dimarts, 25 de novembre de 2014

Al borde de la locura estudiantil

Ayer entregué un trabajo, para el viernes tengo otro, además de presentarme a un examen para el que sinceramente pienso que no estoy preparada. Espero que pronto me toque la asignatura de psicofarmacología porque tengo la sensación de que un buen conocimiento de las sustancias podría ayudarme a mantener la mente activa, ahora mismo no lo está.


El otro día, sin ir más lejos, le dije a mi adorado y amado marido que su problema de sordera residía en su córtex. Se me va la olla (aunque igual sí, no lo descarto, según el otorrino, no un problema de oído).


¡Ojalá!

Ya no sé qué es real y qué son apuntes. Suerte que mi trabajo está muy relacionado con todo esto o empezarían a sospechar de mí, de momento, disimulo y me funciona. ¿Algún remedio casero para no volverme loca?

7 comentaris:

  1. Bueno, desde luego no se puede negar que estás haciendo transferencia del aprendizaje, díselo a tus profes e igual te sirve para subir algún puntillo jajaja
    Un besazo!

    ResponElimina
  2. Ji! Creo que el único remedio es tener paciencia. Las vacaciones están a la vuelta de la esquina...

    ResponElimina
  3. se supone que los locos nunca reconocen que lo están... ;) tú aplica tus conocimientos a la vida cotidiana, es el mejor campo de prácticas de la psicología!

    ResponElimina
  4. Jajajaja... Piensa en las vacaciones de Navidad... a no ser que tengas que estudiar para los exámenes de Enero, entonces no, entonces no pienses en nada :P jajajaj xD

    Un beso!!

    ResponElimina
  5. No estoy yo como para dar consejos en ese sentido. Jajajaja. Un besote y mucho ánimo, guapa, que tú puedes!!!

    ResponElimina
  6. Piensa que vaquedando poco que vienen las fiestas de Navidad que ya no queda nada!!besos

    ResponElimina
  7. Volverse loco es la única salvación; no hagas nada por evitarlo, insensata!

    ResponElimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...