divendres, 21 d’agost de 2015

Mi vida entre gatos

Hoy voy tardísimo, es que desde que tengo a las pequeñinas, o sea, dos gatas en pleno momento adolescente y de locura, que paso las noches muy entretenida. Si ir más lejos... Les compramos lo que yo llamo un parque temático, o sea, una especie de castillo en el que jugar, rascarse, dormir... o sea, un palacete de metro ochenta que debe de ser para ellas lo que para mi roncador es Port Aventura (por fortuna, nunca consigue que vayamos, a mí un sitio en el que ir a marearme no me atrae mucho).



Pues eso, que había conciliado el sueño a pesar de los ronquidos, los maullidos, los lametones... cuando a Mar, la que siempre está pegadísima a mí (Ona es más independiente) decidió hacer el salto del tigre desde la torre más alta a mis pies, porque le apetecía mordisquearme juguetonamente el dedo gordo. Pues menuda la gracia, entre el susto mutuo, que el golpe me dejó medio alelada, y que el roncador no dejaba de preguntar qué pasa (como si fuera a estallar una guerra), no volví a dormirme hasta las tantas y con pesadillas en las que la gata intentaba matarme repetidamente y de formas diversas, qué mala noche.



Voy a pasarme todo el día de un humor de perros, y encima a las seis todos de pie y tan contentos, como luego los tres: gatas y roncador, se van a pasar la tarde durmiendo, que me los conozco...

7 comentaris:

  1. menudo susto que te muerdan el dedo gordo en medio de la noche, vaya salto debiste pegar. claro, nosotros dormimos de noche pero los gatos duermen cuando quieren...

    ResponElimina
  2. Anda que no tienen suerte tus gatitas!!
    Un besazo!

    ResponElimina
  3. Que chulo lo del parquecito para que jueguen!
    Besos

    ResponElimina
  4. En casa de mis padres, teníamos 6 ó 7 gatos, ra una casona grand y eran necesarios.
    Así es, que te comprendo.

    manolo.
    .

    ResponElimina
  5. Pues ya podían jugar las gatas por la tarde y dormir por la noche... yo tengo la suerte que los gatos de mi novio duermen durante casi las 24h del día jajajaj

    ResponElimina
  6. Cuando son cachorros son muy monos pero son insoportables, hay que admitirlo. Luego se vuelven un poco más tranquilos. Aunque los míos también andan que no paran con el castillito. Un besote!!!

    ResponElimina
  7. Que susto te tuviste que dar!!si que están revoltosas!!besos

    ResponElimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...