dimecres, 8 d’octubre de 2014

A raya

Estoy a régimen, ya os lo había contado. Nunca había hecho una dieta antes así que me imaginé que me costaría muchísimo, sobre todo porque no soy nada metódica ni constante. Ahí estoy, con unas ganas terribles de comer un coulant, pero volver a mi antigua talla de momento gana la batalla.


La dietista me ha puesto a raya, me dijo que se acabó lo de vivir de rentas y pasar de todo, es una mujer cruel. Lo que peor llevo es el aburrimiento, no tiene nada de apasionante comer lechuga y verdura todo el día, ya no sé cómo ser creativa con la comida.


Y básicamente, por el mundo corren mujeres a las que tendría que devorarles alguna infección vírica porque se pasan el día comiendo chocolate a mi vera y eso no se hace. Hay que respetar a las que regimeneamos. Esta mañana, una monísima chica se ha comido un cruasán de chocolate a mi lado en el metro, me han dado ganas de decirle que antes era como ella y que de aquí a unos años tendrá el culo grande, que se solidarice un poco, pero me he reprimido, no sabía si podría controlar el impulso de terminar mi discurso y robarle el cruasán para salir corriendo. No puedo bajar la guardia.

10 comentaris:

  1. No, no bajes la guardia. Estoy contigo. Yo no estoy a dieta pero me estoy cuidando un poco, a ver si este culo disminuye un poco para que quepamos todos en el planeta, y parece que todo el mundo se pone de acuerdo para comer a tu lado.

    Besos.

    ResponElimina
  2. Jajaja Mucho ánimo. Desde luego, entre el trajín que tienes en el día a día y la dieta, te vas a quedar hecha un figurín.
    BESOS!

    ResponElimina
  3. Si es que las dietas son una tortura! Pero ya verás después lo bien que te quedas. Yo tengo suerte, aunque vivo a dieta, el dulce no me tienta. Otra cosa son las palomitas, el queso.... deberían inventar una pastillita milagrosa, para adelgazar sin sufrir.
    Besos

    ResponElimina
  4. Un poco de dieta y hacer ejercicio. Esa es la clave

    ResponElimina
  5. Es que la palabra dieta ya te condiciona de por sí a ver a tu alrededor a gente comiendo cualquier guarrada deliciosa...yo que tú le hubiera quitado el croissant y me hubiera dado a la fuga...la carrera lo compensa, no?? jejeje :P

    ResponElimina
  6. jaja, seguro que estás estupenda! lo de las dietas lo encuentro demasiado metódico para mi manera de ser, prefiero dar caminatas a lo bestia para quemar calorías.

    ResponElimina
  7. Cuélgate un cartel que diga: Tened piedad de mí, estoy haciendo régimen.

    ResponElimina
  8. Jajajajaja. Ver a alguien comer cosas ricas cuando estás a régimen es la peor de las torturas. Besitos bajos en calorías.

    ResponElimina
  9. Eso digo yo... con el trajín que tienes te vas a quedar figurín... juas!

    ResponElimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...