dissabte, 11 de maig de 2013

Orgullo y prejuicio

Hay cosas que hay que llamarlas por su nombre: hay hombres que sienten orgullo de barriga, se pasean dignamente, incluso contoneando ligeramente la panza, se les ve muy felices y eso me roba una sonrisa; para mí, el equivalente en mujer son las pechugonas, que exhiben un gran escote, sin ningún tipo de rubor.



No lo digo por prejuicio, todo lo contrario, ya me gustaría a mí poder lucir semejantes atributos. A eso se le llama envidia sana y mundana.



Hay que estar orgulloso de uno mismo y lucir cuerpazo, aunque sea en línea curva. ¡Si es que el estilo buda se lleva!

12 comentaris:

  1. Por desgracia, conozco a poca gente así... :P Y yo no soy una de ellas xD

    Bss

    ResponElimina
  2. Si, pero es difícil... yo también les envidio! Ji!

    ResponElimina
  3. hay gente que está obsesionada con el peso y están hablando siempre de sus dietas. lo cual es un acto de falsa modestia porque esas personas no suelen necesitar dietas ni leches. para tus adentros piensas "pero tía, si tú estás perfecta, según tu manera de pensar yo estoy como una foca entonces".

    ResponElimina
  4. Pues si! Si no estamos orgullosos de nosotros mismos..Mal vamos! besos

    ResponElimina
  5. no tengo demasiada barriga, pero mucho buen comer y muchisima buena vida me ha costado conseguirla como para avergonzarme de ella.

    ResponElimina
  6. Las mujeres no seremos iguales a los hombres hasta que no vayamos por la calle luciendo barriga cervecera, calvos, y pensando que son sexis. Saltos y brincos

    ResponElimina
  7. jajaja estoy super de acuerdo con Ester... hay mucha diferencia...!

    ResponElimina
  8. Dí que sí, cero complejos que hace mucha calor para ir cargando siquiera con ellos jajaja BESOS!

    ResponElimina
  9. Buf, jamás me ha gustado lucir "pechuga" y sólo diré que hasta mi talla 90 me parece "demasiado" por lo que uso muchas veces sujetador con efecto reductor. Esos hombres barrigones que se creen sexys deberían poder leer mi pensamiento. Bueno,no,no deberían; tampoco es cosa de que terminen con la autoestima por los suelos ni en el calabozo por intento de asesinato.
    Bss!

    ResponElimina
  10. Pues tienes razón! Pero no dejo de reconocer que a veces es difícil olvidarse de la grasilla acumulada por ahí... ;)

    ResponElimina
  11. Jajajaja, qué post tan bueno!! Y en plena operación bikini! Es que contigo me parto! Muak! ;-D

    ResponElimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...