dissabte, 9 d’agost de 2014

Fontana di Trevi

Tal como ya os he contado algunas veces, estuve viviendo en Italia, concretamente en Firenze (ahí queda eso y cómo fardo). Os puedo contar muchas historias, pero una de las anécdotas que más risa me dieron me pasó en Roma, estaba en la Fontana di Trevi, con mil millones de personas más, porque con lo pequeña que es la fuente y lo grande que parece en la gran pantalla, en la Dolce Vita... 


Pues eso, que como soy muy catalana le pregunté a un buen amigo conocedor de los entresijos italianos lo que a todos nos ronda por la cabeza, ¿qué hacen con las monedas que la gente lanza como deseo? Y la respuesta me gustó, porque las recogen por la noche y las donan a entidades benéficas, así que me apeteció lanzar una al agua, algo que nunca en mi vida había hecho.


El poder del dinero

En eso estaba, porque la elección de la moneda hizo reír a mi amigo, que exclamó: ya tienes razón, eres bien catalana, ¡¿un céntimo?! La lancé, haciendo caso omiso de sus comentarios, porque todo ello era simbólico y mi economía escasa y, como por arte de magia, cayó del cielo un euro en mi regazo... Ahí pensé que sí que cumple mis sueños, porque había deseado que ese céntimo se multiplicara (para qué soñar tonterías). Me lo metí en el bolsillo, sentí que era mío, mi deseo cumplido. Sospecho que alguien lo habría lanzado y a veces pienso que le robé el deseo a esa persona, pero mira... eso le pasa por tirar monedas al tuntún.

9 comentaris:

  1. jajajaja!! Oye, igual fue el karma :)
    Un besazo!

    ResponElimina
  2. depositando un céntimo obtuviste un euro, eso sí que son intereses!! ;)

    ResponElimina
  3. Dentro de unos días voy con mis chicos a conocer Florencia. Ay, que no conozco Italia. Qué me recomiendas, teniendo en cuenta que tienen 13 y 8 años??

    Besos.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Yo me pasaba tardes enteras en Gli Uffizi, pero es un museo enorme que nunca te acabas, no sé si les gustará mucho. Te recomiendo las plazas, iglesias, mercados... y el battistero. No sé, para mí es una ciudad mágica, es fácil sufrir el síndrome de Stendhal en ella. Si quieres, escríbeme y me haces preguntas, estaré encantada de responder a todas y cada una.

      Elimina
  4. Jajajaja, qué bueno!!! Yo también tiré moneditas pero no veo que mi vida haya mejorado desde entonces... Besotes!!!!

    ResponElimina
  5. 1 céntimo? jaja, qué buenooo!

    Fíjate que yo también me preguntaba qué hacían con tantas monedas y me has sacado de dudas, gracias!! ;)

    Feliz día♥
    María {La cajita de música}

    ResponElimina
  6. ¡¡¡¿Viviste en Florencia!!!? Me muero de envidia, me enamoré totalmente de ella cuando la visité.

    ResponElimina
  7. Jajaja... yo viví al sur de Italia, en Matera. Muchas veces subí a Roma y siempre pedía mi deseo en la Fontana, sabiendo que iría a beneficiencia. Pero soy mas ilusa... yo echaba 20 o 50 cents. Jajaja!

    ResponElimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...