diumenge, 12 d’octubre de 2014

Quedarse roque (pasando del modismo)

Esta semana vino una especialista del sueño a hacernos una charla, fue muy interesante, aunque volví a darme cuenta de que mis compañeros son más jóvenes y, por tanto, tienen intereses muy distintos a los míos. Mientras a ellos les inquieta qué soñamos a mí me preocupan cosas como la apnea del sueño, los ronquidos o cómo tener más calidad de sueño. Son interesantísimos todos los trastornos del sueño, desde el sonambulismo hasta los que hablan en sueños.


En cierto modo, no me sorprende tanto, siempre he sido más pragmática que la mayoría y si a eso le suma que voy haciéndome mayor... A mí me encanta dormir, de pequeña tenía mucho insomnio y era terrible, sobre todo porque además del cansancio tenía que soportar las migrañas. Eso quedó resuelto con mi pastillita de antihistamínico. Me la recetan para otra cosa, pero qué bien se duerme con eso. El roncador se tomó un día una porque no encontraba las suyas de la alergia y se quedó roqueSospecho que si algún día me la quitan descubriré que soy adicta, porque no quiero volver al insomnio. 


Hubo una cosa que me sorprendió muchísimo. El único sentido que no descansa durante la noche es el oído, con razón me despierto tan a menudo, si es el único sentido que me funciona al 120% (bueno, y el olfato), que puedo oír un alfiler caer. No entiendo por qué el cuerpo, que es tan sabio, no deja que descansemos el oído, ¿será porque tengo la sensación de que el 90% de la población está algo sorda? Aprecio muchísimo el silencio, sé que no le ocurre a todo el mundo.

7 comentaris:

  1. Ahora mismo se han ido mis niñas con su abuelo y no te imaginas cuanto disfruto el silencio!! jajaja Tengo abiertas las ventanas (un domingo en este pueblo no se siente nada a esta hora) y oigo las cortinas mecerse...qué placer.
    Siempre me parecieron interesantísimos los trastornos del sueño, por cierto :)
    BESOS!

    ResponElimina
  2. ahora que lo dices, no sé de dónde vendrá la expresión 'quedarse roque'. en realidad, Roque es un nombre de pila masculino...
    teniendo al lado a una persona que ronca muy fuerte se hace difícil conciliar el sueño, doy fe.
    lo del sonambulismo lo aprendí a través de los tebeos de bruguera, pero no he conocido ningún caso real...

    ResponElimina
  3. Yo también adoro el silencio. Es de lo más reconfortante. Un besote!!!

    ResponElimina
  4. Cuando quiero liberarme de un gran momento de estrés lo mejor es la combinación silencio + oscuridad. No te digo más que una vez que casi me da un ataque en el trabajo, me encerré el el váter con la luz apagada hasta que se me pasó

    ResponElimina
  5. Por suerte, nunca he tenido insomnio (y cruzo los dedos para que eso no cambie nunca!). Hostia, yo tomo antihistamínicos para la alergia, pero no recuerdo que me den sueño. Me fascina el tema de los sueños. Una vez un amigo me definió como 'profesional del sueño'; ya me puedes poner una bomba atómica al lado, que ni me entero...

    ResponElimina
  6. Yo soy de las que no oyen una bomba atómica con lo que mucho menos el alfiler jejeje eso sí, algún que otro paseo me he dado por la casa y me pego charlas casi a diario :D dormida, me refiero jeje

    ResponElimina
  7. Pues supongo que no descansa nuestro oído por supervivencia... ¡esa capacidad nos habrá salvado la vida en bastantes ocasiones durante la evolución!
    Yo también me despierto con un alfiler y suelo tener 2 días de insomnio a la semana: me vienen genial porque aprovecho para leer... ji!

    Besotes!

    ResponElimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...