dimecres, 1 d’octubre de 2014

Normas básicas para sobrevivir a Ses

El roncador siempre recuerda con sorna cómo lo marqué desde el primer día, sobre todo cuando le dije que a mí, mientras como, no me gusta hablar ni que me hablen. Es que es lógico, estoy comiendo, para qué tanta conversación si lo que quiero es masticar.


Soy maniática, pero fácil de entender, por lo básica que soy. Tengo dos momentos álgidos, como los niños, si tengo hambre y sueño, está claro que me voy a poner de mala leche. No parece que lo comprenda demasiado bien después de tantos años, pero tiene claro que si se dan estas dos características, mejor que no me incordie demasiado.


Finalmente, recién levantada. No puedo soportar que me hablen, es algo con lo que no puedo lidiar, es como si mi cerebro necesitara un momento de calma en el que centrarse. A él le pasa lo contrario, es el momento de más actividad cerebral: canta, habla, baila, no se está quieto... Algún día, y en contra de mis voluntad, va a ser mi subconsciente, lo van a encontrar atado a una silla y amordazado

11 comentaris:

  1. Jajaja A mi me pasa igual recién levantada, yo creo que a la mayoría de la humanidad. En este caso, la excepción es el roncador.
    Un besazo!

    ResponElimina
  2. Ya se sabe que los opuestos se atraen... y mucho! A mi tampoco me gusta demasiado que me molesten recién levantada. Puedo soportar el hambre, pero si tengo sueño me pongo de una mala leche....
    Besos

    ResponElimina
  3. también suele ocurrir que todo el mundo se empeña en hablarte cuando te pones a leer un libro o a escuchar algo en la radio con los auriculares. ;)

    ResponElimina
  4. Jaja marido es igual por las mañanas! Claro que yo soy bastante soportable recién levantada también jeje.
    Antes era como tú. Ciántas trifulcas me trajo esto con mi madre!!
    Muaks

    ResponElimina
  5. Jajajajaja. A mí no me importa hablar recién levantada pero no me hago responsable de las incoherencias que pueda decir. Jajajaja. Besotes!!!

    ResponElimina
  6. Yo soy como tú. Levantada por la mañana no sirvo para nada... Y si tengo dolor de espalda, ni por la mañana, ni por la tarde, ni ná!

    ResponElimina
  7. Me pasa igual... hasta que mis necesidades básicas no están cubiertas y en funcionamiento soy un vegetal... ji!

    ResponElimina
  8. Jajajajaja es que sin comer no somos ni persona ni ná :D

    20+3

    ResponElimina
  9. Me encanta el post!!
    Ven a ver mi nuevo post: THE RED ONE
    http://peaceinmyshoes.blogspot.com.es

    ResponElimina
  10. Pero... creo que eso es lo normal, ¿no?

    ResponElimina
  11. El Roncador es un gran hombre. Parcela en el cielo seguro

    ResponElimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...