dilluns, 3 d’agost de 2015

Niños

Sé que tener hijos debe de formar parte del orden natural de las cosas, pero cuando estás haciendo cola en el centro de atención primaria, te duele la cabeza tanto que te planteas tomar medidas drásticas, aunque sabes que cuando consigas ver a un médico te va a dar algo que te calme, odias profundamente a todos los niños del mundo y mucho más si no hacen más que gritar y dar patadas.



Yo sé que hay un punto en que los padres ponen la sordera automática, no se enteran, sus hijos podrían caer por un precipicio, pero no importa, están en ese momento zen que tanto les ha costado alcanzar. Lo entiendo perfectamente, o de lo contrario cometerían un parricidio, que son muchas horas juntos (también podrían educarlos un poquito más, aunque a veces no se llega a todo).


Tiene que ser muy estresante, ¡tres!

Pongo por ejemplo a una madre que había en la cola, la pobre llevaba una niña bebito colgada de esos bolsos tan monos de tela, ¿porteadores?; a su alrededor correteaban, gritaban y berreaban dos hermosos querubines de unos 3 y 5 años... y no pude dejar de pensar, ¿para qué?!Tres!¿Hacía falta que tuviera 3?¿Qué la debió llevar a tomar esa decisión? Cuando se fueron todos suspiramos aliviados, que los niños gustan mucho, pero poco rato.

7 comentaris:

  1. Estoy de acuerdo. Hay ademas progenitores que pasan mucho y bastante tengo yo con el estres de la mía como para aguantar mas niños... juas!
    ;D

    ResponElimina
  2. Yo creo que lo de dejar de escuchar es un mecanismo de defensa que tenemos, pero una cosa es ponerlo en práctica en casa y otra cuando el niño está soliviantando a media humanidad: los niños son niños, pero que aprendan a comportarse en público es también necesario, qué leches!
    BESOS!!

    ResponElimina
  3. Eso depende del aguante de cada persona! Yo con tantos a la vez me volvería loca jaja!
    Besos

    ResponElimina
  4. a mi no me gustan ni para un rato... que cansinos son

    ResponElimina
  5. el otro día, cuando estaba echando la siesta y ya había conciliado el sueño, un niño se puso a dar balonazos contra la pared (en estos días de verano estoy en una casa de dos pisos). mi tía, que vive en la casa de al lado, le invitó a irse. menos mal, porque ya estaba dispuesto a bajar y decirle lo mismo al chaval pero de peores maneras...

    ResponElimina
  6. Los niños son encantadores... cuando están dormidos, o a 3 kilómetros de distancia. Y de tales padres, tales monstruos... cuando venía ahora para casa, me he cruzado con un grupo de gente, y una chica hablaba de alguna amiga que no estaba allí: "tenían dos hijos, y ahora les vienen gemelos; serán 4 hijos..." 4 hijoooosssss??????? Pero como se puede ser tan hijo de puta de traer a 4 bestias más al mundo, y dar por culo a los vecinos así? Que si un vecino tiene un hijo, a los demás también nos toca sufrirlo, y eso no lo tienen en cuenta los muy jodidos egoístas...

    ResponElimina
  7. La realidad, la culpa no la tienen los niños, sino los adultos.....................

    ResponElimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...