dijous, 9 d’abril de 2015

Sensaciones

Hay mascarillas que huelen tan bien que no sabes si ponerlas en la cara o lamerlas, ¿a alguien le pasa lo mismo? Es como la crema labial, a la que por otro lado soy adicta desde que unos curanderos llamados dermatólogos decidieron experimentar con mi cuerpo.

Lo peor de todo es que la mayoría de cremas huelen estupendamente bien, pero llevan una advertencia terrible: no son comestibles. ¿Pues por qué huelen tan bien? Todo el mundo sabe que la fruta nos atrae por su olor y apariencia, eso es ir contra natura.



Solo falta que te digan que no puedes hacer una cosa para desearla todavía más. El dilema reside entre olvidarme de esas fragancias afrodisíacas, o sea, alejar la tentación de mi olfato y boca, o bien pasar de todo, tentar la suerte y si, por pura casualidad, ingiero algo de esa crema, ya veremos qué pasa.

7 comentaris:

  1. No creas que no lo he pensado más de una vez y de dos! jajaja
    Un besazo!

    ResponElimina
  2. Jajaja, qué bueno. A mí me pasa esto sobretodo con las de aroma a fresa. Mmm!! ,)

    ResponElimina
  3. A mi es algo que me choca bastante, ¿es por afán de cabrear al personal?
    Lo curioso es que, precisamente, hay muchos productos que si me recuerdan demasiado a comida, no me gusta llevarlos encima demasiado tiempo. Es un arma de doble filo.
    Besos!

    ResponElimina
  4. Es que hay cosas que huelen tan bien que dan ganas de comerlas. Como he tenido a Forlán pocho, tuve que darle una latita de una especie de bebida con olor a vainilla para que se animara a comer. Olía de vicio y en la lata viene una advertencia de "no apto para consumo humano". Jajajaja. Besotes!!!!

    ResponElimina
  5. las barras de manteca de cacao huelen a chocolate blanco. en general, lo productos para aplicar en los labios, se supone que en dosis muy pequeñas no son tóxicos.

    ResponElimina
  6. Es una tentacion tremenda y a veces un suplicio no comersela!!!besos

    ResponElimina
  7. La verdadque si hay cremas que huelen tan bien que da ganas de comersela. A mi me pasa con los jabones artesanales de glicerinas, son tam bonitos que parecen chuches y dan ganas de comerselos. Mmmmm

    ResponElimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...