dilluns, 27 d’abril de 2015

Inadaptada

Ahora que estoy rodeada de tanta juventud me doy cuenta de que forma parte de la madurez ser menos sociable, a ver, que a mí me gusta hablar de chorradas a menudo, pero ya no con cualquiera, hay gente que me cae mal y no intento disimularlo, a no ser que sea mi jefe (hay un límite), porque la época de amistades fingidas se quedó en los 17, cuando pensaba que la red social era lo más importante del mundo. Por supuesto, todavía pienso que es importante, pero en un sentido más práctico y menos de risas falsas.


No sé, creo que va con la edad lo de ser poco funcional. Por ejemplo, quedamos con las de la uni (me da la risa floja con estas expresiones) para hablar de un trabajo, pues deciden quedar en la biblioteca. Les digo que tendremos que hablar y me contestan que pediremos una sala, ¿qué? Llamadme simple, pero yo me refería a un bar, ni siquiera sabía que había salas para hablar en las bibliotecas, igual también dejan fumar y hacen pases de cine. Sospecho que soy una inadaptada, tengo costumbres claras, como tomar algo, a poder ser un bocata, mientras mi mente creativa elabora ideas para el trabajo en grupo. A ver si va a ser un mito esto de que los universitarios se pasan la vida en un bar (pues a buena hora me avisan).

Ojalá hubiera una pócima para hacer trabajos sin esforzarse.

De todos modos, con una de ellas me llevo poco tiempo, no creo que sea una cuestión de edad, igual es más de genes, que mis padres son prácticos hasta en mi fabricación... dicen que llamaron a uno que criaba vacas y le preguntaron la mejor forma de hacer un toro. No debió de explicarse muy bien o era un cachondo, porque salí yo.

7 comentaris:

  1. Yo creo que es más bien cuestión de que una se va volviendo selectiva (afortunadamente).
    BESOS!

    ResponElimina
  2. Jajaja... es que llega un momento en que no te prohíbes cosas: si fulano no te gusta, aire. Yo soy igual en ese sentido. Quizás no inadaptada pero si selectiva, como dice Gadirroja.

    Besotes!

    ResponElimina
  3. en una academia de preparación de oposiciones, el primer día, cuando llegué a clase de los primeros y me senté, sólo con ver el lenguaje corporal y la expresión facial de la gente que iba a entrar, supe que con la gente de ese grupo no iba a encajar bien.

    ResponElimina
  4. de la gente que *iba entrando*, quería decir.

    ResponElimina
  5. A la Biblioteca se va solo, de toda la vida. Para reunirse están los bares, hombre ya. Jajajaja. Besotes!!!!

    ResponElimina
  6. Jajajajaj ¡qué cosas tienes!

    ResponElimina
  7. A las bibliotecas, sólo a coger CD's o pelis; para estudiar, la cama, escuchando música (aunque para épocas de exámenes SIEMPRE había obras en los pisos/edificios anexos... hijosdep...)

    ResponElimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...