ves algún blog hablando de maquillaje o ropa también se te antoja comprarla?? xDDD

    Un besitooo!

    ResponElimina
  4. Jajajaajaj nos engañan como quieren!
    Besos

    ResponElimina
  5. hay una historieta de zipi y zape en la que se criticaba la publicidad engañosa. salía un anuncio de cortezas que al morderlas crujían de manera muy sonora, atrayendo la atención del que las estaba comiendo. luego zipi y zape se compraban una bolsa de esas cortezas y no crujían nada...

    ResponElimina
  6. Jajajaja. A mí lo que más me fascina es la teletienda. Algo tienen esos anuncios que me abducen. Besotes!!!

    ResponElimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...