diumenge, 26 d’octubre de 2014

Las cuentas del Gran Capitán

Mi marido es hombre cariñoso, bondadoso y paciente, no tengo ninguna queja; aunque en lo de la economía familiar es feliz como una perdiz. Por fortuna, me deja a mí esos menesteres que, como buena mujer catalana, se me dan de fábula.


Yo soy más como Fernando el Católico: dicen que era un hombre receloso, con cierta inclinación al control de gastos. Una vez le pidió a uno de sus hombres, al que llamaban El Gran Capitán, las cuentas detalladas de los gastos durante las campañas de Italia, en las que se conquistó Nápoles. El otro, que se ve que tenía un sentido del humor peculiar, no dudó en poner en su lista cosas tan descabelladas como picos, palas, guantes perfumados... Pues eso, que al roncador ya le pegan Las cuentas del Gran Capitán.


Bueno, podríamos hacerla extensible a otros tantos... porque mi marido es por despistado y porque sabe que me tiene a mí, que otros tienen las cuentas menos claras, gastos desorbitados y arbitrarios, y aquí no pasa nada (no hace falta decir nombres, ¿no?).

6 comentaris:

  1. En mi casa es al revés. Yo no soy gastosa pero las cuentas y los papeleos no me gustan nada de nada. Si no me quedara más remedio, obviamente los organizaría yo, pero como tengo al Gran Capitán Roncador...no me preocupo jajaja
    BESOS!

    ResponElimina
  2. ses, ya te echaba de menos! en las cuentas hay que contemplar todos los gastos, eso quienes tienen un negocio lo saben muy bien...

    ResponElimina
  3. Pues en mi casa también es al revés: es mi chico el que adora el excell y tener los gastos detallados hasta 2017 (como buen ingeniero)... jajaja...

    Besotes!

    ResponElimina
  4. Yo soy un desastre para las finanzas... Nunca he dejado de pagar una factura por darme un capricho. Primero las obligaciones pero no soy nada ahorradora. Un besote!!!

    ResponElimina
  5. Las cuentas de las tarjetas negras han dejado en pañales a las del Gran Capitán ¡qué sinvergüenzas!.

    ResponElimina
  6. uy! yo con todo esto soy súper despreocupado. Acumulo sobres de facturas que ni abro, no te sé decir lo que gasto en agua, luz o gas (de hecho, no te sé ni decir cada cuantos meses llega la factura)... y mira que cuando me independicé hasta me compré una libreta para ir controlando gastos, pero se me pasó la tontería pronto...

    ResponElimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...