dissabte, 2 d’agost de 2014

Peligro en la cocina

Cocinar puede ser muy peligroso, es fácil cortarse, herirse o quemarse. Sí, sí, llamadme escandalosa y exagerada, pero he sufrido en la cocina todo tipo de percances... y sin la ayuda de nadie, que yo solita me basto y sobro para hacerme daño.


Mi especialidad: el cuchillo, arma blanca por naturaleza. Desde ampollas hasta cortarme un cachito (esto es muy gore, lo sé), lo más grave es que ni siquiera es una herida que dé gloria al mencionarla, ya que estaba abriendo un paquete de comida preparada, no tiene mucho mérito (o sí, ser un desastre).


El roncador me tiene muy marcada, de hecho, querría comprarme un cuchillo de cerámica, pero cree que es demasiado arriesgado... en realidad, una hoja de papel ya es un riesgo en mis manos. 


6 comentaris:

  1. Uy...los cuchillos de cerámica cortan tela también!! Mejor los de usar y tirar, que con esos si que es imposible cortarse...ni cortar nada, vamos! jajaja
    BESOS!

    ResponElimina
  2. ¿Y que me dices de las latas con abrefácil? Yo procuro entrar poco en la cocina y así evito riesgos.

    ResponElimina
  3. Ten cuidadito, que quiero tenerte por aquí entera, no a cachos.

    ResponElimina
  4. no exageras, no. y las salpicaduras de aceite hirviendo? :( uff, tendrían que inventar algo para evitarlo...

    ResponElimina
  5. A mí cocinar me da terror. Siempre estoy pensando que me voy a cortar o a quemarme. Mejor dejarles la tarea a ellos, que para eso son unos machotes. Jajajaja. Besotes!!!

    ResponElimina
  6. ¿y el horno que? metes la mano para sacar tu lasaña y ¡zasca! quemazo en la mano

    ResponElimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...