diumenge, 5 de maig de 2013

Prefijando deseos

Últimamente he ido algo ajetreada, mi mundo ha dado un giro completo y tengo que poneros al día. El roncador y yo seguimos indefiniéndonos, a pesar de ello, nos compramos una casa los dos, juntos y, de momento, revueltos. Nuestro primer acercamiento a la casa lo llamamos propropietarios, porque éramos potenciales, pero no muy fiables.


No hay boda, que algunos ya estaréis pensando en ello, hay un compromiso mucho más seguro y a largo plazo: la hipoteca de nuestra nueva casa. Ahora mismo somos prepropietarios y, si no pasa nada con el banco, no nos declaran insolventes o desgracias varias, me proclamo mujer feliz. Ahí está claro que no podemos usar otro prefijo que no sea pre: cada vez estamos más cerca y casi se ha hecho realidad, nos han dejado tocar las llaves, pero hemos tenido que devolverlas hasta que el señor notario (hombre supermegarrico que se gana la vida poniendo firmas, concretamente la suya) nos convoque definitivamente.



Eso sí, el anillo de diamantes también sería una apuesta segura (por si alguien lo lee), pero nuestra cuenta está tiritando y el robo lo descartamos unas entradas atrás. Así que está claro, en posventa no podremos irnos de vacaciones, pero vamos a explorar todos los rincones de nuestra nueva casa. Y, por supuesto, como no nos llega el dinero para nada, nuestro primer autorregalo será un llavero infrabarato que encontremos en los chinos.

16 comentaris:

  1. Es una apuesta arriesgada, espero que os salga bien ;)

    ResponElimina
  2. Desde luego que la hipoteca, ahora mismo, une más que cualquier anillo jajaja
    BESOS!

    ResponElimina
  3. Suerte en la nueva aventura, porque es una aventura, pero es de las salen bien ya lo verás. Unos abrazos

    ResponElimina
  4. Felicidades por ese par de prefijos... la hipoteca, eso si que es un lazo... ji!

    ResponElimina
  5. Felicidades!! Y este verano a disfrutarla como está mandado!
    Besoss!!

    ResponElimina
  6. muchas suerte en esta nueva etapa, os deseo todo lo mejor. me parece bien que de momento el robo no sea una opción. ;)

    ResponElimina
  7. Mucha suerte con ello! La verdad que hoy en día tener una casa propia es como un sueño, tal y como están las cosas... ¡muchas felicidades! Mi madre lloró el día que por fin le dieron las llaves de la que es hoy su casa xDD

    En fin, que os vaya todo bien ^^ Un besito!

    ResponElimina
  8. Lamento no poder colaborar con tu cuenta, pero la mía también tirita!!! Creo que sí, la hipoteca puede unir más que los papeles del matrimonio.
    En cuanto a pasear por la casa nueva, seguramente lo van a disfrutar de muchas formas (?!?!?!)
    Ahora me resta felicitarlos y desearles muchas felicidades, y que el megarrico ese ponga pronto su firma!!!

    ResponElimina
  9. Enhorabuena , ¿o pre-enhorabuena? No sé, lo que tú prefieras.
    Es un gran paso el tema del piso.
    Besos!

    ResponElimina
  10. Pues adelante arriesgada aventurera, a pesar de que hayas hecho sordos oídos a los consejos de un propietario viejo, te deseo que alcances la más alta felicidad con tus llaves de la mano, un beso espeso que cubra alguna de tus ventanas cual sí de una cortina se tratará...

    ResponElimina
  11. Me alegro de que ya casi casi tengas tu casa. Yo todavía estoy en proceso, ni pre, ni nada, porque no me fío ni del promotor ni del banco... que son todos unos chorizos! Veremos si antes del verano consigo algo o me veo de alquiler hasta que me jubile. Ánimo y suerte!
    Besos

    ResponElimina
  12. Jajajaj, pues si la hipoteca es todo un compromiso! besos

    ResponElimina
  13. Enhorabuena! Yo creo que ahora sí que estáis definidos, jeje.
    Besos!

    ResponElimina
  14. Todo pre llevará a un post jajaja. Así que sigue así, hacia adelante y feliz! ;)

    ResponElimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...