dijous, 24 de juliol de 2014

Heroico roncador

Ayer me aguijoneó un maldito y ya difunto mosquito. El muy mezquino, me clavó el aguijón y una, que es rauda y veloz (bueno, no siempre), lo lanzó con fuerza de una patada hacia mi heroico roncador, que lo aplastó con ambas manos. Sé que no me succionó la sangre porque en su lecho de muerte no había ni gota.


Sin embargo, ahí me dejó el picotazo y como soy así de raruna y, tal y como creo que ya os conté, me convertí en alérgica a los mosquitos un buen día de verano bajo el techo del Vaticano, concretamente, en la Capilla Sixtina (que una es original y virtuosa hasta para esto). Total, después de esta pérdida de virginidad alérgica, cada vez que me clavan el aguijón, sufro la hinchazón, la mala leche y algún que otro síntoma propio de este extraño fenómeno eruptivo, por llamarlo de algún modo. 


Total, ya en mano antihistamínico y preparada para buscar algo de hielo, vi como compañeros y parientes de tal insecto, o sea, un grupo de mosquitos, venían a por mí, al más purto estilo vengativo... y le dije al roncador, que preparaba sus letales manos para ganar la batalla por mí... ya está, me tocó un mosquito gitano. Y el roncador, dando palmas como si de un tablao se tratara, mientras aplastaba toda reyerta mosquitil, se rio. Hasta aquí puedo contar... estaré bien mientras tenga matamosquitos.

7 comentaris:

  1. Qué grande es el roncador!! Jejeje
    Besos

    ResponElimina
  2. Jajaja... yo es el único insecto que mato sin pundonor ni culpa... ¡Ese roncador bien merece un achuchón!

    ResponElimina
  3. Jajaja bien por el roncador!
    Pero y que tal un insecticida???
    Muaks

    ResponElimina
  4. hay insectos que te pican cuando supuestamente se sienten atacados, pero los mosquitos pican por deporte. :(

    ResponElimina
  5. hay insectos que te pican cuando supuestamente se sienten atacados, pero los mosquitos pican por deporte. :(

    ResponElimina
  6. jajajajaja... y ese dormir oyendo el silbido del mosquito? sabes que está ahí, pero cuando enciendes la luz desaparece misteriosamente... Si alquilas al roncador, hazme tarifa, porque conmigo va a tener trabajito!
    Un besazo!

    ResponElimina
  7. Jajajaja, qué jodienda son los mosquitos, y más cuando se ponen a zumbar a nuestro lado, y no nos dejan dormir. Olé por las palmas :p

    ResponElimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...