dijous, 2 d’abril de 2015

El mes de las dietas

No sé si es cosa mía, pero con la primavera, además de que los jardines estén preciosos y llenos de flores, también ha llegado el boom de las dietas: la tele, Internet... todo está lleno de mensajes en los que estar gordo no es una opción. No me había fijado nunca. Tal vez sea por la expectativa de playa y que el bikini tenga que entrar a toda costa.


Pues bien, a mí no me pilla el toro, casi he llegado a la meta que me propuse, no tengo la misma talla que tenía, pero me siento bien con mi cuerpo que es lo importante, así que me dan ganas de boicotear todos estos mensajes insanos en los que te recomiendan pastillas, dietas milagrosas antinaturales y alimentarte básicamente del aire. 


¿Por qué no harán una ley que prohíba este tipo de publicidad? Es más, que promuevan anuncios en los que prime el cultivo de la mente. Cuidado, que soy la primera que cree que hay que estar bien con uno mismo, pero no esa imagen que nos están vendiendo, a la que mi constitución nunca podrá aspirar, sin pasarse ni agobiarse: mens sana in corpore sano.

4 comentaris:

  1. bueno, yo en cierto modo estoy a dieta autoimpuesta porque hace un par de semanas tuve una gastroenteritis chunguísima que me ha dejado muy traumado. pero no es por ningún imperativo social de tener que estar delgado. estoy de acuerdo contigo, que se vayan a freír espárragos los dietistas y sus curas milagrosas.

    ResponElimina
  2. Justamente mi anuncio pesadillesco de la semana que viene va a ir un poco de esto. Qué cansancio con tener que adelgazar por obligación, oye. Besotes!!!!

    ResponElimina
  3. Pues sí, este bombardeo debería ser ilegal porque al final genera presión, qué leches.
    Me alegro de que estés a gusto con tu cuerpo, debería ser obligatorio (hoy estoy "must" jajaja).
    BESOS!

    ResponElimina
  4. Ainnnssss... las dietas. A mi me afecta, aunque intente pasar. Soy débil.

    ResponElimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...